Poeta, músico, fotógrafo, pintor y actor. a Viggo Mortensen lo conocemos por personajes tan populares como el de Aragorn, en el señor de los anillos, o el de Alatriste, de pérez-reverte, pero su trayectoria profesional es más intelectual e introspectiva de lo que su fama indica. quizá por eso le va tanto el papel que ahora interpreta. Freud en Un método peligroso y que le puede valer un Óscar. Indagamos en la mente de este actor multifacético y enigmático.

Una de las cosas fascinantes de Viggo Mortensen es su forma de abordar la ambigüedad. La manera en que puede mostrarse cruel y amable al mismo tiempo. La forma en que puede abrazar los extremos del peligro y la empatíaAntes de nuestro encuentro, en Londres, lo veo en la calle, con la cabeza gacha, está hablando por el móvil. Lleva puesta la camiseta de su equipo preferido. el San Lorenzo argentino. Y es que Mortensen creció en Argentina. Los de San Lorenzo son mis héroes. El único grupo de gente que tiene mi apoyo incondicional. Hagan lo que hagan, estará bien , dice con una media sonrisa y toma asiento en uno de los sillones de la biblioteca del hotel. Tiene los ojos penetrantes y amables. Llenos de vida y melancolía. Me desagradan esos tipos que se meten en peleas por el fútbol O por lo que sea. Pero está claro que comparto su pasión . üLOS ORÍGENESEl actor está bebiendo mate. Mortensen creció en Venezuela y Argentina, donde su padre, danés, gestionaba granjas de pollos. Sus padres se divorciaron cuando tenía 11 años. Entonces volvió a Nueva York, su ciudad natal, con su madre, estadounidense, y dos hermanos menores. Más tarde se trasladó a Copenhague, pues sentía la necesidad de explorar sus raíces danesas. Así que Viggo habla con fluidez inglés, español y danés.El actor trabajó en mercados de flores de Copenhague y en bares de Nueva York antes de decidir que quería ser actor. Su primer papel fue en La rosa púrpura de El Cairo, de Woody Allen, pero la secuencia fue desechada en la sala de montaje. Más tarde apareció en Único testigo y como un despiadado oficial de la armada en La teniente ONeill. Empezó a llamar la atención como amante de Gwyneth Paltrow en Un crimen perfecto y se hizo con Aragorn en El señor de los anillos. Su último reto. interpretar a Sigmund Freud. üLOS sentimientos¿Se maneja bien con los sentimientos? No siempre. Cuando surge un conflicto, intento tomar distancia aunque sea durante cinco minutos. Se pueden decir cosas desagradables que después no se olvidan. En momentos así digo cosas hirientes, aunque en el fondo no me las crea, porque si alguien te hiere, el instinto te lleva a herir a la otra persona, a buscar su flanco más débil y hacerle daño de verdad . Y en una discusión, ¿le resulta necesario tener la última palabra? Tan solo si estoy verdaderamente furioso. Y, sobre todo, si tengo la sensación de que la otra persona está siendo injusta conmigo; en esos casos, soy muy capaz de explotar. Pero es mejor mantener la cabeza lo bastante fría como para decir. ¿Te parece que te llame más tarde? Mejor salgo y me voy a dar un paseo. Siempre es mejor esa solución . üSABER DECIR NO A menudo me meto en demasiados embrollos a la vez para intentar agradar a todo el mundo. Y en esos casos, si uno no se anda con cuidado, sale malparado y muy quemado. Y al final termina por decir cosas de las que más tarde se arrepiente. Cuando estuve en Nueva Zelanda, durante el rodaje de El señor de los anillos, me quedé con una frase que la gente solía decir. Cada cosa, en su momento, para que cada cosa al final salga bien. He intentado cambiar esa costumbre mía de hacerlo todo a la vez . Siempre viene bien decirse a uno mismo. Voy a cancelar esta cita que tengo porque estoy en mitad de un libro muy bueno o Estoy con un amigo que necesita hablar de sus problemas, así que voy a quedarme con él un rato más. En ocasiones he asumido demasiadas cargas, y uno no puede hacer bien varias cosas al mismo tiempo . üLA INFANCIA Y LA MUERTEViggo fue un niño raro. Desde que tengo uso de razón, he sido consciente de que estamos en este mundo por un periodo limitado. No es que le tuviese miedo a la muerte exactamente, pero la fugacidad de la vida me fastidiaba. Me parecía injusta. en