Cuando rompió con Jack Nicholson, creyó que nunca podría sentir tanto dolor. Se equivocaba; años más tarde La larga enfermedad y la muerte de su esposo, el escultor Robert Graham, casi la destruyen. Ahora, tres años después, ha retomado las riendas de su vida y de su carrera. La hija de John Huston regresa con una película que intenta tomarse el cáncer con naturalidad. Como ella misma. Por Chrissy Iley / fotografía de Michael Caulfield

Quedamos en el hotel Shutters on the Beach de Santa Mónica, en Los Ángeles. Hemos pedido ensalada de langosta y vino blanco inaudito a la hora de comer en California, pero es que Anjelica Huston nunca ha sido una mujer de convencionalismos. Sus ojos marrones atraviesan a uno con la mirada. Su voz grave y quebrada recuerda el ronroneo de un gato fumador y bebedor de burbon. Tiene buen aspecto, aunque quizá ya no es tan vampiresa como antes. Huele al exótico perfume que siempre usa. Mille, de Jean Patou. Sin embargo, su presencia destila tristeza. Hace dos años y medio su marido durante 16 años, el escultor Robert Graham, falleció tras sufrir durante seis meses una extraña enfermedad. Perder al hombre que tanto quiso fue duro. Anjelica Huston habla de la muerte con una naturalidad desconcertante y pronuncia la palabra “viuda” con un patetismo que produce escalofríos.Jack Nicholson, su amor durante casi dos décadas, confesó cuando rompieron que se sintió emocionalmente aniquilado por la separación. Creo que he cometido un error admitió Nicholson, pero no quiero enmendarlo; prefiero asumirlo . Ella opina ahora que no se puede dar marcha atrás en el tiempo, siempre hay que seguir hacia delante. Sigo hablando con Jack. No todos los días, pero mantenemos el contacto. Es una relación bonita, madura . Pero fue usted capaz de aniquilarlo , le subrayo. Sobre todo cuando se merecen que se los aniquile , responde Huston, esbozando una pequeña sonrisa.La actriz desdeña aquella pasión; la intensa incertidumbre que vivía en aquella relación, donde la infidelidad no significaba necesariamente traición, aunque reconoce que le habría gustado gozar de una lealtad más profunda. Huston mantuvo una relación esporádica con Ryan ONeal y diversos encuentros durante su romance de 16 años con Nicholson, pero cuando él dejó embarazada a Rebecca Broussard ya no hubo vuelta atrás. Huston llevaba tiempo buscando un bebé. Recuerda las fotos de Nicholson y su novia con el recién nacido en las revistas. Fue demasiado público.El amor de su vida, sin embargo, fue Graham. Me cuenta lo difícil que resultó todo cuando enfermó, que no era capaz de pensar ni de hacer otra cosa que cuidarlo. Me resultaba imposible trabajar. Curiosamente, no me salió nada en aquella época. Tuve muy pocas ofertas. Quizá la gente sabía por lo que estaba pasando o el destino hizo que tuviera la suerte de contar con tiempo suficiente para entregarme al completo . Curiosamente, acaba de rodar una comedia sobre el cáncer, 50/50 [en España se estrena el 30 de septiembre]. Por eso le pregunto. ¿No le resultó duro, habiendo vivido tan de cerca una enfermedad grave? . Mi vida siempre se ha visto reflejada en mi trabajo. No sé si es porque soy sensible a esas coincidencias o por pura casualidad .Creció en Galway (Irlanda) en un caserón laberíntico llamado St. Clerans Manor House. Su padre adoraba ese país, cazar, la libertad , y odiaba el macartismo y el control. Ella ha heredado su amor por Irlanda. Lleva el país en el corazón y se emocionó con la última visita de la reina. Pronunció un discurso fabuloso , recuerda.Su padre se deshizo de la casa al morir su madre, ya que a su nueva mujer no le gustaba. Ahora es un hotel. He vuelto un par de veces desde que murió Bob. Fue una experiencia rara, como ser Alicia en la madriguera del conejo. Todo había cambiado, cada puerta que abría daba a una habitación o un baño, y en algunos casos no muy bonitos . ¿Y por qué no lo compra? ¡Ja! Esos sitios son muy caros de mantener. Si tuviera algún pretendiente rico e irlandés, sería fácil. Incluso si fuera gay, se podría solucionar .üAcaba de cumplir 70 años y reconoce haber probado el bótox. Recuerda que poco después su marido le contó una historia muy triste y que no fue capaz de reaccionar facialmente. Se ríe y le invade la melancolía. Hoy, lo más raro de mi vida confiesa es no tener a nadie que me diga lo que no debo hacer. Por eso me apoyo en lo que la gente me ha dicho en el pasado. Tal vez debería salir corriendo y hacer todo lo que yo misma me tenía prohibido. Tras aquel año y medio atendiendo a Robert, yo tenía un aspecto muy cansado y no creo que hacerme un pequeño estiramiento o ponerme un poco de bótox fuera tan mala idea. Ya no soy tan inflexible como antes en esos temas .