La muerte de su padre destruyó su mundo feliz o, al menos, estable. Paris Jackson se enfrenta ahora, en plena adolescencia, a una familia disfuncional que tiene mucho más interés en su dinero que en su bienestar. Y todo ocurre frente a los focos y el escrutinio de la opinión pública. Su intento de suicidio es un auténtico grito de socorro.

Cuando le confesó que quería ser actriz, su padre no dejó traslucir cuánto le aterraba la idea. Michael Jackson les había contado muchas veces a su hija Paris y a sus hermanos cómo le habían obligado a pasar su infancia encerrado en estudios de grabación.

¡Y cuánto había sufrido por ello! Pegafdo siempre a un micrófono. Famoso en el mundo entero desde pequeño, pero solo. Viendo a los demás niños fuera, en las calles, a salvo, felices y contentos. Esas máscaras y esos velos que Paris encontraba tan bobos ¿Por qué Michael Jackson obligaba a sus hijos a ponérselos? Pues precisamente para protegerlos de la curiosidad ajena, de la insaciable avidez de un público que a él casi lo devoró desde pequeño. Y ahora su hija quiere entregarse voluntariamente a ese juego.

El deseo de Michael Jackson era que sus hijos se mantuvieran alejados del mundo del espectáculo hasta que cumplieran los 18 años. Pero la pequeña Paris le dijo que actuar era su pasión . ¿Qué se supone que tenía que hacer él? Negarles cosas a sus hijos no era precisamente su punto fuerte. Desde aquel día, mi padre y yo siempre hacíamos ejercicios de improvisación , contó más tarde una feliz Paris Jackson en un programa de televisión. Nos inventábamos diálogos y él decía. ¡Lágrimas!. Y yo obedecía y me echaba a llorar . ¿Podías hacerlo así, sin más? , le preguntó la asombrada presentadora. Paris sonrió. Sí, muchas veces lo engañaba así .

Desde la semana pasada, todo el mundo sabe que las lágrimas de Paris ya no son fingidas. La joven de 15 años vive en medio de una tristeza terrible; en el mejor de los casos se trata de esa tristeza que solo conocen los adolescentes cuando sus sentimientos se desbocan. Y, dado que Paris pertenece a una familia en la que el drama forma parte de la vida diaria, ese grito surgido desde lo más profundo de su alma desamparada se ha convertido en un espectáculo público, paparazis incluidos.

La hija del rey del pop, y quizá no por primera vez, se hizo un corte en el brazo con un cuchillo de cocina, se tomó 20 ibuprofenos (un analgésico que afortunadamente no es apropiado para suicidarse) y luego llamó a emergencias. Los policías que acudieron al acomodado vecindario de Calabasas, al noroeste de Los Ángeles, avisaron de que tenían un cinco-uno-cinco (un ingreso obligatorio por motivos psiquiátricos) y la llevaron al cercano hospital de West Hills, donde la atormentada adolescente pasó 72 horas en observación. Desde allí fue llevada al UCLA Medical Center, el mismo hospital donde murió su padre.

Sus muchos familiares acudieron raudos a los pies de su cama; entre ellos, su tía y estrella de realities LaToya Jackson, acompañada por un séquito de fotógrafos; y Debbie Rowe, la madre de Paris, de 54 años, que estuvo casada con Michael Jackson entre 1996 y 1999, quien le dio dos hijos y que acabó saliendo de su vida tras un multimillonario acuerdo. Paris había recuperado poco tiempo antes el contacto con esta antigua enfermera dedicada ahora a la cría de caballos. En su página de ask.fm (una red social que permite colgar preguntas de forma anónima y que triunfa entre los más jóvenes; un museo de los horrores para los padres donde sus retoños cuentan alegremente todo tipo de intimidades), Paris escribió. Me alegro de haber arreglado las cosas con mi madre. ¿He dicho ya que me parezco a ella? Ha sido genial volver a vernos después de todos estos años. Me gusta .

Paris pasa mucho tiempo en el universo digital. Tanto que su padre no habría podido mantenerla apartada del mundo. La noticia sobre su intento de suicidio vino acompañada en la televisión con fragmentos de sus vídeos en YouTube, mientras sus tuits servían para ilustrar su sufrimiento. ¿Por qué las lágrimas son saladas? , escribió el día antes de su desmoronamiento. Y letras del grupo Of Monsters and Men. Dont listen to a word I say, the screams all sound the same (No prestes atención a nada de lo que digo, los gritos suenan todos igual). Pero, de hecho, algunos gritos parecen diferentes. Por ejemplo, otro arrebato tuitero de esos días. Odio mi despertador .

Tener que madrugar y quizá también mal de amores, discusiones con las compañeras de clase y, por encima de todo, la pubertad. terrible. Se cortó el pelo y se lo tiñó de un color chillón, se pasó al cuero y al punk. Se hizo fan de Marilyn Manson, ese rockero pálido como un cadáver, y de su canción Disposable teens, adolescentes desechables. Su abuela Katherine Jackson, que desde la muerte de Michael actúa como tutora de Paris y de sus hermanos, Prince Michael, de 16 años, y Blanket, de 11, le prohibió ir al concierto de Marilyn Manson. Gritos y portazos en la mansión de los Jackson en Calabasas. Probablemente también corrieron las lágrimas. todo terrible otra vez, maldita adolescencia.

