Tiempo de preparación. 20 minutos

Ingredientes. nPara los higos, una docena de higos de unos 30 g, 125 g de nata, 30 g de miel, 125 g de pulpa de higo y galletas tipo María (la cantidad que cada uno quiera). Para el chantillí de piña, 250 g de pulpa de piña triturada y 500 g de nata semimontada.

Elaboración. De los higos, se cortan por la parte superior y se vacían para obtener los 125 g de pulpa que necesitaremos para elaborar esta receta. Se semimonta la nata y se le añade la miel. Se mezcla bien y se mete a refrescar en la nevera durante un par de horas como mínimo. Transcurridas, se agrega la pulpa de higo y se rellena cada higo con esta mezcla. Aparte se pican las galletas, de forma que queden muy desmenuzadas, se ponen por encima de la mezcla y se tapan con la parte superior del higo a modo de sombrero. Si no se van a comer enseguida, se guardan en la nevera a una temperatura no muy fría.Del chantillí de piña, se pasa por la batidora la piña hasta que esté bien triturada. Se mezclan cuidadosamente la nata y la pulpa de piña y, si fuera necesario, se añade. Se deja enfriar.

Acabado y presentación. se pone, en el plato o bandeja donde se vayan a servir, una cama con el chantillí de piña y sobre él los higos rellenos.

Paso a paso

1.Se corta la parte superior de los higos y se vacían de pulpa.

2.Se semimonta la nata, se añade la miel, se refresca y se mezcla con la pulpa.

3.Se tritura la piña y, aparte, se rellenan los higos con la mezcla anterior.

4. se junta la piña con la nata y se sirve este chantillí en el fondo del plato.

Mis trucos

Los higos son muy perecederos, así que, cuando son frescos, deben comerse en el día, cocerse o refrigerarse. Para evitar servirlos o cocinarlos estropeados, se cortan por la mitad para examinar su interior.

El vino Mont Marçal

Crianza 2009

El equilibrio es una de las virtudes principales de este tinto de media crianza acogido a la D. O. Penedés y elaborado a partes iguales con cepas de merlot y cabernet-sauvignon, vinificadas por separado. Resulta buen compañero de platos con carne, asados, quesos, embutidos y muchos tipos de guisos, por su sabor afrutado sobre un fondo especiado propio de la crianza de ocho meses en roble americano. En nariz sobresalen los frutos rojos sobre aromas de la madera de tres años de edad media, entre los que destacan la vainilla, la canela y la pimienta negra. Sírvase a unos 17 C. Buena relación calidad-precio. Precio aproximado. 8 euros.

JUAN LUIS RECIO