España lidera, junto con el Reino Unido, el consumo de cocaína en la Unión Europea, según el Observatorio Europeo de las Drogas.

Apapa, en Lagos (nigeria), es el principal puerto de África Occidental. Una flota de cargueros aguardan el permiso para descargar sus mercancías. A mi izquierda, un centinela armado con un subfusil medio oxidado escudriña el horizonte. A mi derecha, un joven oficial reza arrodillado. Es su primera patrulla , explica con una sonrisa Timothy Isaac, de 42 años, comandante del NDLEA, el organismo antidroga nigeriano. Isaac tan solo dispone de seis hombres para buscar las drogas escondidas en los 2000 contenedores que llegan a Apapa cada día. Aun así, han conseguido algunas incautaciones importantes, pero no habrían podido hacerlo sin la ayuda de los servicios británicos, que les proporcionan los chivatazos. Es precisamente esta colaboración lo que ha hecho que Nigeria me haya invitado a ser el primer periodista occidental que presencie los esfuerzos del Gobierno de Lagos en su particular guerra contra la droga.

TODOS LOS CAMINOS LLEVAN A LA COCA

En el pasado, la cocaína por lo general llegaba a Europa directamente desde Sudamérica, pero los progresos a la hora de detectar los alijos hicieron que los traficantes buscaran una ruta alternativa. Y no tardaron en decantarse por una región que para ellos era una bicoca. África occidental, conocida por su nula eficiencia en seguridad, por sus funcionarios corruptos y sus porosas fronteras. Hoy son enormes las cantidades de cocaína que surcan el Atlántico con rumbo al occidente africano, desde donde son transportadas a Europa por tierra, mar y aire. Entre los traficantes africanos destaca la organización Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), responsable, entre otras cosas, de la invasión de Mali del año pasado. Se cree que otro implicado en el negocio es Boko Haram, cuyas campañas terroristas en Nigeria culminaron en abril con el secuestro de más de 200 estudiantes. En paralelo a este tráfico, la corrupción se dispara en esos países, donde el precio de una tonelada de cocaína supera el presupuesto de defensa de toda una nación.

En 2010 se dieron numerosos indicios de que había entrado en funcionamiento una nueva ruta para el transporte de la droga. Los especialistas en seguridad llevaban tiempo temiéndose que la saturación del mercado estadounidense llevara a los traficantes de los tres principales países productores (Colombia, Bolivia y Perú) a centrarse en la demanda europea en auge. Los estudios de la ONU indican que, mientras el valor del mercado europeo de la cocaína en 1998 representaba la cuarta parte del estadounidense, 15 años después las cifras están casi a la par. Y entonces empezaron a llegar informes de que los barones de la droga colombianos habían establecido una alianza con AQMI, el grupo terrorista.

EL HOMBRE MARLBORO

El líder de AQMI, Mokhtar Belmokhtar, es un yihadista y contrabandista tuerto, conocido por el apodo del Hombre Marlboro por su lucrativo imperio de contrabando de cigarrillos a través de las viejas rutas del desierto que van de Mali a su Argelia natal. Los rumores de que Belmokhtar estaba iniciándose en el tráfico de drogas le valieron un segundo sobrenombre. el Narcoislamista. No era el único yihadista implicado en el negocio. En todo el mundo, Al Qaeda estaba volcándose en el contrabando de drogas para remediar la falta de liquidez provocada por el control cada vez más efectivo sobre sus acaudalados donantes en Arabia Saudí.Para AQMI no era difícil hacerlo.

La costa española es de fácil acceso desde Marruecos en lanchas rápidas. De allí parten las rutas del tráfico controladas por criminales británicos, idóneas para trasladar la cocaína a los suculentos mercados europeos; entre ellos, el más lucrativo de todos. Londres. Joe Moses, agente de la DEA, el organismo antidroga estadounidense, habla de la información que ya en 2005 les estaba llegando. Los guerrilleros colombianos habían dicho a nuestras fuentes que llevaban años tratando de abrir las rutas a través de África occidental. Sabíamos que Al Qaeda estaba operando en el Sahel y que su implicación en el narcotráfico era cuestión de tiempo. A los de Al Qaeda les da todo igual; lo que quieren es hacerse con el dinero de la droga. No les preocupa lo que diga Alá .

AIR COCAÍNA

Un episodio que hoy recibe el apelativo de Air Cocaína dejó claro que el grupo terrorista estaba recibiendo suministros directos de droga por vía aérea. En noviembre de 2009, un Boeing 727 sobrevolaba a una altura considerable el desierto del Sáhara. Había recorrido más de 6000 kilómetros a través del Atlántico desde Venezuela, siguiendo el paralelo 10, conocido como la ‘autopista número 10’ por los especialistas antidroga. A pesar de encontrarse lejos del aeropuerto más próximo, el avión de pronto descendió y aterrizó como pudo en la arena. Al instante, un grupo de hombres fuertemente armados desembarcaron el cargamento de la bodega unas 11 toneladas de cocaína pura, cuyo valor superaría los 600 millones de euros, tras lo que prendieron fuego al aparato. Cuando los ennegrecidos restos del avión fueron encontrados, la ONU se dio cuenta de que estaba ante un punto de inflexión del tráfico de cocaína en el mundo.

