Carlos Hipólito (Madrid, 1956) iba para arquitecto hasta que el teatro lo ‘envenenó’. Presta su voz a Carlitos en ‘Cuéntame’. Y ahora interpreta a un banquero en la obra ‘El crédito’.

Un hombre llega a un banco a pedir un préstamo sin otro aval que su palabra de honor. El tipo es Luis Merlo y el banquero, nuestro protagonista. Carlos Hipólito. Así arranca El crédito, una sorprendente obra escrita por Jordi Galderán, dirigida por Gerardo Vera y que está en cartel en el madrileño Teatro Maravillas. Es el último trabajo de un Carlos Hipólito que, desde que debutara en el cine a las órdenes de Pilar Miró, en 1991, con Beltenebros, ha forjado una sólida carrera sobre las tablas y ante las cámaras, convertido en uno de los actores fetiche de José Luis Garci, que lo llama para todas sus películas. Hipólito, al que fue su madre quien le trasladó su amor por el teatro, respondió con entusiasmo y abundantes gestos a cada pregunta.

Olvide por un momento el guion de la obra ¿Usted concedería un crédito con la palabra de honor de la otra parte como único aval?

Hablando de bancos, ¿podemos fiarnos hoy de su palabra?

Dice que el teatro es un enfermo terminal que no morirá nunca .¿En qué convierte eso a los actores?

Es la voz en off de Carlitos Alcántara en la serie Cuéntame cómo pasó. Como actor, ¿le duele que no le veamos la cara?

Alguien dijo de usted que es el más británico de los actores españoles. Oiga, ¿y en qué se le nota?

Empezó a estudiar Arquitectura, pero abandonó la carrera. ¿Se liaba con los planos?

En alguna ocasión ha alzado su voz contra quienes se descargan películas o series. ¿Qué hace la piratería a la cultura