El hijo de la estrella del pop y de Guy Ritchie arrasa en las redes sociales.

Su padre, el director de cine británico Guy Ritchie, dice que está en contra de que los niños vayan al colegio. Y Rocco parece habérselo tomado al pie de la letra. No consta que el hijo de Ritchie y Madonna tenga estudios. Tampoco que tenga una profesión de algún tipo. Sabemos que hace surf, boxea, patina, le gustan los caballos y aún más la fiesta. Y poco más. Pero a los 15 años es ya un fenómeno social. Más de cien mil seguidores en Instagram certifican su estatus de celebridad. Eso sí, él satisface a sus seguidores. Sube imágenes de forma compulsiva a la red social. La mayoría son anodinas, pero de vez en cuando aparecen sus hermanos -Lourdes, Mercy y David, los otros hijos de Madonna (tiene otros tres hermanos por parte de padre, pero menos conocidos)- y sus famosos padres. Para justificar tanta vida diletante, cuando no ‘excesiva’, el chico cuelga también fotos de su apoyo a causas africanas y solidarias, aunque a veces con poco tacto, como cuando subió un vídeo de ejecuciones del Estado Islámico. Rocco acaba de saltar al ruedo mediático. ¡Que tiemblen las Kardashian!