El Boeing había aterrizado en el mismo acceso a las rutas del contrabando controladas por AQMI, el grupo que amenazaba con transformar la región en un Afganistán en África . El episodio evidenció los planes de AQMI. recaudar fondos con el tráfico de cocaína para financiar su proyecto terrorista. Y se activaron las alarmas.Hasta entonces, la única iniciativa de envergadura para contrarrestar este tráfico en África había sido la Operación WestBridge. Un equipo de agentes antidroga británicos desplegados enron de ponerle coto a las ‘mulas’ que volaban al Reino Unido desde Accra, la capital. Los cables diplomáticos hechos públicos por WikiLeaks revelaron que el operativo se había visto lastrado por la corrupción. los policías locales saboteaban los carísimos equipos de detección y avisaban a los traficantes. Y quedó claro que había que dedicar más efectivos al asunto. Los operativos antidroga se extendieron a Senegal, Togo y Nigeria.

EL DESEMBARCO DE LA DEA

En paralelo al aumento de los efectivos británicos, la DEA ha duplicado el número de agentes en África occidental, según explica un alto funcionario estadounidense. El presupuesto destinado a la lucha antidroga en la región ha pasado de unos 7,5 millones en 2009 a cerca de 50 millones. Joe Moses indica que dichos fondos han servido, entre otras cosas, para trasladar a un equipo de especialistas a África. Entre sus integrantes figura Wim Brown, que antes estuvo dedicado a inutilizar los cultivos afganos de amapola controlados por los talibanes. Brown reclutó a informantes por todo el país apelando a sus conciencias y, claro, ofreciendo recompensas en metálico.

Ahora, el principal objetivo de la DEA en la región es AQMI. En 2009, unos informantes que se hacían pasar por guerrilleros de las FARC grabaron una conversación sostenida en Ghana con tres hombres que decían ser emisarios del grupo terrorista. Los falsos guerrilleros les preguntaron si podían garantizar el tránsito de una tonelada de coca por el norte de África. Les respondieron que por supuesto, a cambio de dos millones de dólares. Según dijo uno de ellos, sin este tipo de ingresos Al Qaeda no tendría ni para comer . El operativo llevó a la detención de los contrabandistas y a su extradición a Nueva York, donde se confesaron culpables de dar apoyo a AQMI. En 2012 fueron condenados.

HIZBULÁ BLANQUEA

Entonces empezaron a correr rumores de que las numerosas casas de cambio de divisas operadas por inmigrantes libaneses en África occidental estaban blanqueando el dinero del tráfico de cocaína en beneficio de Hizbulá en Beirut. Era lo que se sospechaba desde 2010, porque aparecía en ciertos cables filtrados por WikiLeaks. Michael Braun, antiguo director de operaciones especiales en la DEA, advirtió. Tomen nota de lo que voy a decirles. En este momento, mientras hablamos, hay miembros de Al Qaeda, de Hizbulá y de Hamás que están en contacto con los cárteles latinoamericanos de la droga en África. Todos frecuentan los mismos bares mugrientos y sórdidos burdeles; todos se alojan en los mismos hoteluchos de mala muerte. Y constantemente están hablando de negocios .

En 2011, la DEA demostró la implicación del Lebanese Canadian Bank (vinculado a Hizbulá) en el blanqueo de fondos del narcotráfico en África. Se le requisaron 150 millones de dólares. A medida que aumentaba la involucración de Hizbulá en la guerra en Siria, los agentes estadounidenses empezaron a detectar un mayor número de actividades sospechosas en el aeropuerto de Lagos. Ves a libaneses que embarcan en vuelos a Beirut con el equipaje de mano atiborrado de billetes, porque no hay límites a la entrada o salida de divisas afirma un agente. Todo habla de un vínculo con Hizbulá, y es muy posible que ese dinero esté financiando la guerra en Siria .

¿A QUIÉN PERJUDICA?

La agencia antidroga estadounidense afirma que, a pesar de sus esfuerzos, la amenaza del narcoterrorismo en la región es cada vez mayor. Un agente norteamericano explica que ahora están emprendiendo unas operaciones muy gordas para hacerle frente. La preocupación es evidente. Es necesario impedir que los terroristas se enriquezcan, porque entonces se convertirían en una amenaza aún mayor para los países occidentales. Estamos obligados a actuar. No es cuestión de que se produzca otro 11 de septiembre y que nos pille por sorpresa , indica otro agente. A todo esto, la droga cada vez es menos pura. El porcentaje de cocaína auténtica presente en los decomisos ha bajado del 51% en 2003 al 37% en 2012, y hay remesas que apenas alcanzan un 16% de pureza, según un organismo europeo especializado en narcotráfico.

