Se ha hecho famoso con ‘Aída’ y con la frase claro, como el Luisma es tonto , pero nada más lejos de la realidad. Paco León es un tipo muy listo que se ha convertido en director y empresario. Hablamos con él, con motivo del estreno de su segunda película, tan escatológica como la anterior y con la misma protagonista. su madre.

Carmina y amén’, la película que cierra el díptico dirigido, guionizado y producido por Paco León (estreno. 30 de abril), bien podría resumirse en un todo sobre mi madre. El Luisma de Aída ha vuelto a unir en este proyecto el mundo familiar y el profesional. Más de veinte parientes entre primos, hermanos, tíos y padres trabajan en la película. Y por encima de todos, Carmina Barrios, que vuelve a sorprender por su capacidad interpretativa. Hace parecer que todos los demás sobreactúan a su alrededor. De fondo, la España profunda, la España cañí, la Andalucía devota y folclórica, la que Paco León dice que vivió de niño.

XLSemanal. Su anterior película, Carmina o revienta, superó todas las expectativas. ¿Se conformaría con tener un éxito parecido con Carmina y amén?

Paco León. No, quiero más, porque para hacer lo mismo no hago na. Sé que me he metido en camisa de once varas y que puedo salir trasquilado, pero en esta película he profundizado más en la temática. Tiene mucho más presupuesto y espero que se venda también más internacionalmente.

XL. Su madre le ha cogido afición a esto de interpretar. Ahora quiere trabajar en otra película haciendo el papel de loca. ¿Se anima?

P.L. ¡Y lo hará muy bien! Ahora está preparando un papel que no es de loca, pero que también es un personaje turbio. Si sale adelante, lo va a bordar porque ella conoce muy bien la locura y creo que lo entendería.

XL. ¿Por qué conoce bien la locura?

P.L. Porque ha estado en contacto con gente con enfermedades mentales.

XL. Sus dos películas han sido premiadas en el Festival de Cine de Málaga, pero ¿nadie le ha dicho que los andaluces salen muy mal parados? He leído algunas críticas.

P.L. Son muchos más los andaluces que se han divertido viéndola. Yo no me he inventado nada, esa Andalucía que cuento no es la única, pero es la que yo he vivido. Además, no creo que el cine tenga que representar a nada ni a nadie, para eso están las mises.

XL. ¿Tampoco nadie los ha llamado ‘ordinarios’ o cosas así?

P.L. A la cara, no; quizá algo he leído en blogs y con pseudónimos, porque es muy fácil tirar la piedra y esconder la mano. Yo tengo debilidad por el ‘caca-culo-pedo pis’. La verdad es que me hace gracia. Lo escatológico forma parte del ser humano y creo que negarlo es desnaturalizarnos.

XL. Hay cerca de una veintena de familiares suyos en esta película. Además de su madre, también salen su padre, sus dos hermanos, tíos y primos Se ha convertido en el patriarca de la familia.

P.L. Igual, sin quererlo, sí. Aunque la Carmina sigue siendo la madrina, tiene 14 ahijados.

XL. No me extraña que la adoren los niños si a usted, de pequeño, le decía cosas como. ¡Niño, no vayas al colegio hoy que hace mucho calor! o ¡no estudies tanto que te vas a volver loco! .

P.L. Esto lo decía porque yo iba a clase y estudiaba. Ella quería que cada uno de sus hijos se responsabilizara de sus propios actos. Esa anarquía en la educación me parecía mal al principio; después he visto que a eso lo llaman ahora Waldorf (por el método pedagógico de Rudolf Steiner).

XL. Dice que su madre ha sido más fácil de tratar en los rodajes que en casa.

P.L. Porque me ha obedecido en todo, pero en casa ella ha sido siempre una madre muy cariñosa y tolerante. Para la educación, lo básico son besos y comida, y mi madre me ha dado mucho de las dos cosas.

XL. ¿Usted también es besucón y tiene la nevera llena?

P.L. Sí, yo también soy cariñoso y doy bien de comer.