el mundo hay tantas cosas que hacer, tantas aventuras que disfrutar Cuando uno es adulto, se da cuenta de que nunca va a poder leer todos los buenos libros que se han escrito ni viajar a todos esos lugares que quiere ver. Es imposible. La conciencia de la mortalidad ya no me fastidia en absoluto; simplemente la tengo asumida. La vida es corta, y la línea que la separa de la muerte es muy fina, la verdad .Le digo que me gustan sus poemas; son emotivos, descarnados y hablan de relaciones personales, la crueldad y el anhelo. No se toma el elogio con mucho entusiasmo y prefiere cambiar de tema. Me pregunto de dónde procede este afán suyo de complacer a todo el mundo, de hacerlo todo, de gozar de todas las sensaciones. Es inusual que de niño fuese tan consciente de su mortalidad. No sé bien por qué pensaba de esa forma, pero lo hacía, hasta el punto de que, siendo un niño pequeño, un día llegué a preguntar en voz alta. ¿Y quién ha tenido esa idea? ¿Por qué no puedo establecer yo cuánto tiempo quiero vivir?. Pero está claro que no es así como funcionan las cosas, y eso es lo que hace que la vida sea especial. Pensemos en los momentos compartidos con una persona con la que te llevas muy bien. En las cosas hermosas que has visto. un cambio de luz, un amanecer, una puesta de Sol. En las cosas que quizá nunca más vas a volver a ver. Son instantes únicos. Si vas por el bosque y ves un oso, no te vas indiferente pensando que ya verás otro oso otro día. Te quedas inmóvil y lo miras, fascinado . üLA FELICIDAD¿Qué otras cosas le hacen feliz? Estar al aire libre, ya sea en un desierto, en el mar o en el bosque. Me gustan los elementos, y ya puede hacer el tiempo que sea que yo disfruto del momento aunque no esté haciendo nada. Sobre todo si no estoy haciendo nada en absoluto. La naturaleza me sirve de inspiración. Si estoy pasando por una mala racha en la vida y salgo a dar un paseo, esa simple excursión me sirve de mucho y en cierta forma me libera de los problemas, porque de pronto me encuentro en el aquí y el ahora. No sé si me explico . Viggo hace una pausa, a fin de precisar. Pensamos demasiado. Demasiadas distracciones y responsabilidades que no tienen nada que ver con el aquí y el ahora .üLA PATERNIDADEl actor tiene un hijo, de 18 años, al que está muy unido. Nunca se han dado conflictos serios de verdad entre él y yo. Somos amigos . También sigue siendo amigo de su exmujer y la madre de su hijo, la cantante punk Exene Cervenka. Las cosas salieron bien. Henry siempre tuvo claro que, pasara lo que pasara, los dos lo queríamos e íbamos a cuidar de él, y lo único que a nosotros nos importaba era que fuese feliz. Ni ella ni yo tratamos de imponerle nuestra voluntad. Intentamos darle buenos ejemplos, eso sí, pero está claro que Henry tiene su propia personalidad y grandes aptitudes para desarrollar distintas actividades. es buen escritor y músico, pero también es bueno en matemáticas y ciencia . üEL AMORSus poemas revelan que Mortensen sabe bien lo que es vivir relaciones intensas. Lo que a mí me gusta es que las dos personas sientan el mismo amor con la misma fuerza. Aunque eso rara vez sucede. Pero, cuando ocurre, es increíble. Uno siente como si el sol de pronto atravesara las nubes, pero no hay que olvidar que se trata de un proceso en evolución. Tan pronto como las cosas van bien, uno se dice que ya está, que ambos han dado con la solución a todos los problemas. Pero las cosas no van a seguir así para siempre. Esa persona a la que tanto quieres y que tan bien te comprende al día siguiente dice algo inesperado, y tú de pronto piensas que en realidad no te conoce en absoluto . ¿Es eso lo más importante para usted. que la otra persona lo conozca plenamente? Soy prudente, pero cuando el vínculo personal es muy fuerte soy honesto, por arriesgado que resulte, y quiero que esa persona sea honesta conmigo .üEL perdón¿Es capaz de perdonar? Puedo perdonar ciertas cosas que me han hecho o dicho, pero luego no puedo seguir relacionándome con esa persona. Soy capaz de perdonar, pero pierdo la confianza. Hay cosas que no tienen vuelta de hoja. Te dicen algo que te hiere, y esas palabras luego permanecen. A todo el mundo le pasa en la vida . n

