Es la ‘top’ más sonriente del planeta. Una modelo diferente, orgánica, que anima a las mujeres a ser ellas mismas. Así es la nueva embajadora de la fragancia Escada Joyful. Por Fernando Goitia

Si en el Renacimiento hubiera existido la profesión de top model, Miranda Kerr habría sido el gran referente de sus colegas. La sentencia toda una herejía para amantes del arte sonará absurda, pero es que a sus 31 años esta australiana es una auténtica chica para todo. Nutricionista titulada, escritora, modelo y madre; Kerr canta, actúa, practica yoga y reza cada día; hace proselitismo de causas ecológicas, promueve la alimentación saludable, desfila sin pudor sobre una pasarela apenas cubierta por ropa interior y, por supuesto, presta su imagen a grandes marcas de moda y cosmética. Aprovechando el lanzamiento de Escada Joyful, la fragancia que ha unido a la modelo con esta multinacional alemana del lujo, hablamos con esta mujer cuyos hoyuelos, y algún que otro atributo más, han conquistado el mundo. Y no solo el de la moda.

XLSemanal. Usted hace casi de todo. ¿Hay algo más a lo que quiera dedicar su tiempo?

Miranda Kerr. Bueno, me mantengo bastante ocupada; así que, de momento, no pienso ampliar mis campos de acción. Pero nunca se sabe [ríe].

XL. Es experta en nutrición. ¿Va en persona al supermercado?

M.K. Sí, claro. Es una de mis actividades favoritas. Me gusta, sobre todo, ir a los mercados agrícolas, ya sabes, para comprar productos más frescos. Allí puedes hablar directamente con los agricultores y los granjeros. ¡Es genial!

XL. ¿Cómo reacciona la gente al verla haciendo la compra?

M.K. Muy bien. Todo el mundo es muy amable. A veces, hay quien quiere hacerse una foto conmigo o quien te cuenta una historia muy personal. Hay un poco de todo.

XL. Cuando una aparece en todas las listas de las mujeres más sensuales del planeta, supongo que será difícil no creérselo

M.K. Bueno, es muy halagador. Pero para mí ser sexy es estar a gusto conmigo misma. De hecho, cualquiera puede sentirse atractiva si está en paz, por dentro y por fuera. La clave es apreciar la vida y tener seguridad en ti misma, aunque con humildad y autenticidad. Ser auténtica es importante.

XL. De niña, ¿también aparecía en las listas de las más sensuales del colegio?

M.K. Pues no. Yo en el colegio era una más. Además, hice el bachillerato en un colegio femenino. No había chicos.

XL. ¿Qué es lo más espontáneo que ha hecho alguien por usted?

M.K. Todo lo que hace mi hijo, Flynn, que en enero cumplirá cuatro años. Me saca una foto y me dice. Mamá, esto es para ti. O un dibujo. Son los mejores regalos.

“Di el pecho a mi hijo durante un año y medio. Produje un montón de leche”

XL. Publicó una foto en la Red dando el pecho a su hijo en el descanso de un desfile de lencería. Eso es conciliación laboral y lo demás tonterías, ¿no?

M.K. Yo di el pecho a mi hijo durante año y medio. Fue una bendición amamantarlo tanto tiempo. La verdad es que tuve suerte, porque produje un montón de leche. Así pude alimentarlo con los nutrientes adecuados.

XL. Se dice que como top model no intimida, que parece una mujer normal

M.K. No sé, yo creo que cada mujer es diferente. Yo siempre animo a las mujeres a escucharse a sí mismas, a averiguar qué es lo que les gusta hacer, qué es lo que les divierte; porque todas tenemos algo especial que debemos encontrar. Animo a las mujeres a expresar su individualidad sin miedo.

XL. ¿Qué recuerda de su primer desfile?

M.K. No me lo tomé muy en serio. Fue en Australia y yo era niña. Entonces, no pensaba que aquello fuera a durar mucho ni que fuera a convertirse en mi profesión. Ahora, me alegro de haber encontrado el equilibrio entre ser modelo, mujer de negocios y madre.

XL. Nació y creció en el campo, a 500 kilómetros de Sídney. En aquel entorno, ¿con qué futuro soñaba?

M.K. Desde niña, siempre tuve presente la importancia de una buena nutrición. Fue por mi abuela. Estábamos muy unidas. Ella me inculcó la importancia de comer sano. Tenía un huerto y, desde muy pequeña, me llevaba a recoger las verduras y las hortalizas; después, me enseñó a cocinarlas. Uno de mis grandes recuerdos de la infancia es estar juntas en la cocina, explicándome cómo hacer para que la comida nutritiva también sea deliciosa.

