El 60 por ciento de todos los adornos navideños se fabrican en la ciudad china de Yiwu, al sur de Shanghái.

Se acaba la Navidad y mientras usted acaba de recoger los adornos navideños, en las fábricas de la ciudad de Yiwu (en China) se dedican a limpiar los restos de la facturación de esos mismos adornos. Allí, al sur de Shanghái, se elaboran el 60 por ciento de todos los adornos navideños que han decorado casas, comercios y calles en todo el mundo.

Se elaboran 1,7 millones de pequeños productos diferentes

Se las llama las fábricas rojas porque usan sobre todo tintes de ese color. Hay 600 y la mayor parte han surgido en la última década, estimuladas tanto por las exportaciones como por el incremento del consumo interno. Yiwu no solo elabora productos navideños. Es el mercado de pequeñas mercancías más grande del mundo. El 80 por ciento del comercio mundial se concentra en esa ciudad. Se comercializan más de 1,7 millones de productos diferentes. En la ciudad residen casi un millón de personas, pero además tiene un tráfico constante de compradores desde Shanghái, de la que solo la separan dos horas en tren. Cada año, en octubre, se celebra la Feria Internacional de Pequeños Artículos (bajo el lema Hacer frente al mundo, servir a todo el país ), a la que acuden cientos de miles de comerciantes. La producción se intensifica cuando se acerca diciembre, pero en Yiwu todo el año es Navidad.

Yiwu  abastece los ‘todo a cien’ de gran parte del planeta

La mayoría de los objetos que se venden en las ‘tiendas de chinos’ proceden de Yiwu, esta ciudad abastece a los bazares de España y de otros 218 países. Su mercado facturó 12.580 millones de euros el año pasado, una enormidad si se tiene en cuenta que sus productos se venden por unos pocos céntimos.