XL. No deja hacer entrevistas a su madre y solo la lleva a las ruedas de prensa de los estrenos. ¿Teme que se dispare?

P.L. No, es porque las entrevistas son un coñazo [ríe].

XL. No pienso darme por aludida

P.L. Ella sabe contestar con maestría cuando le preguntan en la alfombra roja o en las ruedas de prensa; es más para protegerla de este mundillo del famoseo.

XL. ¿Cuál cree que es su mayor talento?

P.L. Rodearme de la gente que me hace bien y me conviene. Tengo buen olfato para eso.

XL. Las vecinas que acuden a casa de Carmina para darle el pésame hablan de desahucios, de las tasas de la Universidad, de corrupción, del problema de los inmigrantes y de la familia real. ¿Es este su momento denuncia?

P.L. No, nunca ha sido esa mi intención. No me interesa hacer cine social ni creo que supiera hacerlo; para mí, esas escenas tienen una función descriptiva del momento. Es más bien una instantánea de lo que estamos viviendo en España. Más que hacer un juicio de valor que lo tengo, ha sido por contextualizar.

XL. Seguimos contextualizando. Carmina vive con un loro que se llama Bárcenas. Explíquemelo.

P.L. Esta fue una brillantez de mi madre, porque lo bautizó ella. Me parece que es una brillante metáfora que da mucho de sí. se trata de un pájaro al que castiga, mete en la cárcel y lo saca cuando quiere, que está deseando que hable pero que no habla nunca Le va perfecto el nombre de Bárcenas.

XL. Dice que sus películas son una comedia de la realidad , que últimamente se muestra muy tozuda, ¿no?

P.L. Depende de cómo la veas. Mi abuelo vivió dos guerras y creo que eso es muchísimo peor. La realidad nohay que remangarse, pero me cabrea mucho la queja sin acción, la queja del sofá. ¡hagamos algo!

XL. Los actores siempre han sido punta de lanza en la crítica política y social, pero a usted no se lo ha visto nunca alineado con ellos. ¿Mejor no pronunciarse para no perder admiradores?

P.L. Igual no es por eso, y sí porque me siento bastante ácrata y bastante descreído de toda la clase política. Tengo mis preferencias, claro, pero yo me expreso mejor votando. Me interesan más las historias de la gente de la calle, que está muy por encima de la política.

XL. ¿Ser el Luisma de la serie Aída lo ha ayudado a triunfar como director?

P.L. Sin duda, aparte de económicamente, ser famoso te da una plataforma mayor, sobre todo a nivel de comunicaciónque es muy importante. Hay gente con mucho talento que no es capaz de llegar a los medios con sus creaciones. Para mí es más fácil, sí.

XL. Cuando empezó esta décima temporada de Aída llegó a decir que del jamón también se harta uno . ¿Diez años haciendo de Luisma son muchos años?

P.L. Son muchos, sí, pero yo creo que estaba bien, aunque siempre hay días en los que se cansa uno hasta del jamón. Cuando uno se cansa, se descansa y se vuelve a comer jamón al día siguiente [ríe]. En diez años ha habido momentos de todo y yo me siento muy orgulloso de que hayamos sido capaces de crear un éxito y, sobre todo, de mantenerlo.

XL. Hay quien padece el éxito.

P.L. No se puede ser un quejica del éxito, esto lo tengo claro. Doña Concha Velasco me dijo una vez. No dejes la serie nunca, porque vosotros los jóvenes sois unos quejicas del éxito; os cansáis muy pronto y es una suerte tener un personaje que llegue al público, que te paguen tan bien Eso es una suerte y la tienes que vivir hasta el final . Para mí, aquello fue palabra de sabia y amén.

XL. Tengo entendido que no solo lo paran por la calle, sino que, además, le hacen fotos cuando está dormido.

P.L. No me gusta nada que me las hagan cuando estoy dormido, me entristece mucho y me da mucha pena de mí mismo. Una vez, en un avión, me desperté al oír el clic de un móvil y le dije a la chica que me estaba haciendo la foto que podía habérmela pedido; mientras, una amiga que estaba con ella me grababa con su móvil y me decía. A ver, habla más, habla más . Tengo anécdotas de fans por todos los sitios.

