Es una figura reconocida dentro del ‘bestseller’ romántico, y sus novelas se vender por millones, y más cuando se transforman en películas, como con ‘Un lugar donde refugiarse’.

Se ganaba bien la vida como representante farmacéutico. Antes, Nicholas Sparks había trabajado como camarero, tasador inmobiliario o comercial de productos dentales. En la universidad escribió dos novelas que jamás vieron [ni verán] la luz. Cuando intentó hacerse un hueco en una editorial, fue rechazado.

Y terminó vendiendo aspirinas. Fue en mitad de una comida de trabajo con 25 médicos cuando Sparks recibió la llamada que le cambió la vida. Era su agente literaria. En sus ratos libres, el norteamericano había conseguido escribir su tercera novela, El diario de Noa, y Theresa Park descubrió en él a un superventas. Park lo llamaba para contarle que una editorial había puesto un millón de dólares sobre la mesa a cambio de los derechos de publicación de su libro. La novela se convirtió en un best seller instantáneo en 1996, como el resto de los 16 libros que ha escrito.

Además de vender 80 millones de copias en todo el mundo, ocho de sus novelas románticas, como Mensaje en una botella, se han adaptado a la gran pantalla. La última, Un lugar donde refugiarse, protagonizada por Julianne Hough y Josh Duhamel, se estrena el 19 de abril y explora la relación entre un joven viudo y una mujer que huye de su pasado. A los 48 años, Sparks -admirador de Stephen King- es un novelista disciplinado y eficaz. escribe dos mil palabras al día y tarda unos cinco meses en terminar una novela. Risueño y simpático, el escritor tiene aspecto de buen chico, como los protagonistas de las historias que lo han hecho rico y famoso.

XLSemanal. Creo que cuando era un adolescente pronosticó que sería multimillonario antes de cumplir los 30. ¿Es eso cierto?

Nicholas Sparks. Sí, aún no tenía ni idea de cómo lo iba a conseguir, pero sabía que ocurriría [risas].

XL. Y resultó que se le daba bien escribir Después de 17 best sellers, ¿cuál es la receta de un libro superventas?

N.S. Un best seller debe tener tres ingredientes indispensables. unos personajes con los que el lector sea capaz de empatizar, voces únicas y frescas para esos personajes y una historia que enganche al lector y lo obligue a seguir pasando las páginas. Y eso se aplica a cualquier género literario. En El resplandor, Stephen King utilizaba la misma receta.

XL. Su público son, mayoritariamente, mujeres. ¿Por qué sigue sorprendiendo que un hombre sea capaz de hablar del amor y conectar con el universo femenino?

N.S. La verdad es que no lo entiendo. Si repasas las grandes historias de amor que ha dado la literatura universal, muchas de ellas las han contado hombres. Tienes a William Shakespeare, que no lo hizo del todo mal con Romeo y Julieta, ¿no? O Ernest Hemingway en Adiós a las armas. Love story la escribió Erich Segal, y Los puentes de Madison es de Robert James Waller Eso demuestra que los hombres podemos hacerlo. Lo difícil es hacerlo bien, claro.

XL. Después de escribir tantas novelas románticas, ¿cuál es la gran conclusión que ha sacado sobre el amor?

N.S. Sin amor, la vida no tiene significado. ¿Pero tiene que ser un amor romántico? No necesariamente. Puede tratarse de una gran amistad; una pasión por algo en concreto; el amor hacia tus hijos, tus padres, tus hermanos Pero si en tu vida no hay amor en ninguna de sus expresiones, ¿qué sentido tiene todo?

XL. Una de sus máximas narrativas es que toda gran historia de amor va acompañada de un gran drama, ¿por qué?

N.S. Creo que todas las historias de amor deben, por definición, terminar en tragedia. Incluso en la vida real. Y cuanto más grande es ese amor, más grande es la tragedia. Millones de personas mueren cada día en el mundo y seguimos adelante. Pero cuando se trata de tus padres, tus hermanos, tus hijos o tu mujer, entonces sientes que el mundo se ha acabado.

XL. Después de cosechar tantos éxitos, ¿dónde encuentra la pasión para seguir escribiendo?

N.S. Es mi naturaleza. Me gusta mirar adelante y pensar en los proyectos que podré llevar a cabo en el futuro. Casi nunca miro atrás.

XL. A los críticos literarios no les gusta demasiado este género. ¿Le molestan las malas críticas?

N.S. Eso es una sorpresa para mí, la verdad ¡A mí me hacen muy buenas críticas!

XL. Pero reconocerá que no suelen ser demasiado benévolos con la novela romántica

N.S. Mira, lo que hace que un libro sea mágico depende de muchos factores Por ejemplo, El diario de Noa es un clásico. Te guste o no. Los críticos pueden escribir lo que les parezca, pero al final los lectores son los que eligen. Mi trabajo es escribir la mejor historia posible y solo puedo decir que tanto mi editor como mi editorial son increíblemente difíciles de contentar.

XL. Siempre ha dicho que está satisfecho con las adaptaciones de sus obras a la gran pantalla, lo cual no es demasiado común en su gremio. ¿Cuál es el secreto?

