Entre el sofocante calor y las primeras lluvias, el vaquero se convierte en el rey indiscutible. Y este año lo hace con un nuevo código de estilo, más joven que nunca.

Chaleco de roberto cavalli y sombrero con cinta, de guido toschi garden wear.