Mamen Sánchez (Madrid, 1973) es directora adjunta de la revista
‘¡Hola!’ y nieta de sus fundadores. Casada, cinco hijos. Debutó con
‘Gafas de sol para días de lluvia’. Nos gustó mucho y la llamamos para
ficharla , recuerda Ana Rosa Semprún, editora de Espasa y exdirectora de
la revista ‘Marie Claire’. Nos invitó a merendar. Nos preparó un té
sensacional. Charlamos. Nos hizo reír. Fue un flechazo . Su tercera
novela, ‘Agua del limonero’, llegó a la lista de los diez libros de
ficción más vendidos en la primavera de 2010.

XLSemanal. Ha comparado usted su última novela, Juego de damas, con una paella

Mamen Sánchez. [Ríe]. ¡Es que tiene de todo! Romanticismo, intriga, asesinato, arroz y agua Quizá es más bien como el pozole, esa sopa mexicana en la que metes la cuchara y no sabes lo que va a salir.

XL. Por cierto, que sus protagonistas siempre son mujeres.

Mamen. Hay mucho estudio psicológico. Me cuesta más inventar a un varón. Puedo entender mejor cómo puede sentirse una mujer, incluso cuando los personajes no tienen nada que ver conmigo.

Ana Rosa Semprún. Mamen es una gran fabuladora. Las historias le nacen con mucha facilidad.

Mamen. Mis editoras me dan libertad absoluta. Pero siempre están ahí cuando necesito ayuda. A veces, la trama se va enredando. Y se lía tanto que necesitas que alguien te aconseje. Entonces, les pido socorro. Y nos vamos a comer juntas.

Ana. Estás siendo generosa Pero todo buen editor debe saber cómo echarle una mano al autor que se mete en un berenjenal, algo nada infrecuente.

XL. ¿Y le puede decir que algo no le gusta?

Ana. A Mamen, sí porque hay confianza. Todas remamos en la misma dirección. Pero hay autores a los que les molesta.

XL. ¿Qué tal se lleva la presión?

Mamen. Yo soy periodista. Trabajo con mucha presión. Ayer tuvimos un cierre de 19 horas. Entré a las ocho de la mañana y salí a las tres de la madrugada. No paré ni a comer. Fotos que no llegan Y me lo pasé muy bien. Pero si me presionasen para escribir ficción, me agobiaría.

Ana. No hay que presionarla. Mamen es muy cumplidora.

XL. ¿De dónde saca tiempo para escribir?

Mamen. ¡Pues no lo sé! Yo no desconecto nunca. Mi agenda es caótica. la casa, la oficina y lo que se cuece en mi cabeza todo mezclado. Escribo a primera hora del día porque estoy descansada. Los niños se han ido al cole y la casa se queda tranquilita y en silencio. Tengo cinco hijos, imagine. Aprovecho esa hora y media de tranquilidad. Y luego bajo al despacho. Vivo encima de la oficina. Y ya me meto con la revista y todos los problemas del día a día. Pero ese primer ratito es un oasis.

XL. ¿Y le cunde ese ratito?

Ana. ¡Y tanto! Mamen lleva un ritmo de un libro cada año y medio. Y, además, vende un montón.

XL. ¿Qué le gusta leer?

Mamen. Como lectora, me apetecen mucho las novelas escritas por mujeres. Supongo que aquí hay algo de discriminación, aunque no sé si positiva o negativa [ríe].

Ana. El universo femenino es más de novela. Su imaginario se adapta mejor a la ficción. amor, familia, los misterios que esconden las familias Por eso, el género de aventuras, el histórico y el romántico arrasan.

Mamen. No solo leemos más que los hombres, también somos más comunicativas. Solo hay que escuchar una conversación entre amigas. La soltura con la que usamos el estilo directo. ¡Si hasta imitamos la voz!

Ana. Las mujeres son una parte muy importante del target de una novela.

XL. ¿Por eso hay tantas mujeres editoras en España?

Ana. No solo en España, sino en el mundo. Vas a una feria como Fráncfort y existe una proporción abrumadora de mujeres, tanto editoras como agentes. El mercado lo demanda. Y una editora conecta mejor con esa sensibilidad.

XL. Una perfecta desconocida hasta hace poco, E. L. James, arrasa gracias al formato ebook y ha sido incluida entre las cien personalidades más influyentes del mundo por la revista Time.

Mamen. A mí me intriga esa influencia. ¿Qué ideas transmites? Tengo hijos adolescentes y me da un poco de miedo. ¿Qué habrá aprendido mi hija leyendo Los juegos del hambre? ¿Cómo habrá influido Crepúsculo en la generación que ha leído la saga? La autora es muy religiosa y seguro que hay valores que plasma sin proponérselo. El chico vampiro que se esfuerza por no hacer daño a Bella

XL. ¿Y qué valores transmite usted en sus libros?

Mamen. ¡Uf! Dalí decía. No analice mi cuadro, yo lo he pintado y no tengo ni idea de lo que significa . No es algo que te plantees cuando escribes. Déjeme pensar Quizá el valor del esfuerzo. Nadie te regala nada. ¿Pero qué estás dispuesto a sacrificar para conseguir lo que quieres?