Freud y Jung. Una amistad al rojo vivo Por Gloria Otero

Jung y Freud se encontraron por primera vez un mes de febrero en 1907. El psiquiatra suizo tenía 31 años, trabajaba en una prestigiosa clínica de Zúrich y admiraba al autor de La interpretación de los sueños, que a sus 50 años seguía siendo persona non grata para el mundo académico. Se habían intercambiado textos. Coincidían en su interés por los mecanismos de la neurosis Eran la pareja padre-hijo ideal que, por distintos motivos, ambos ansiaban. Freud invitó a Jung a su casa en Viena. La fascinación entre el judío agnóstico y el espiritual hijo de un pastor protestante quedó patente en su primera conversación. duró 13 horas. Y su apasionada colaboración, seis años que acabarían abruptamente. Tras su encuentro en Viena, Freud le escribió. Mi querido Jung, prométame que nunca desechará la teoría sexual. Es lo más importante de todo. Debemos hacer de ello un dogma inexpugnable contra la negra avalancha del ocultismo . Pero la libido, teórica y práctica, sería la clave de su ruptura. ¿Mantenía Freud relaciones con su cuñada, como afirma Jung que esta le dijo, o fue un rumor para perjudicarlo? Yo lo consideraba una personalidad superior en la que proyectaba la imagen del padre ideal escribió Jung. Ante este triángulo amoroso no podía aceptar ya la autoridad de Freud . Este, por su parte, se enteró de que su intachable amigo, ya casado, fue amante durante cinco años de una joven paciente suya, Sabina Spielrein. Aunque las divergencias crecen, Freud habla de Jung como su sucesor. Viajan tres meses a EE.UU. para divulgar el psicoanálisis. Es el punto álgido de su intimidad. Se cuentan mutuamente los sueños. Pero de conferencia en conferencia las diferencias se agrandan. Un vienés arrogante, amargado y materialista, según Jung, choca con un suizo entregado al sociologismo y la mística, según Freud. Su último encuentro fue en Múnich, en un congreso psicoanalítico, donde Jung daba una conferencia. Freud se desmaya y Jung, que era alto y fuerte, lo tumbó en un sofá. Así, tan físicamente, quedó demostrada su rivalidad. Poco después, sendas cartas la sellaron. Propongo que abandonemos nuestras relaciones personales enteramente , escribe Freud. Accedo a su deseo de abandonar nuestra amistad, pero nunca tiraré la mía con su persona , le responde Jung.

En la vida real Jung y Freud, abajo en Estados Unidos en 1909, mantuvieron una estrecha relación personal y profesional, a pesar de llevarse 20 años.

y en la gran pantallaViggo Mortensen y Michael Fassbender, que interpreta a Carl Jung. El reparto lo completa la actriz inglesa Keira Knightley

Viggo y el psicoanálisis

Como no podía ser de otra forma, habiendo vivido en Argentina, Viggo Mortensen ha pasado por el psicoanalista. Fue hace 20 años en Buenos Aires. El psicoanálisis es allí un tema de conversación habitual, y si por casualidad tú no has ido a terapia, alguien de tu familia es terapeuta. Fui durante un corto periodo de tiempo y resultó algo parecido a lo que hubiera sido con Freud. Básicamente es alguien que te escucha . Mortensen considera que es muy liberador poder hablar con una persona con la que no tienes implicación emocional y que, precisamente, eso es una de las grandes aportaciones del psicoanálisis. En cuanto a la rivalidad de Freud y Jung, sobre la que gira la película, asegura que en realidad no eran tan distintos. Jung dijo. Vamos a curar a la gente. Y Freud. No vamos a curarlos, pero al menos van a tener conciencia de lo que son y de lo que les pasa, y así luego podrán actuar en consecuencia. Ambos intentaban hacer que la gente fuera consciente de lo que sentía . Pero, sobre todo, defiende el valor de escuchar. En cualquier relación afectiva, sea de padre e hijo, de amigos o entre adultos, escuchar es una cura del amor .

Con una española

Aunque discreto con su vida, Viggo Mortensen se muestra en público muy enamorado de la actriz española Ariadna Gil, su pareja desde 2009. Me gusta que las dos personas sientan el amor con la misma fuerza .