Lo llaman ‘turismo de borrachera’ y es el plan veraniego para miles de jóvenes británicos. En España se han hecho célebres sus desmanes en Magaluf o Salou, pero las hordas se extienden por todo el Mediterráneo. A su paso la hierba sigue creciendo, pero también el estupor de los vecinos. Un fotógrafo británico ha seguido sus pasos en un recorrido que nos lleva desde Chipre hasta Mallorca.

Chipre morir de fiesta Hace un año, un inglés de 20 años murió en Ayia Napa -polo del turismo de masas chipriota- tras diez horas de fiesta a base de alcopops (licores de etiquetado confuso). La juerga empieza a mediodía. A bordo de un barco, por ejemplo, con bebidas, música y coreografías mientras llevan a los jóvenes de playa en playa.

Chipre cuando la copa es una botellaEl joven de camiseta amarilla es un camarero. El bar se llama Party Hard (‘Fiesta a Saco’) y es uno de los múltiples locales de Ayia Napa que sacan tajada de la invasión británica veraniega. Cada noche se celebran fiestas temáticas, cuyo principal objetivo es la ingesta desmesurada de alcohol.

Bulgaria borracha y abandonadaComienza la temporada veraniega en Sunny Beach, un pequeño balneario del mar Negro que multiplica por miles su población en verano. La joven de la foto es atendida por un empleado de Disco Orange, uno de sus antros más populares. En 2013, un inglés de 19 años falleció tras caer desde el décimo piso de su hotel.

Croacia deportistas muy dopadosAgencias de viajes británicas ofrecen tours deportivos por 270 euros. Un eufemismo para estancias en resorts como este, en Porec, con piscina gigante, playa y ‘todo incluido’. En estos lugares, hacer equilibrios en un balcón o saltar a la piscina forma parte de la juerga. Son las mismas agencias que promueven el Saloufest, evento que deja cinco millones de euros cada año en la ciudad catalana.

Magaluf un icono del desfase totalEsta localidad de Mallorca lleva más de 20 años atrayendo a jóvenes en busca de juerga. Hace un año, un vídeo en el cual una chica practicaba felaciones a 24 sujetos a cambio de una copa convirtió la playa en gran símbolo del turismo de borrachera. En lo que va de año, tres turistas británicos han muerto en la zona.

Chipre el alcohol es el mejor imán El alcohol barato -o gratis en los resorts- es el gran imán de Ayia Napa para los jóvenes. Un millón de británicos visitan Chipre cada año. Su consulado en Nicosia revela que el 70 por ciento de los incidentes de sus ciudadanos se incluyen en una de estas categorías. muerte, detención u hospitalización.

San Antonio cuidados intensivosEn la segunda mayor ciudad de Ibiza, los servicios sanitarios no dan a basto por la noche. Cuenta Peter Dench, autor de estas fotografías, que aquí la mayoría mezcla bebida y drogas . En 2014, cuatro jóvenes británicos murieron en la isla por incidentes relacionados con el consumo de alcohol y estupefacientes.