En España este año habrá más muertes que nacimientos, según datos del Instituto Nacional de Estadística. El sector funerario está en alza. Ya mueve 1800 millones de euros al año y subiendo. Le contamos los secretos de este negocio.

Los últimos retoquesEspaña tiene la red de instalaciones mortuorias más amplia de Europa. El boom inmobiliario animó a muchos pequeños ayuntamientos a edificar grandes y modernos tanatorios. En total tenemos 3000 empresas de servicios funerarios, 1000 tanatorios y 280 hornos incineradores. Cada familia se gasta, de media, en este sector entre 2800 y 3200 euros. Uno de los trabajos menos conocidos es la tanatopraxia, que se encarga de la adecuación, la higienización y la conservación de los cadáveres.

El momento más delicadoLos servicios funerarios se han sofisticado mucho en los últimos 20 a. Tanto en el cuidado del cadáver como en la asistencia a los familiares, que va desde la asistencia psicológica hasta la organización de velatorios con homenajes o maestros de ceremonias. La adecuación del cuerpo es importante antes de que la familia lo vea. La única intervención compleja es el cosido interior de la mandíbula superior con la inferior para evitar que la boca se abra.

Este saco ha revolucionado el sectorUno de los últimos sistemas de conservación cadavérica es la técnica del Bio Sac. Se trata de una pequeña bolsa permeable de 200 gramos cuyo contenido desprende una ‘envolvente limpia’. La bolsita, de unos 10 por 15 centímetros, se coloca sobre el vientre del difunto paralizando durante cinco días el proceso de putrefacción y los olores. Se evitan así las técnicas de embalsamamiento.

El gran almacénEn el tanatorio madrileño de la M-30 disponen de un almacén enorme donde guardan los ataúdes a la espera de ser demandados por los clientes. La funeraria envía un furgón al lugar donde se encuentra el difunto para trasladarlo hasta el tanatorio donde se llevarán a cabo los trabajos de conservación del cadáver.

Un maquillador. el paso finalEl paso final es la adecuación y presentación del cadáver. Se maquillan las caras de los difuntos para disimular la tez pálida. Las herramientas de maquillaje son similares a las de uso diario, pero los productos y cremas son específicos porque no se absorben en la piel.

Uno de los más grandes de europaEl cementerio de la Almudena es uno de los mayores de Europa, con cinco millones de difuntos. Los nichos, sepulturas o columbarios son concesiones administrativas. Las condiciones varían según la localidad. Las concesiones dadas antes de 2004 suelen tener una validez de 99 años. Pero ese tiempo se ha reducido. Ahora se conceden por un plazo de entre 10 y 25 años. Si no se renueva el ‘alquiler’ cuando vence el plazo, los restos se trasladan a una fosa común.

Limpiar, limpiar, limpiarEma trabaja en la empresa Limpiezas Express, que se dedica, entre otras cosas, a la limpieza de sepulturas. El mantenimiento y la limpieza varían en función del material y la antigüedad de la sepultura.aDependiendo del tipo de piedra que sea, se utilizan productos no abrasivos y técnicas específicas. También se documentan posibles desperfectos.