XL. ¿Y por eso estudio Nutrición?

M.K. Sí. Tengo un título en Nutrición Integral y ejerzo como coach. Soy una apasionada del tema.

XL. Convénzame.

M.K. La comida es fundamental en nuestras vidas. Si alimentas tu cuerpo con los nutrientes adecuados, te hará mejorar en todos los aspectos de tu vida. trabajo, familia, amistades

XL. ¿Hay alimentos prohibidos?

M.K. Podemos comer lo que nos apetece, pero siempre con moderación.

XL. ¿En algún momento dudó entre ser modelo y ser nutricionista?

M.K. Puede ser, pero tengo claro que de no haberme convertido en modelo no habría vivido todo lo que he vivido. Ha sido genial viajar, vivir experiencias únicas, conocer a tanta gente creativa, experimentar diferentes culturas He tenido oportunidades que no habría tenido de no haberme lanzado en esta profesión. No puedo más que sentirme agradecida y afortunada por tener este trabajo.

 «Si alimentas bien tu cuerpo, mejoras en todo: en el trabajo, la amistad…”

XL. Usted creció en el campo, ¿cómo le ha influido esa infancia granjera en su relación con las fragancias?

M.K. Pues totalmente. Pasé la infancia rodeada de olores de la naturaleza. Mi madre siempre sintió gran fascinación por las fragancias. Su dormitorio estaba lleno de perfumes; y eran una de sus posesiones más preciadas. A mí me encantaba probarlas. Fue ella quien me enseñó a poner el perfume en la ropa y en el pelo.

XL. ¿Y qué aroma en particular asocia con aquellos años?

M.K. Si hay un olor que me recuerde a mi infancia, es el que precede a la lluvia. En el campo, siempre huele a tierra húmeda antes de que llueva.

XL. Hábleme del nuevo perfume. ¿Cómo describiría Escada Joyful?

M.K. Es una fragancia muy liviana, muy fresca, muy femenina y sensual. Es como un ramo de flores frescas. Me gusta porque, allí donde vas, la gente se queda en plan. ¡Oh! ¡Qué bien huele! ¡Qué frescor! ¿Qué es? .

XL. Esto es lo que Escada dice de su relación con usted. Positiva, efusiva y llena de alegría de vivir, la sofisticación natural de Miranda Kerr, su confianza y espontaneidad hacen de ella la perfecta embajadora de nuestra fragancia . ¿Lo suyo fue amor a primera vista?

M.K. Sí, sí, ha sido un entendimiento total. Cuando me llamaron, me impresionó que la esencia fuera tan femenina, sofisticada y divertida a un tiempo. Incluye, además, mi fragancia favorita. la peonía rosa; y mi esencia preferida. el sándalo, con un toque terroso. Encaja totalmente conmigo.

XL. ¿Le hace sentir algo especial?

M.K. Sí. Es una fragancia que transmite felicidad y alegría. El mensaje sería. ¡Aprovecha las pequeñas oportunidades y encuentra placer y alegría en los detalles de cada día! . No se me ocurre mejor producto al que asociar mi imagen.

Los ocho alimentos milagro de Miranda Kerr

Estos son los trucos (ecológicos) de belleza de la modelo australiana, propietaria de una marca de productos orgánicos.

-Azúcar de palma de coco orgánico certificado. Lo uso como sustituto del azúcar .

-Raíz de maca en polvo. Rica en aminoácidos, ácidos grasos esenciales y oligoelementos. Para echar al batido, yogur o cereales.

-Almendras tamari. Tienen fibra, vitamina E, magnesio y riboflavina .

-Jugo de noni. Lo bebo a diario. Ayuda al sistema inmune por su alto contenido en vitaminas y minerales.

-Cacao en polvo. Es un relajante muscular y una estupenda fuente de magnesio. Lo tomo en batidos.

-Acai en polvo. Lo tomo espolvoreado con avena, cereales sin gluten o en un batido.

-Salvia hispánica. Rica en antioxidantes y omega 3. Es perfecta para hacer magdalenas.

-Bayas de Goji. Un gran aperitivo. Son ricas en antioxidantes y tienen más vitamina C que las naranjas.


 

La fragancia de Miranda Kerr

Es fresca y sensual, como un ramo de flores recién cortado . Así es Escada Joyful, la fragancia que encarna el optimismo de Miranda Kerr: 69 euros (50 ml).