Abogado y escritor (Ciudad Real, 1955), es titular del Juzgado de Menores de Granada y famoso por sus sentencias ejemplares, que han reducido los delitos en su circunscripción. 16.000 chavales han pasado por su tribunal.

XLSemanal. ¿El número de delitos de menores ha crecido con la crisis?

Emilio Calatayud. Al contrario, está decreciendo. Ya no tenemos a esos chicos de 16 años que dejaban de estudiar y empezaban a ganar 1500 euros poniendo ladrillos, que eran bombas de relojería. A cambio han subido el maltrato a padres, un delito que casi solo se da en clases medias-altas.

XL. También están aumentando los casos de ciberacoso entre jóvenes. ¿Qué le parece la moda del sexting?

E.C. Yo me enteré de lo que era el sexting en el juzgado. Lo que pasa es que los chavales lo llamaban prueba de amor. Fue hace un par de años. Una adolescente, por amor, se grabó masturbándose y luego envió la grabación a su novio.

XL. El problema es que el asunto no suele quedar en una cosa de dos.

E.C. Como era previsible, las imágenes se difundieron por todos lados. Siempre lo digo. tendría que haber teléfonos específicos para menores. O los que hay deberían llevar advertencias de que pueden ser una herramienta para cometer delitos.

XL. ¿Cómo es la juventud actual?

E.C. Muy buena, mejor que la de tiempo atrás. El 80% de los chavales que veo en el juzgado no son delincuentes; solo han cometido un delito, y se los puede reorientar. Pero hay un 2% que son carne de cañón o malas personas directamente. los Cucos y Rafitas que escandalizan a la opinión pública.

XL. ¿Es la Ley de Menores suficiente para tratar con ellos?

E.C. En contra de lo que se dice, no es una ley blanda. Lo que ocurre es que ante casos dolorosos, como los de Marta del Castillo o Sandra Palo, hay quien hace mucha demagogia. Yo puedo enviar a un chaval de 16 años otros tantos a un internado y a partir de los 21 pasa a la cárcel. Considerando la percepción del tiempo de la juventud, es un castigo tremendo, mucho más caro que un atentado terrorista. Otra cosa son las contradicciones existentes en otros aspectos

XL. ¿A qué se refiere?

E.C. Por ejemplo, un chico de 16 años puede negarse a ir al colegio, porque ya no es obligatorio, pero, si causa algún daño por vandalismo, ¡sus padres son los responsables!

XL. Increíble. Cuénteme otro caso.

E.C. ¡Los padres no pueden reclamar más que por vía judicial las notas de sus hijos si ellos no se las dan, porque se considera que afectan a su intimidad! Sería necesario un gran Pacto por el Menor que unificara las distintas edades y aplicara el sentido común.

XL. El mismo que usted emplea en sus conocidas sentencias ejemplares ¿Son eficaces realmente?

E.C. A las pruebas me remito. En esa mesa guardo regalos que me han hecho chavales reformados. Quizá la sanción que recuerdo con más cariño fue un Camino de Santiago que hice con seis chicos internos o en libertad vigilada. todos mejoraron sin duda después de la experiencia. Ojo, que no soy el único juez que impone estos castigos. Los jueces de Menores de toda España hacen una gran labor.

XL. Con todo, usted insiste en que la responsabilidad de enderezar a un chaval es de los padres.

E.C. Por supuesto. Ha sido un disparate la pretensión de dejar la educación en manos de los profesores, que ya tienen bastante con enseñar. Y, además, todo ese error de tener miedo a usar la autoridad porque nos recuerda al pasado, de querer ser amigos de los hijos, de permitir que se abuse de los derechos y se ignoren los deberes. Es el mal de una sociedad pobre que pasó a ser rica y ahora, mira por dónde, vuelve a ser pobre.

Pregunta a bocajarro

¿Son un peligro las nuevas tecnologías?

Pueden serlo. Los móviles y ordenadores de última generación tienen muchas ventajas, pero también inconvenientes muy graves. Vendría bien una asignatura para enseñar a los menores, pero también a los padres, un uso correcto de Internet.