¿Arte? ¿Escándalo? ¿Genialidad? ¿Oportunismo? Alison Jackson se ha hecho un nombre en el mundo de la fotografía simulando escenas privadas de famosos usando dobles casi perfectos. Lo que comenzó como una propuesta artística para denunciar el voyeurismo de la prensa del corazón la ha convertido a ella misma en una auténtica celebridad. Tanto que, estos días, el metro de Londres celebra su 150 aniversario exponiendo sus fotos.

Lady di, ‘forever’Alison Jackson se dio a conocer en 1999 con una foto de Diana y Dodi con un bebé de raza mixta, en clara referencia a la descendencia que la pareja podría haber tenido de no haber fallecido en 1997. La foto era parte de su trabajo de graduación en la escuela de arte de Londres. El éxito la animó a seguir.

Pippa, ha nacido una estrella Busqué a la doble de Pippa desde que apareció en escena , dice Jackson. Tardó en encontrar a Sarah Carrington, una logopeda de 32 años. Fue su novio el que envió unas fotos de ella a una agencia de dobles. Aunque es más bajita, es igual. Ahora bien, si se trata de una sesión de trasero, hay otra doble. Gabriella Parris.

La pareja de modaKate Middleton y el príncipe Guillermo son los protagonistas del último libro de Jackson. Sus dobles son Jodie Bredo y Simon Watkinson. Ganan unos 600 euros por día de trabajo con la fotógrafa y trabajan mucho. Además, asisten a actos y programas de televisión.

Un personaje gris Los miembros de la realeza siempre me han fascinado porque están rodeados de una mística y un secreto que los hace perfectos para trabajar, son como lienzos en blanco. El príncipe de Gales es el que menos me fascina. Sabemos demasiado de su vida .

¿Serán gemelos?Las últimas fotos de Jackson recrean la Navidad con claras referencias al embarazo de Kate. Hace también vídeos. El reto es conseguir los ángulos y las luces que refuercen el parecido. Además, es un gran negocio. un original cuesta en torno a quince mil euros.ü

Los más interesantesWendy Ellis había hecho ya de Camila Parker para publicidad, pero nunca con tanta crudeza y humor. Solo la supera en falsos desmanes el príncipe Enrique. Pero en su caso, la realidad supera la ficción. Cuando hace meses se publicaron sus fotos desnudo, muchos periodistas llamaron a Alison por si era un montaje suyo. ü

“Making-of”

“No me interesan los famosos sino nuestra percepción de ellos

A lison Jackson asegura que no es cotilla y que es muy celosa de su privacidad. De 43 años y soltera, es hija de un multimillonario y creció en el campo, donde su madre criaba y montaba caballos. Siempre quiso dirigir películas, pero se fue decantando por la fotografía tras estudiar Arte. Es conocida por su perseverancia, sobre todo cuando se trata de encontrar dobles. No duda en acercarse a gente por la calle. En una ocasión se acercó a un tipo que se parecía al examante de Diana James Hewitt y le pidió que posase. Resultó ser el propio James Hewitt. Le pasó lo mismo con Nicolas Cage. Asegura que no tiene especial interés en fotografiar a famosos reales, pero si tuviese que elegir uno, sin duda, sería el príncipe Enrique. n