Oído de iPod, codo de móvil, esqueleto de portátil las enfermedades del siglo XXI relacionadas con el mal uso que hacemos de los nuevos dispositivos electrónicos se disparan. prevéngalas a tiempo.

Un 89% de los españoles han sufrido en los últimos 3 años diversas dolencias de espalda o articulaciones por utilizar ordenadores, portátiles y tabletas. Los usuarios pasan, de media, 7,2 horas diarias ante estos dispositivos, la cifra más alta de Europa. Hoy ya se habla incluso de una nueva afección esqueleto de portátil o dolor en la espalda y cervicales por posturas inadecuadas frente al ordenador. También del síndrome de la pantalla o molestias y sequedad ocular, visión borrosa y doble por fijar la vista en las diversas pantallas durante horas. Así, las lesiones por esfuerzos repetitivos, LER (en preocupante aumento), revelan el lado sombrío de las nuevas formas de comunicarnos, trabajar y divertirnos. La Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos destaca la alta prevalencia del síndrome doloroso del codo, o codo de móvil, por la postura en que usamos el teléfono al hablar, provocando una hiperextensión de los nervios del codo que entumece esa articulación y los dedos. Si la dolencia se prolonga, el nervio cubital puede dañarse de modo permanente y requerir cirugía. ¿La solución? Cambiar cada tanto el móvil de mano, reducir la duración de las llamadas o usar un manos libres.Otras afecciones, como el oído de iPod, por oír música a más de 80 decibelios, puede acabar con una gran pérdida de audición (la OMS recomienda 65 decibelios, pero acepta los 80 como límite soportable).

Con unas pocas precauciones afirman en la Sociedad Española de Otorrinolaringología, el uso del iPod es totalmente inofensivo . Esos cuidados incluyen no superar tampoco las 8 horas de uso continuado. ¿El problema? Los reproductores de MP3 alcanzan los 120 y 130 decibelios Los expertos comparan la intensidad a la que los adolescentes escuchan música con el ruido de un motor de avión o el disparo de un arma de fuego.En cuanto a la Blackberry, que requiere de una motricidad fina y rápida con los pulgares, va dañando algunos tendones de la mano. Y a veces los dedos se quedan doblados como un pulgar gatillado. Algunas de estas patologías como el mal del clic afectan al túnel carpiano, nervios de la muñeca y provocan esguinces de dedos, tenosinovitis (inflamación de los tendones de la mano), calcificaciones o epicondilalgias (codo de tenista). La videoconsola, por último, simula los movimientos reales de tal forma que a veces provoca un estrés físico como el de los deportes de verdad (golf, tenis, boxeo, bolos ). Muchas veces el usuario no percibe el esfuerzo y sufre lesiones en dedos, muñecas, codos y hombros por no haber calentado. Se aconseja hacerlo antes y, después, estirar.