Desertor del Ejército sirio. Huyó a Turquía con su familia hace unas semanas. Asegura que el régimen asesina a sus propios heridos y utiliza sus cadáveres para simular atentados.

XLSemanal. La mayoría de los altos oficiales siguen leales al dictador. ¿Por qué?Abdelhamid Zakaria. A muchos les gustaría desertar, pero aguardan el momento. La mayoría vive en residencias del Ejército, sometida a estrictos controles. Nadie puede salir pasadas las diez de la noche. Los teléfonos están pinchados. Los familiares de un desertor son encarcelados o asesinados. XL. ¿Y la tropa?A.Z. Desmoralizada. No disfrutan de permisos en meses. Ven morir a sus camaradas. Tienen miedo. Muchas tripulaciones de blindados combaten con cadenas para que no puedan desertar XL. ¿Dónde está su familia?A.Z. En Turquía, a salvo. XL. ¿Entró en combate?A.Z. Pocas veces. Hace unos meses comandé una compañía sanitaria y participé en una acción de castigo. Entramos en el pueblo por la mañana. Al cabo de diez horas, había más de 100 civiles muertos. Los soldados los llevaron a una hondonada y abrieron fuego desde todas partes. El comandante ordenó colocar a los niños sobre los vehículos blindados, a modo de escudos. En una curva, uno de los niños cayó y el conductor de mi ambulancia no pudo esquivarlo. Pero las crueldades que se practican a la vista de todos no son nada comparadas con las ocurren sin que se sepa. XL. ¿A qué se refiere?A.Z. En el hospital militar de Alepo los sanitarios y enfermeras asesinaban a los heridos durante la noche con inyecciones de calcio, sustancia que provoca una parada cardiaca. O con sobredosis de insulina, que produce un coma hipoglucémico y, como consecuencia, la muerte.XL. ¿Lo vio con sus

propios ojos?A.Z. Sí, cuando estaba de servicio por la noche, cada diez días. En un turno vi a cinco asesinados.XL. ¿No hizo nada?A.Z. Imposible. El que protestara habría sido el siguiente en morir.XL. ¿Por qué habría de asesinar el régimen a sus propios hombres?A.Z. Un soldado herido vuelve a casa y le cuenta a su familia lo que ha visto. Las Fuerzas Armadas pagan su tratamiento, la familia exige compensaciones Un soldado muerto es más barato. Como mártir recibirá una bandera para cubrir su ataúd, y se acabó.XL. ¿A su hospital también llevaban civiles heridos?A.Z. Sí, sobre todo los viernes, tras el rezo principal cuando se disparaba contra la multitud. XL. ¿Qué sucedía con ellos?A.Z. Si se les quería interrogar, eran mantenidos con vida. A los otros se les dejaba que se desangraran. A un activista, un oficial le puso la bota sobre la boca y la nariz y apretó hasta que lo ahogó. Luego gritó. Querías libertad, ¿no? Ya tienes la que te mereces . No consigo olvidar esta escena. XL. ¿Participó todo el personal sanitario en las torturas y los asesinatos?A.Z. No, solo unos cuantos. Todos alauíes. Muchas noches era una diversión. recorrían el hospital, les quitaban el oxígeno a los heridos, aplicaban electrochoques hasta matarlos XL. ¿Cómo se lo explicaban a los familiares?A.Z. Muchos muertos no se entregan a las familias. Miles de cadáveres de hospitales y prisiones se almacenan y se utilizan luego para simular ataques terroristas.XL. Todo esto suena a propaganda de los rebeldes.A.Z. Si se fija en las imágenes de televisión, verá que muchos de esos cuerpos no sangran. Llevan muertos mucho tiempo.XL. Occidente teme que los islamistas tomen el poder A.Z. Por eso os negáis a darnos armas. Al-Asad lo sabe y se beneficia. El mundo es cómplice de lo que pasa en Siria.XL. Con armas se teme un baño de sangre mayor A.Z. Al contrario. Si pudiéramos causar pérdidas serias al Ejército por dos o tres días, todo terminaría en unas semanas.XL. ¿Cómo ve el papel de los observadores de la ONU?A.Z. Solo son útiles para Al-Asad. Le permiten hacer ver que se pliega a las exigencias internacionales. Pero los asesinatos siguen. ¿Por qué la ONU no los retira si ve que Al-Asad no cumple uno solo de los puntos del plan de Kofi Annan?  

Pregunta a bocajarro

¿Asegura que los atentados que sufre el régimen son falsos? Exacto. Es siempre el mismo patrón. La zona se cierra a primera hora. Llegan los vehículos con cadáveres traídos de los hospitales y los distribuyen por el suelo. Se activan los explosivos y al cabo de cinco minutos aparece la televisión y graba a las víctimas.