La dama del pop vuelve con nuevo disco. sexi, alegre, optimista, para hartarse de bailar Acaba de cumplir 45 años, ha roto con Andrés Velencoso y todavía se emociona cuando habla del cáncer de mama que sufrió. Aunque asegura que no pasa por su mejor momento, Kylie no se arredra. Ha cambiado de productor y hoy es más fuerte y experimentada. Y sus canciones siguen siendo un derroche de energía.

En persona, esta mujer de rasgos hollywoodienses resulta frágil y menuda. Viste un discreto vestido floreado de manga francesa y su piel es perfecta, casi de adolescente. Delicada y elegante, con un estilo sexi pero ladylike, la australiana Kylie Minogue siempre se distinguió de otras diosas de la música como Madonna, Lady Gaga o, su más reciente heredera, Miley Cyrus. El escándalo no fue nunca su sello. De hecho tiene fama de llevarse bien con todo el mundo, exnovios incluidos. el último, el modelo español Andrés Velencoso, con el que rompió en septiembre tras cinco años de relación. Ella apenas ha hablado del tema, pero la prensa inglesa afirma que la ruptura fue dura y que acabó devastada. Kylie habla pausadamente.

Casi entre susurros, y sus ojos se siguen humedeciendo cuando habla del cáncer de mama que sufrió hace siete años, con apenas 36 años. La cantante recibió en exclusiva a XLSemanal en un hotel de Londres. El próximo 18 de marzo lanza en España su último trabajo en estudio, el duodécimo, Kiss me once, tras más de 70 millones de discos vendidos en sus 27 años de carrera.

XLSemanal. El primer single de su nuevo disco, Into the blue, tiene un mensaje de esperanza, pero también es una aceptación de la vida, con sus ganancias y sus pérdidas.

Kylie Minogue. Sí, muy buena interpretación, es exactamente eso. La vida no es perfecta, tiene sus altos y sus bajos; uno comete errores, pero al final te fortalece. Esta canción es perfecta para el momento que estoy viviendo ahora. Es así como me siento. No es el mejor momento de mi vida.

XL. ¿Piensa que este es un buen mensaje también para la época que estamos viviendo de crisis económica y de valores?

K.M. Creo que sí. La vida sigue. Y la canción habla de que hay que tirar hacia delante, no mirar atrás, a pesar de los abandonos y de las heridas. La verdad es que seguimos soñando cada noche, es parte de mi vida y de la vida de todo el mundo.

XL. En un momento dice que no cree en los milagros. ¿Cuál es el motor de Kylie? ¿El aprendizaje, el éxito, el arte, el amor?

K.M. ¿Quiere usted decir mi raison d’être [razón de ser]?

XL. Sí, exactamente.

K.M. Durante toda mi vida han sido el arte y la creatividad. Intentar unir lo artístico y lo comercial, algo que puede ser muy difícil y muy gratificante al mismo tiempo. También el amor. el de la familia, el público, los amantes, los novios. Eso es también muy importante en mi vida.

XL. En sus canciones siempre hay mujeres fuertes. ¿Saben mejor que los hombres lo que quieren y cómo conseguirlo? ¿Son más apasionadas?

K.M. No necesariamente. Creo que eso depende más de las personas. Con mis amigas sí puedo hablar sobre lo mal que lo pasamos las mujeres por culpa de los hombres y bromear con ello, pero lo que hablo con mis amigas es muy distinto a lo que debo decir en una entrevista [ríe].

XL. ¿Pero no se siente usted más fuerte hoy que hace unos años? ¿Cree que sufrir una enfermedad grave como el cáncer de mama enseña algo o que es mejor olvidar?

K.M. Es imposible olvidar algo así. El dolor se queda dentro de ti. El dolor de tu familia. El dolor de la gente que quieres. Me dio Es difícil expresarlo

XL. Inténtelo.

K.M. Me dio una experiencia muy intensa en un espacio de tiempo muy corto. Me gustaría que no formara parte de la historia de mi vida, pero es así. Y siento que tengo una mayor empatía ahora, lo cual no quiere decir que antes no fuera compasiva, pero no es lo mismo haber pasado por momentos tan aterradores y extremos.