Pero los problemas de Paris Jackson son solo parte de un juego trágico de dimensiones mucho mayores. El nombre de su padre sigue siendo sinónimo de escándalos y juicios, de una disputa interminable por sus millones, de codicia sin límites, de calumnias, de abusos. Mientras Paris intenta convertirse en adulta desde su enclave para millonarios protegido por una doble barrera de seguridad, con vecinos como Lady Gaga, Justin Bieber y las Kardashian, cada vez aparecen más hombres que afirman que Michael Jackson les arruinó la infancia; un bailarín acaba de testificar ante el tribunal por unos supuestos abusos sexuales sufridos durante años.

Mientras Paris se pelea con sus hermanos debido a la recuperada presencia de su madre (Prince no quiere saber nada de Debbie), su abuela se pasa la mayor parte del tiempo en los juzgados de Los Ángeles escuchando historias sobrecogedoras sobre su hijo muerto. Esta mujer de 83 años supuestamente reclama 40.000 millones de dólares como compensación por daños a la promotora AEG, que en el verano de 2009 quería mandar a Michael a una gira de 50 conciertos, unos planes muy ambiciosos que se vinieron aon el fallecimiento del cantante. En principio, Paris también tendrá que declarar ante el tribunal y presentar a su padre como una víctima de tan codiciosa empresa del show business.

La presión ejercida sobre la chica debe de ser insoportable. En el juicio ha oído cosas como que su padre era un esqueleto andante, que estaba tan cadavérico como un enfermo terminal de cáncer. Se pasaba temblando de frío la mitad del tiempo, dice una antigua maquilladora. Tenía que envolverlo en mantas. Y cuando le dijo a su mánager que a Michael le castañeteaban los dientes de pura debilidad, este le respondió con tono grosero. Pues dale un cuenco de alitas de pollo .

Vaya mundo. ¡Necesito ayuda urgente! , dice Paris con una risa inclasificable en un vídeo grabado por ella misma. En él da consejos de maquillaje, hace muecas, parece actuar de una forma extraña. El productor Dennis Christen la reclutó hace dos años para el papel protagonista en una serie de ciencia ficción. La serie habría sido muy del gusto de su padre, va de salvar el planeta y también participan delfines. Paris atraerá al público, pensaron los productores, que le han facilitado clases de interpretación y se apresuraron a cambiar la portada de los libros en los que se basa la serie para poner en ella a la princesa del pop. El dramático suceso protagonizado por Paris no ha afectado a los planes de Christen. es cierto que el seguro de actores es ahora más caro, pero ha hecho saber que sigue apostando por su joven estrella.

La anciana matriarca Katherine se opuso obstinadamente a los planes profesionales de Paris. Dijo diez veces que no, asegura Christen, pero por fin acabó cediendo a las presiones de su nieta. El hermano mayor de Paris también ha entrado en el mundo del espectáculo. acaba de hacer un pequeño papel en la nueva versión de Sensación de vivir, la serie de culto para adolescentes. En una de las escenas se lo ve lanzando una mirada cargada de emociones, algo que parece no dársele muy bien en la vida real. Prince no es dado a los sentimentalismos. Por eso, después de visitar a su hermana en el hospital, se fue a comer unas pizzas con su novia. En un programa de televisión, Entertainment tonight, la entrevistadora le comentó. Pareces muy maduro para tus 16 años . A lo que él respondió. Es gracias a mi padre, me ha educado bien .

¿Y quién está educando ahora a los niños? Katherine desapareció repentinamente el pasado verano, la propia Paris lo tuiteó. ¡Quiero que mi abuela vuelva ya! . Una jueza de familia de Los Ángeles resolvió que, en ausencia de la anciana, fuera su nieto TJ, hijo de su hijo Tito y de 34 años de edad, quien llevara a partir de ese momento a los hijos de Michael Jackson al colegio y participara en las reuniones de padres. Pero cuando Paris fue ingresada en el hospital, TJ estaba a cientos de kilómetros, con su propia familia. No tiene ni idea de adónde pertenece , afirma de Paris el magacín on-line The Daily Beast. El 25 de junio se han cumplido cuatro años de la muerte de Michael Jackson. En esta historia tan triste hay un montón de mentiras. Y solo una verdad. Paris Jackson quería a su padre y le echa terriblemente de menos.

¿Hijos de ?

-El padre legal. Prince, de 16 años, Paris, de 15, y Blanket, de 11, son legalmente hijos de Michael Jackson. Pero no está claro que sean sus hijos biológicos.

-La madre Legal. La madre de Prince y Paris es Debbie Rowe, una enfermera con la que Michael estuvo casado de 1996 a 1999.

-El padre biológico. Pudo ser un donante de semen anónimo, en gran parte porque los niños son blancos y Jackson, pese a su piel blanqueada, era afroamericano.

-El posible donante. Mark Lester, una exestrella infantil británica amigo de Jackson, reclama ser el donante y padre de los hijos mayores.

-El médico. El dermatólogo Arnold Klein, médico de Jackson y jefe de Rowe, también se ha atribuido la paternidad de Prince y Paris. Dando a entender que la enfermera fue solo un vientre de alquiler y que se fecundaron óvulos donados.

-Distinto padre. Dos tabloides británicos han publicado que el intento de suicidio de Paris tiene que ver con que se ha enterado de que no es del mismo padre que su hermano Prince, a quien adora.

-El pequeño. De Blanket nunca se ha sabido quiénes son sus padres biológicos.