¿Hay otro hombre en su vida? Sacude la cabeza y se relaja, liberándose de los estragos del dolor. Se reanima. Es curioso. Desde los 15 años siempre he tenido uno o varios novios. Cuesta acostumbrarse. A veces me encuentro sola. Llego a casa después de salir por la noche y me pregunto qué falta. No hay con quién hablar. Noto ese vacío, pero no me siento obligada a llenarlo . Quizá es demasiado pronto. Puede que sí, pero no me importa .Su atracción por los chicos malos y el riesgo se esfumó al casarse con Graham. Tenía 41 años y cree que, a medida que pasan los años, las parejas son reflejo de lo que necesitas en cada momento. Los grandes amores no necesariamente se traducen en grandes matrimonios ni siquiera en grandes amistades. Robert fue bueno conmigo. Por fin había conocido a alguien que me decía lo que iba a hacer y lo cumplía. Estaba decidido a cazarme y fue un genio. Lo logró . Antes de Robert, ella era la cazadora. No es muy agradable ser cazadora , se estremece.La vez anterior que vi a Anjelica, ambos terminamos llorando. Me contó que perder a Nicholson fue como sufrir una muerte en la familia. Una soledad y un abandono terribles. Él era mi familia . Ahora ha perdido a su familia de verdad, su marido. Porque con Graham llegó el amor. ¿Siente su presencia? Poco después de morir sucedió algo. Le pregunté una cosa a su espíritu y obtuve la respuesta de inmediato, de una forma que no puedo explicar. Le siento por todas partes. Si de repente entrara por la puerta, no me sorprendería, aunque por otro lado sé que no va a pasar .¿Es religiosa? A veces. Sobre todo, soy pragmática. Busco respuestas, pero sé que son remotas. Cuanto más buscamos algo, más se nos escapa. Si se persigue a un caballo, no se puede coger nunca. En cuanto a la espiritualidad, creo que lo que uno saca al exterior es lo que atrae de los demás. Ahora aspiro a alcanzar un estado receptivo, amable, donde no haya que estar a la defensiva, donde uno pueda sentirse a gusto en su propia piel .Compartimos una tarta de chocolate con caramelo. Si se quiere postre, ¿para qué pedir fruta? , subraya. Me cuenta que se va a Nueva York a grabar una nueva serie televisiva sobre Broadway, Smash. Se ha propuesto llenar un vacío, ha tenido muchas ofertas de trabajo. La vida siempre ha funcionado así, no me resulta extraño. Me pregunto si uno es el que escoge el trabajo, o al revés. A veces atraemos cosas más oscuras; otras, perseguimos un arcoíris. Muchas mujeres siguen a un hombre porque piensan que las va a transformar, pero eso no es real. Un hombre no facilita la vida. Si acaso, nos hace capaces de sentir .¿Usted siempre ha estado buscando algo? Por supuesto. En cuanto tenía todo lo que quería, me preguntaba si no había nada más . La actitud de los que la rodean la ha desilusionado a veces. También tras la muerte de su marido. Una cosa muy extraña que me ocurrió en la viudedad y con la que no contaba es que la gente puede ser desagradable. Te recriminan como si no hubieras hecho bastante o les debieras algo. Se supone que van a dar consuelo y sentir lástima, pero son unos jodidos avaros. Eso te permite sacar tu rabia. Y cualquier cosa que te haga posible pasar el duelo, aunque sea la rabia, es eficaz. El dolor te degrada. Al menos, con la rabia, se va. Así que encontrarme en la necesidad de tener que autoprotegerme ha sido bueno . Hinca el tenedor en la tarta. Nadie quiere verte necesitado, sino que seas fuerte como un roble. Al final, uno se endurece. Las mujeres no lo tenemos fácil .üLa escasez de hombres disponibles no la preocupa. Cuando se pierde a la pareja, el sexo es lo de menos. Parece trivial. Miro a los hombres y me pregunto. ¿qué edad tienen?, ¿qué clase de hombre querría a una mujer de mi edad?, ¿alguien canoso con traje a rayas?, ¿quién será?, ¿algún artista en busca de un polvo en la playa?, ¿Rupert Murdoch, Warren Buffett, Donald Trump ? . ¿Hay un modelo de hombre perfecto? , le suelto. Supongo que Jack era el modelo universal .Comentamos la posibilidad de que, tal vez, el modelo perfecto de cada mujer tenga mucho que ver con la figura paterna. Su padre fue un mujeriego que buscó la pasión en cada momento. Jamás pensó en las consecuencias. No sorprende, pues, que Nicholson y su padre se llevaran tan bien. He leído otro libro sobre mi padre. Cada vez que leo una biografía sobre él, está haciendo el amor con alguna mujer distinta. Y pienso. este hombre tiene una vida sexual más activa que yo, y eso que lleva muerto 20 años. Después leo sobre mi pobre madre, esperándolo y aguantando todo aquello. Ese papel no me tienta nada . ¿Pero le ha tentado ese rol alguna vez? , le cuestiono. Creo que estaba abocada a repetir ese modelo. Me atraían los hombres que eran atractivos de puertas para fuera. Un adulador guapo y de voz grave, un mal padre. Ahora lo entiendo. Hay un periodo de gracia en la viudedad. Comprendo perfectamente que algunas se vistan de negro durante varios años para mantenerse alejadas del mundo; no es malo, sino necesario. Cuando se ha cuidado de una persona muy enferma, se ha intentado todo para nada, se ha entregado todo, uno se siente vulnerable y después inseguro. Hace falta tiempo para reconstruirse .En su relación con Graham, jamás se sintió dominada. Pudo ser ella misma y, a la vez, estar con otra persona. No sabría cómo llevar una relación sintiéndome la mitad de alguien. Mis relaciones han sido solo una parte de mi vida. Por eso, ahora puedo seguir siendo yo misma. Ir a Nueva York me da miedo, pero lo haré. ¿Dónde? ¿Con quién estaré? Ni siquiera tengo hijos para tomar esa clase de decisiones. Depende solo de mí. Siempre he asumido riesgos, aunque ya no me subiría de pie a una moto a 120 kilómetros por hora por una autopista italiana. He sido temeraria. Siempre he asumido riesgos emocionales, me he lanzado a lo más hondo .Le pregunto si ya no lo hace. Ahora me lo pienso dos veces antes de arriesgarme . ¿Se arrepiente de algún riesgo que haya tomado? En absoluto. Unas veces era divertido y otras, peligroso. Lo superé a base de muchos poemas de amor . ¿Dónde están ahora? , insisto. Descartados o en la basura . n