N.S. Trabajar con productores que entienden la novela y que comprenden por qué triunfó en las librerías. Si eres capaz de hallar a esa persona, generalmente estás a salvo. Al final, la clave siempre es la misma. trabajar con profesionales.

XL. Ahora que sabe que sus novelas seguramente terminarán adaptándose al cine, ¿ha cambiado la forma que tiene de concebirlas?

N.S. Sí, la verdad es que esa noción interfiere en mi forma de escribir Se ha convertido en parte del proceso creativo, especialmente cuando concibo la historia. Tiene que ser algo que yo piense que puede funcionar tanto en un libro como en una película. Si tengo una historia en la cabeza que solo daría lugar a un libro, automáticamente la desecho. Por ejemplo, si tiene demasiada carga introspectiva, me digo. Eso nunca se convertirá en una película, así que ni siquiera voy a molestarme . O si estoy buscando un trabajo para uno de mis personajes, trato de que sea muy cinematográfico. Cuando concibo la historia, pienso tanto en la novela como en el filme., una vez empiezo a escribir, solo me preocupa el libro.

XL. Dice que una de las razones del éxito de sus novelas es la falta de profanidad . ¿A qué se refiere?

N.S. Las blasfemias y palabrotas se utilizan en muchas novelas para captar la atención del lector. Para mí, la auténtica virtud del escritor reside en crear una voz única sin necesidad de profanar. Si lees Un lugar donde refugiarse, por ejemplo, el personaje del marido es un muy oscuro, aterrador, pero no blasfema, no dice palabrotas. Además, yo tengo una norma. nunca escribo nada que enfadaría a mi abuela o que ella no pudiera leer. Por eso no hay blasfemias y, si hay algo de sexo, suele ser muy sutil.

XL. Siempre ha hablado abiertamente sobre su fe cristiana. ¿Cómo se traducen sus creencias en sus novelas?

N.S. Influyen en la medida en que trato de evitar ciertos temas. Por ejemplo, no escribo sobre adulterios. Y si hay una relación entre dos personas jóvenes, no hay sexo prematrimonial entre ellos. En el caso de que sean adultos, puede que sí

XL. Dice que sus personajes principales son los hijos que toda madre querría tener. ¿Imprime un código moral a su obra?

N.S. Yo tiendo a pensar que la mayoría de las personas intentan hacer lo correcto la mayor parte del tiempo. Todo el mundo fracasa en algún momento, claro Hay quien piensa que la mayoría de la gente es mala, pero yo no. Por este motivo, esos son los personajes que yo trato de crear, porque es el mundo que yo veo a mi alrededor y en el que vivo. Pero claro que se pueden cometer errores y que te puedes arrepentir de cosas del pasado De hecho, todos mis personajes cargan con ese tipo de culpas.

XL. ¿Y qué piensa sobre el fenómeno de Cincuenta sombras de Grey? ¿Lo ha leído?

N.S. Sí, lo he leído y puedo entender por qué ha llegado a una audiencia tan grande En lo que se refiere al fenómeno, en la industria literaria y cinematográfica los booms van y vienen Antes de este estaban Los juegos del hambre, Crepúsculo o El código Da Vinci Se convierten en un éxito y luego desaparecen para ser sustituidos por otros. Es la naturaleza de este negocio.

XL. Usted es todo sutileza y E. L. James, en cambio, pura descripción explícita. ¿No hay término medio en la novela romántica?

N.S. Para mí, sin duda, es más interesante describir la progresión de los personajes hasta justo antes de la escena de sexo. Una vez que empieza el acto aquellos que saben de lo que va no necesitan la descripción, y quienes no lo saben porque son demasiado jóvenes, tampoco.

XL. Muchos escritores han empezado a editar su propios e-books al margen de la industria editorial tradicional. ¿Cree que ahí está el futuro de este negocio?

N.S. No lo creo, la verdad. Escribir es una profesión cuya puerta de entrada es pequeña y muy poca gente logra colarse. Escribir un libro no cuesta demasiado. Solo tienes que dedicarle tiempo. Cualquiera podría hacerlo. Si no hubiera editores, editoriales y agentes, ¿cómo distinguiríamos la buena literatura de la mala? Habría demasiado donde elegir. Si vas a una librería y coges un libro, sabes que hasta llegar allí ha pasado muchos filtros. Solo uno de cada diez mil llega a la librería. Y ese proceso garantiza una calidad.

XL. Creo que es un apasionado del Quijote y que suele releerlo de vez en cuando. ¿De dónde viene esa fascinación por el personaje de Cervantes?

N.S. Creo que es una de las grandes novelas de la literatura universal. Es uno de los primeros ejemplos del desarrollo de los personajes y su voz. Luego vino Dickens. Pero antes de Cervantes solo tenías a Homero y sus épicas. Además, don Quijote es un hombre, no un dios. Lo leí por primera vez en el instituto y me apasionó. Ahora, los alumnos del instituto que he fundado en Carolina del Norte tienen que leerlo en castellano.