XL. Claro, como Luisma es tonto , se ha hartado de decirlo. ¿Quizá por ser el infeliz del grupo ha sido el más querido?

P.L. Seguro, porque Luisma es un antihéroe, un paria y porque está muy bien escrito. El éxito de una serie depende siempre de los guionistas. Yo no he parado de recibir cariño de la gente, que me trata con una familiaridad increíble porque me confunden con el personaje. Luisma es entrañable y políticamente incorrectísimo. Luisma es un exyonqui que dice unas burradas tremendas y al que todo se le perdona.

XL. Hablando de amigos y colegas ¿Es verdad que Froilán, el hijo de la infanta Elena, le dijo que le gustaría trabajar en Aída y que usted le recomendó que mejor lo hiciese en Águila Roja?

P.L. Coincidí con la infanta, Froilán y su cuidadora en un avión, y la nanny me dijo guiñándome un ojo que como Froilán era muy fan de Aída, si estudiaba bien, algún día podría ir a la serie Yo le aconsejé que fuera mejor a la de Águila Roja, y Froilán, con mucha gracia, dijo. ¡Ay, no! A esa no que ahorcan a los reyes .

XL. Con estos contactos que tiene con la aristocracia, también estuvo a punto de darle un papelito en Carmina y amén a la duquesa de Alba. ¡Habría sido un puntazo!

P.L. Pues sí, estaba pactado. A ella le divertía la idea de salir en la película. En esta vida, la duquesa ha hecho casi de todo y le faltaba esto [se ríe]. El contacto lo hice a través de su hija Eugenia, a la que conozco porque tiene una asociación, Pequeño Deseo, en la que yo he colaborado mucho. Hasta el último momento estaba todo acordado, pero tuvo un problema de salud y no pudo venir. Habría sido un puntazo, sí; aunque, pensándolo bien, igual hubiera distraído demasiado la escena.

XL. Otra de sus facetas es la de tuitero. Cuando alcanzó un millón de seguidores, les regaló un desnudo integral. ¡Hay que tener valor y la autoestima muy alta!

P.L. Fue una especie de locura, pero la autoestima la tenía en su sitio. no te creas que estaba muy alta [se ríe]. Para mí fue más una cuestión de diversión, de gamberreo.

XL. ¿Otra muestra de buen gusto?

P.L. ¡Otra! [ríe]. Fue un acto de libertad y de generosidad hacia los seguidores. Me lo pidieron. También les interpreté una canción de Roberto Carlos (Yo quiero tener un millón de amigos) que era perfecta para celebrar el millón de seguidores.

XL. Si ya ha salido de cuerpo entero, ¿qué les va a regalar cuando llegue a dos millones?

P.L. Todavía no lo he pensado porque, la verdad, me quedan pocas cosas que enseñar; aunque tengo en casa una colonoscopia que igual les gusta.

Privadisimo

1. Nació en el barrio sevillano de Parque Alcosa en 1974. Son famosas y actrices su hermana María y su madre, Carmina. Su padre se dedicaba a vender jamones, y tiene otros dos hermanos.

2. Se hizo popular en el programa de Antena 3 Homo zapping, sobre todo por sus imitaciones de Raquel Revuelta y Anne Igartiburu.

3.Antes fue payaso en cumpleaños y comuniones. Se disfrazó de pollo en promociones de supermercados. También repartí flyers vestido de mexicano y puse muchas copas en bares .

4. Es un habitual del gimnasio, pero no para adelgazar, sino para lo contrario. Estoy todo el día comiendo y yendo al gimnasio para coger peso; pero no hay manera. Soy un tirillas .

5. Asegura que le gusta morder plásticos. Soy bruxista y mordedor. Por la noche te ponen una férula para no morder y ya está, pero por el día muerdo .