Albaceteño del 65. Es el memorizador más rápido de la historia . Retiene hasta 23.000 palabras con escucharlas una vez. O 48 dígitos en tres segundos, su récord Guinness. Publica ‘Aprende alemán en siete días’ (Planeta).

XLSemanal. ¿Cómo aprendió usted alemán?Ramón Campayo. En un avión. XL. ¿ ?R.C. Fui a Múnich a dar una conferencia en 2003. En el vuelo desde Alicante, me puse a estudiarlo. ¡Y, al llegar, di una charla de cuatro horas! Alguien me dijo que debía mejorar mi alemán y me preguntó que cuánto llevaba estudiando. ¡Cuando le dije que aprendí en un vuelo de hora y media, no me creía!XL. Al resto nos hace falta un poco más. dice usted que una semana. ¿Solo ?R.C. Te lo garantizo. Aunque parezca mentira, es algo que la mente de cualquier persona puede conseguir; solo hay que saber cómo moverla.Es cuestión de técnica. XL. ¿En qué consiste?R.C. Lo primero es coger un mínimo de vocabulario, después formar frases muy sencillas. En no más de diez minutos, te puedes mover ya con 30 o 40 palabras de vocabulario. En poco tiempo, ya son mil palabras.XL. ¿Y la gramática?R.C. Hay algunos trucos. por ejemplo, en alemán, al hablar de usted, se usa siempre el infinitivo. Ya no hace falta conjugarlo. ¡Hay que ir poco a poco! Si entras con todo a la vez, con el dativo, el genitivo ¡Te vuelves loco! La gente pierde meses así.XL. ¿Y serviría su método en la escuela?R.C. Depende. Si puedes aplicar una lógica, hazlo. Pero, para aprender los ríos, las capitales, el vocabulario de un idioma sí que sirve la memoria. Solo hay que saber usarla. Y todos podemos aprender. tú y cualquiera. Yo no soy un extraterrestre.XL. Hombre, pero usted tiene un cociente intelectual de 194.R.C. Es alto, sí. Pero no tiene que ver con la memorización. XL. Algo tendrá que ver para tener los récords que tiene R.C. Acercarte a un récord del mundo es más complicado. Memorizar 46 dígitos en dos segundos lo puedes hacer con la gorra. En un segundo ya es más complicado. Solo lo hemos hecho tres personas en el mundo. XL. ¿Alguna que se le haya resistido?R.C. No me ha pasado. Mi primer récord mundial consistió en memorizar 23.200 palabras escuchadas una sola vez. ¡Me quedé agotado! Pero vi que el sistema funcionaba. En 2003 batí 15 récords mundiales; en 2004, nueve récords más. La prensa exageró mucho y llegó un momento en que nadie quería competir contra mí. XL. ¿Y qué hizo?R.C. En 2007 creé el sistema Speed Memory, haciendo más científico el sistema de competición que había hasta entonces. Y cada dos años hacemos los mundiales.XL. Usted, ¿cómo se entrena?R.C. Con software, simuladores No entreno mucho. unas tres horas a la semana. Soy muy rápido. leo entre 40 y 70 palabras por minuto con total entendimiento. Tienes que ser capaz de procesarlo y de retenerlo. Que dure. Enseño a hacerlo en los libros, en las conferencias, en la escuela XL. Empezó a estudiar Física y lo dejó.R.C. Sí, porque todo va muy lento. El sistema educativo no funciona. La universidad es una forma de pagar impuestos como otra cualquiera. ¿Cómo puede ser que después de cinco años los estudiantes salgan de la universidad y no recuerden nada? Está muy mal enfocada.XL. ¿Solución?R.C. La universidad tendría que dedicarse a formar profesionales, y ahora mismo no lo hace. Empiezan a trabajar sin conocer realmente su profesión. XL. ¿Algún responsable?R.C. Todos son culpables. la Administración, porque no hace nada por remediarlo; los padres, porque son muy permisivos; y los hijos, porque se aprovechan de la situación. ¡Así no vamos a progresar! Daniel Méndez

Pregunta a bocajarro

¿Sirve la memoria en un casino? ¡Claro! Juego al Black Jack. Nunca a la ruleta. tiene el cero y el doble cero, con lo que la casa ya obtiene un cinco por ciento más de beneficio. Es matemáticamente imposible ganar. Fui al casino de Montecarlo y me decepcionó. Es algo para magnates que juegan en salas privadas.