Leonardo Faccio. El biógrafoBiógrafo de Messi, periodista y escritor argentino afincado en Barcelona, Autor de ‘Messi, el chico que siempre llegaba tarde’ (Editorial Debate). “Es muy inteligente. No podría jugar así si no lo fuera. Pero lejos del campo es otro. Lo que más le gusta es dormir. Sin el balón se aburre.”

Marisol. La hermana pequeña.

Tiene 17 años. Vive en Rosario con su madre. Quiere ser actriz.
“Si le va mal, es mejor no hablarle. Cuando está así, yo le cojo la mano” 
Marisol Messi tenía 5 años cuando llegó con su familia a Barcelona. No se integró y esa fue una de las razones por las que su madre volvió con ella a Rosario y dejó aquí a Leo con su padre y su hermano mayor. Hoy tiene 17 años y se plantea volver a Barcelona para ser actriz. Está muy unida a Leo y admite que él la mima cuanto puede. Para la fiesta de mi 15 cumpleaños, me regaló de todo. Y bailó. Nos quedamos todos muy sorprendidos. Era la primera vez que lo veíamos bailar , asegura. Ahora bien, Leo no siempre está para bailes. Cuando le va mal, es mejor no hablarle dice. Se queda tirado en el sillón. Pero no lo hace de malo. Es que está bajoneado. Cuando está así, le agarro la mano. Pero no le hablo . Al principio, recuerda Marisol, veía en la tele a mi hermano y no lo podía creer. Pero el tiempo no lo ha cambiado nada .

Horacio Gaggioli. El agente.

Llevó a Messi hasta 2005, cuando su padre se ocupó de la representación.
“Cuando lo vi bajar del avión, tan bajito y tan delgado, pensé que me había metido en un lío al organizar la prueba con el Barça”

Juan Sebastián Verón. El compañero. Jugador, de 35 años, de la selección argentina.
“Solo lo vi nervioso una vez. Fue porque tenía que dar un discurso a sus compañeros”

Lucas Scaglia. El mejor amigo. 24 años, jugador de fútbol en el Once Caldas de Bolivia.
“Lo vi inyectarse muchas veces. En las dos piernas. No lloró nunca”
Es la prima de mi mejor amigo. Así definió Messi a su novia por primera vez. El amigo es Lucas Scaglia, quien jugó con él en todas las categorías del Newell’s Old Boys hasta que Leo vino al Barcelona. Scaglia, que ahora juega en Bolivia, siempre es presentado como el amigo de Messi , lo que motiva en él una sonrisa de resignación. Lo conozco de siempre. Es un gran jugador y mejor persona , se limita a decir. Pero a Faccio, el biógrafo, le detalló cómo vio a Messi inyectarse muchas veces la hormona del crecimiento con su hipodérmica en cada pierna. No lloró nunca , afirma. Él también es cómplice de otros momentos claves en la vida de Messi. Con él y otro amigo, Leandro Benítez, perdió la virginidad en un encuentro con unas chicas a los15 años. Fue en Rosario, como todo lo que es importante en la vida personal de Leo Messi.

Cintia Arellano. La Amiga

Vive en rosario. Estudia psicología y es maestra de niños con deficiencias.
“En el recreo, todos se peleaban para que Leo jugara en su equipo”
Mónica , la maestra de Messi en primaria, cuenta que era tan tímido que una amiga se sentaba detrás y me transmitía lo que él quería decir. Ella le compraba hasta la merienda . Esa chica era Cintia, que no solo lo ayudaba con la merienda. En los exámenes, me daba un golpe en la silla y me pasaba un papelito para que yo le pusiera las respuestas cuenta. Solo le gustaban la Educación Física y el Dibujo. Y el recreo, claro, cuando todos se peleaban para que Leo jugara en su equipo. Con él ganaban seguro. Solo quien lo conoce bien sabe lo que siente. Cuando está mal, se encierra en sí mismo. Pero, para mí, Leo es sobre todo una sonrisa. Yo lo veo igual que siempre .