Hace 50 años el agente 007 dio el gran salto de su vida. de las novelas de Ian Fleming a las pantallas de cine. 23 películas después (la última a punto de estrenarse) el mito goza de buena salud. Para celebrarlo, una subasta reunirá el próximo 5 de octubre en la sala Christies de Londres algunos de los objetos más codiciados del espía más famoso del mundo.

Y el perro robot me robó la escena Panorama para matar es más recordada por este robot perro espía que por la acartonada interpretación de Roger Moore, su última como 007. El artefacto aparece al final y es clave para truncar los pérfidos planes del malvado de turno, Christopher Walken en este caso.Precio. 5600 .

La revolución de Daniel CraigEn 2006, la saga se adaptó a los nuevos tiempos. A 007 le importa un bledo si su Martini está mezclado o agitado; sangra, sufre y se enamora y desaparecen las chicas florero. Daniel Graig y su bañador de La Perla, homenaje al biquini de Ursula Andress, simbolizaron el cambio.Precio. 5600 .

La boda nipona de 007Otro hito de la saga. Solo se vive dos veces es el adiós de Sean Connery a 007 (repitió una vez cuatro años después), la Guerra Fría se traslada al espacio, los japoneses son aliados de Bond le dan armas como esta escopeta de fibra de vidrio y el espía se casa con una nipona. Precio. 2800 .

La Ertzaintza contra James BondLos bilbaínos siempre recordarán a Pierce Brosnan en misión secreta por los alrededores del Guggenheim y su huida in extremis de la Ertzaintza. Los aficionados al motor tampoco olvidarán El mundo nunca es suficiente por este BMW Z8 Roadster. Precio. 39.000 .

el mundo es un casinoLa escena central en una cinta de 007 suele ser una escena de acción geométricamente coreografiada. En Casino Royale se rompió con la tradición. El momento climático transcurre en una mesa donde Bond y su enemigo, Le Chiffre, se lo juegan todo con este completo kit de póker. Precio. 5600 .

Efectos especiales de oscar Operación Trueno, 1966, dio a 007 el segundo de sus dos Oscar. No se lo llevó Martine Beswick, por luchar contra pérfidos buceadores, ni Claudine Auger ni Luciana Paluzzi. Las chicas Bond, eso sí, atrajeron todas las miradas en los carteles callejeros con estos osados bañadores.Precio. 9000 .

los primos de oroIan Fleming siempre imaginó a su primo Christopher Lee como el perfecto Dr. No. Los productores no pensaron igual, pero nueve películas después Lee pudo meterse en la piel del villano de El hombre de la pistola de oro y vestir este cinturón de piel de serpiente y hebilla de oro. Precio. 1700 .

El amor, el peor enemigo interiorUn collar de nudo argelino es un regalo que se hace a la persona amada. Este que vistió Eva Green en Casino Royale aparece en las dos últimas entregas; una joya que persigue al primer Bond torturado por el amor en 50 años de vida cinematográfica.Precio. 3400 .

Vestido para espiarNadie corre aventuras con tanta elegancia como Bond. A 007 siempre le han vestido las mejores marcas. En El mundo nunca es suficiente, Pierce Brosnan se deslizaba por la fachada de un edificio vestido con este traje de Brioni y estos zapatos de Church. Precio. 3400 .