Una traición muy dolorosaJack Nicholson y Anjelica Huston vivieron una relación sin ataduras entre 1973 y 1989. Todo acabó cuando ella se enteró por la prensa de que la actriz Rebecca Broussard, 26 años más joven que él, estaba embarazada de Nicholson.ü

El cine en las venasNieta de actor e hija de cineasta, con 18 años ya protagonizó Paseo por el amor y la muerte. Las críticas feroces y la muerte de su madre frenaron su carrera y se hizo modelo. Regresó en 1976, animada por Nicholson.ü

La semilla de John HustonTony y Anjelica, los dos hijos naturales de John Huston. Su madre, Enrica Soma cuarta esposa de John, tuvo otro hijo a quien Huston dio su apellido. Con la tercera, Evelyn Keyes, adoptó antes a un niño mexicano. Pablo.

Una familia de OscarDe John Huston heredó la pasión por vivir con intensidad. En 1985 la dirigió en El honor de los Prizzi y Anjelica ganó un Oscar, el tercero uno de su abuelo Walter y otro de su padre en la familia.

Juntos hasta la muerteTras el desengaño con Nicholson, conoció al escultor Robert Graham y se casaron en 1992. Fueron 16 años de matrimonio hasta su muerte tras una larga enfermedad. Ella estuvo a su lado hasta el final.