Cada vez es más habitual que la droga sea ‘cortada’ (mezclada) con benzocaína, un anestésico dental. También se utilizan laxantes o tabletas antiparasitarias. Todo, con tal de aumentar el rendimiento de la droga. Lo que está incrementando la preocupación por los riesgos para la salud del consumidor. Hace diez años, Ian Blair, por entonces jefe de Scotland Yard, declaró la guerra a la cultura de la cocaína en Londres, amenazando con detener a los consumidores de clase media en clubes, bares y fiestas privadas. Por lo que entiendo, en la capital hay gente que cree que consumir cocaína no les perjudica en absoluto aseguró Blair. ¡A mí me traen sin cuidado los perjuicios que la coca les pueda producir personalmente! Pero esa cocaína llena de problemas los barrios pobres de Londresy de sangre las rutas de Colombia. ¡Esa cocaína que toman tiene un precio! . Otro más.

El ‘petróleo blanco’

El mapa del mundo se traza con el petróleo, el negro; pero también con el ‘petróleo blanco’, como llaman a la cocaína los capos nigerianos, que controlan su distribución en África. Roberto Saviano en su libro Cero, cero, cero detalla cómo se distribuye la droga en países como Guinea Bisssu. Es fácil si mar adentro tienes un archipiélago de 88 islas donde pueden aterrizar pequeñas avionetas cargadas de droga . Algo parecido pasa en Mali, Liberia o Senegal. África es blanca , resume. En el otro extremo está la City londinense, donde el consumo de cocaína se ha hecho endémico. Llamas al camarero y le dices el nombre de un vino que no está en la carta. Y que nunca ha estado. Pero el camarero asiente y se retira en silencio. No es un error. Es un código. Un vino que no existe en la carta es un gramo de cocaína , cuenta Saviano.ü

6 cosas que debe saber sobre la coca

Según Roberto Saviano, autor de ‘Cero, cero, Cero’.

-El negocio más rentable. No hay mercado en el mundo más rentable que el de la cocaína. En 2012, las acciones de Apple experimentaron una subida en Bolsa del 77% en un solo año. Si hubieras invertido mil euros en acciones de Apple a principios de 2012, ahora tendrías 1670. No está mal. Pero si hubieras invertido esos mil euros en cocaína a principios de 2012, ahora tendrías 182.000. ¡cien veces más que invirtiendo en el título bursátil récord del año! .

-El milagro de los precios. En el mercado de la cocaína trabajan una marea de súbditos, con los pies plantados en la miseria, que permiten perpetuar un sistema de explotación en beneficio de unos pocos. En la cima están los que han tenido la clarividencia de comprender que el verdadero dinero se hace con la venta, la reventa y la gestión de precios. Un kilo se vende en Colombia a 1500 dólares; en México, a 14.000; en los Estados Unidos, a 27.000; en España, a 46.000; en el Reino Unido, a 77.000 .

-Sin límites geográficos. La cocaína es un bien refugio. Es anticíclico. Hay muchos rincones del mundo que viven sin hospitales, sin Internet ni agua corriente, pero no sin coca. Según la ONU, en 2009 se consumieron en África 21 toneladas de coca, 14 en Asia y más de 101 en toda América Latina (y eso que los mayores consumidores son los Estados Unidos y Europa). Todos la quieren; todos los que empiezan a usarla la necesitan. La cocaína se vende más fácilmente que el oro .

-Territorios conquistados. Nuevas burguesías mafiosas gestionan el tráfico de coca. Convierten los territorios de producción en feudos donde ya no crece nada más que la pobreza y la violencia. Y los mantienen bajo control prodigando limosnas que hacen pasar por derechos. No debe haber desarrollo. Solo prebendas. Por otra parte, en los países receptores la coca funciona con la facilidad de un cajero automático. La cocaína es la respuesta universal a la necesidad de liquidez .

-Ella vino en un barco El 60% de la cocaína incautada en los últimos 10 años ha sido interceptada en el mar o en puertos. Si antaño la coca partía sobre todo de Colombia, en los últimos años más de la mitad de los barcos han zarpado de Venezuela, luego del Caribe o de África Occidental y de Brasil. España es el punto de entrada por excelencia; hacia aquí se dirigía casi la mitad de la cocaína incautada en 2009, según un informe de la ONU .

-En todos los elementos. Los cárteles demuestran su poder ilimitado usando submarinos para trasladar droga. Entre 2005 y 2007, la marina colombiana se incautó de 18, identificó 30 y calculó que había un centenar. Otra innovación. la cocaína líquida. Puede introducirse en cualquier objeto hueco y embeber cualquier material impregnable, puede mezclarse con bebidas o cremas sin diferencias de peso que la delaten. Cada límite que parecía insuperable se supera .