XL. ¿Siente una cierta responsabilidad al ser una inspiración para otras mujeres?

K.M. Sí y no. [silencio]. Solo compartí con los demás una parte de mi historia, no toda. Es demasiado duro y personal, y es innecesario hablar de todos esos detalles. No puedo revelarlo todo porque me volvería loca; necesito guardar cosas para mí misma. Responsabilidad, no sé. Sí, quizá porque soy una figura pública siento esa responsabilidad, pero no hasta el punto de llevarlo como un compromiso. Trato de colaborar en lo que puedo y ser sensata con mi vida y con mi trabajo.

XL. ¿Cómo se lleva la constante atención de los medios cuando se pasa por algo así?

K.M. Bueno supone una gran presión, pero nadie me obligó a elegir este trabajo, fui yo quien lo elegí [se queda pensativa]. Pero, volviendo a la pregunta anterior, no tengo una respuesta para ella. La gente me pregunta qué se siente al cumplir 45, qué pienso del feminismo. Lucho como todos para encontrar una respuesta a todas esas preguntas. ¿soy feliz? ¿Adónde voy? Solo sé que hago lo que me apasiona. La clave es sentir pasión por lo que uno hace.

XL. ¿Cuál es el siguiente paso en su carrera?

K.M. Lo primero es la gira del disco; me apetece mucho estar en contacto con el público y con toda la energía que eso proporciona. Buena energía, sobre todo. Después, me gustaría dedicarme más al cine. Es algo en lo que llevo un tiempo pensando, es un gran desafío que quiero afrontar ahora. Fue mi primera carrera, donde empecé. Me gusta no ser Kylie todo el rato, es fantástico escapar, ser un personaje, alguien distinto. Cuando hago mi trabajo como cantante, soy responsable de todo lo que ocurre, hasta el final, pero cuando actúo, cuando sabes que estás en buenas manos, no tienes que pensar en nada más, solo en tu actuación, en ser ese personaje. Es muy liberador.

XL. ¿Es Kylie Minog diva?

K.M. Seguramente no lo soy en el sentido de atraer todo el rato la atención de los demás. no grito a la gente, no tiro cosas al suelo Pero, sí, quizá, a mi manera, lo soy un poco.

XL. Pero su carrera nunca se ha basado en escandalizar a la audiencia, en buscar en cada disco puestas en escena chocantes

K.M. Se ha basado en el trabajo duro y en la buena relación con mi audiencia. Sí, es cierto, algunas carreras van arriba y abajo, entre escándalos. Pero a mí lo que siempre me ha interesado es la empatía y la conexión con mi público. Después de 27 años de carrera mucha gente sigue viniendo a verme como al principio, también público nuevo. ¡Los niños, por ejemplo, saben perfectamente quién soy! Me reconocen por La voz [Kylie es uno de los jurados en la edición británica del programa]. Participar en él es divertido. me gusta que haya abuelos, padres e hijos que lo vean y disfruten conmigo.

XL. ¿Es difícil el paso del tiempo para una artista pop?

K.M. Bueno, lo que me produce más presión es el hecho de que me pregunten todo el tiempo sobre ello. La verdad es que no siento la edad, no me siento como si tuviera 45 años. Por un lado, es siempre importante tener en cuenta cómo el público lo percibe, yo no pretendo tener otra edad de la que tengo. Y, por otro lado, sigo haciendo las mismas cosas, me resulta difícil tener una perspectiva sobre ello. Me siento bien. Soy una mujer de 45 años. Creo que hoy en día, en todo caso, es más aceptable el paso de la edad. La actitud de la gente es más abierta. Ya no hay tanta discriminación ni tanta presión como antes.

PALABRA DE KYLE

– A una parte de mí le gusta el exhibicionismo .

– No lo niego. Muchas veces me miro en el espejo y veo que la gravedad ha llegado para quedarse .

– El amor se trabaja . Las relaciones duran lo que duran, lo que estaba predestinado que durasen .

– A Andrés [Velencoso] todavía lo quiero. Es maravilloso y siento como si aún estuviera un poco conmigo .

– Jamás he estado casada y posiblemente jamás lo estaré. No tengo niños y no formé una familia. Para ser la imagen de la ‘mujer perfecta’, tengo todo en contra .

– Mi corazón está siempre en Australia. Ahí tengo mis raíces. Si fuera un árbol, mis ramas serían muy largas. desde Melbourne hasta Londres .

Lo que más me asusta. el fracaso, la soledad, el paso del tiempo y la falta de tiempo .