La versátil prescriptora de tendencias y embajadora de Pedro del Hierro desvela las claves de su armario de temporada. Por c.c.

Es alegre y entusiasta, y habla muy claro sobre lo que quiere y lo que no. Odia que la califiquen de it girl. Yo trabajo mucho, no me dedico solo a que me hagan fotos en los eventos, asegura. Y no le falta razón. María León es embajadora de la firma Pedro del Hierro, autora del libro Vestir con estilo (ed. LID, 2012) y consultora de moda. De tener su propio blog ha pasado a montar una página web (www.marialeonstyle.com) en la que, entre otras muchas cosas, da consejos de estilo personalizados. Y no se acobarda ante la responsabilidad de decirle a las mujeres (e incluso a algún hombre) cómo han de vestir, sino todo lo contrario. se enorgullece de ser una trendsetter. No me asusta aconsejar a alguien sobre lo que se tiene que poner porque lo hago desde la honestidad. Y si eres honesta, no tienes que tener miedo, sentencia. este invierno llevará No es una loca de las tendencias y asegura que solo lleva lo que le sienta bien. Pero como buena profesional de la moda, esta temporada apuesta por el estilo masculino, el lencero y el lady. Son mis favoritos o, por lo menos, las tendencias que más se adaptan a mi día a día. Sobre todo la masculina, aunque siempre le pongo un detalle muy femenino para contrastar, como unos zapatos de tacón, aconseja. No me gusta el total look, es decir, no me vas a ver vestida de punk, que tanto se lleva esta temporada, de arriba a abajo. Seguramente haga mi propia interpretación con un detalle. el bolso o unas botas, por ejemplo, asegura.A pesar de tener claro lo que le gusta y le sienta bien, María León también tiene días de no saber qué ponerse. Claro, me ha pasado muchas veces, como a todo el mundo. Abrir el armario por la mañana y quedarme bloqueada. Pero cuando me pasa, cojo mi libro para refrescar la mente o busco looks en internet para inspirarme. Eso nunca falla. vestidor DE EXPERTA. Es difícil creer que alguien que se dedica a la moda sufra las mismas crisis que el resto de las mortales y es inevitable preguntarle por su armario. Cuando voy de shopping, tengo muy claro qué quiero. Y no compro por impulso, lo hago por flechazo, como yo digo. También por necesidad, como me pasa con los básicos, y confieso que alguna vez me he llevado algo que no he llegado a estrenar nunca, asegura. De todas formas, suelo comprar ropa en tiendas asequibles e invertir en un buen accesorio, como un bolso. Soy muy realista y no llevo nada que no me pueda permitir. No me gusta falsear, asegura. ¿Y cuando llega una nueva temporada y toca cambio de armario? Me ha costado mucho sacar cosas, pero ahora he conseguido tenerlo muy organizado, dice orgullosa. De lo que nunca va a prescindir es de las piezas antiguas que ha heredado de su madre. Adoro la ropa vintage, es mi favorita y la conservaré siempre. Quiero tenerla toda la vida e, incluso, que la disfruten mis hijas en un futuro.su estilo. María apuesta siempre por la sencillez. Intento ir siempre muy natural, tanto en la ropa como en el maquillaje, con looks muy cómodos. Y siempre con la manicura hecha, mi accesorio favorito. Lo difícil es acertar con el estilismo esos días en los que tienes mil cosas que hacer y no te da tiempo ni a pasar un momento por casa. Tienes que intentar llevar algo que te sirva para una reunión de trabajo, pero también para un evento a última hora de la tarde, apunta. ¿El estilo se hace o se nace con él? Creo que se puede pulir con el tiempo. Yo miro fotos mías de cuando tenía 20 años y me asusto. Siempre se evoluciona, lo importante es encontrar tu hueco sin salirte de tu propio estilo. Yo he aprendido con las películas clásicas; o fíjandome en mis iconos. Inès de la Fressange, Gisele Bündchen o Diane Kruger. n