España, años cincuenta. Pobreza y dictadura. Nada presagia un movimiento artístico renovador. Gente como Eduardo Chillida, Salvador Victoria o Eusebio Sempere dio entonces un golpe sobre la mesa para situar en el mapa el arte español contemporáneo. La galería madrileña Tiempos Modernos recoge ahora aquel espíritu en una muestra con siete grandes de la generación de los 50. Además de los tres mencionados figuran también Andreu Alfaro, Amadeo Gabino, Lucio Muñoz y Francisco Sobrino.   v. de a.