Más de la mitad del comercio mundial pasa por los paraísos fiscales. Se calcula que 32 trillones de dólares26 veces el PIB español están depositados en ellos, sin control. Así funcionan.

Islas Vírgenes

30 empresas por habitante

Las empresas y los inversores no pagan impuestos en las Islas Vírgenes Británicas. Las compañías ni siquiera están obligadas a llevar la contabilidad. Para crear una sociedad basta con rellenar un formulario y abonar 18 euros. En tres días se resuelve la petición sin que nadie pregunte por el origen del capital. La actividad financiera representa el 60 por ciento del producto interior bruto y hay 850.000 sociedades registradas, cuando el archipiélago solo cuenta con 28.000 habitantes. Un récord mundial. 30 empresas por isleño. Muchas de estas empresas operan de forma legal. La mayoría usa el patrón llamado transfer pricing, que Nicholas Shaxson autor del libro Treasure islands explica así. Una multinacional que cultiva plátanos en Ecuador quiere venderlos en Francia sin pagar impuestos en ninguno de los dos países. Crea tres compañías, las tres suyas. EcuadorCo, HavenCo (en un paraíso fiscal) y FranciaCo. EcuadorCo vende un contenedor de plátanos a HavenCo por 1000 dólares, y HavenCo se lo vende a Francia por 3000. ¿Qué ha pasado? A Ecuador le cuesta de verdad cultivar los plátanos y llenar el contenedor 1000 dólares; y lo ha vendido por 1000, así que no hay beneficio. Por lo tanto, no paga impuestos. FranciaCo compra por 3000 y vende por 3000, luego no hay beneficio, no paga impuestos. HavenCo es la que ha hecho el beneficio. 2000 dólares, pero como es un paraíso fiscal no paga impuestos. Fin de la operación .

Jersey

Especialista en testaferros

El hombre de la foto está haciendo volar uno de sus drones y se llama Mark Loane. Se encuentra en su casa de Jersey. Allí es el CEO de CS Alliance Group, que ofrece una sofisticadísima variedad de servicios tecnológicos para depósitos bancarios y operaciones financieras. En Saint Helier, la isla más grande del archipiélago británico, las finanzas son el 50 por ciento del PIB. El resto, turismo y agricultura. La especialidad local es el trust, una entidad que permite enmascarar a los propietarios de una cuenta o de un bien trasladando la gestión nominal a un tercero de confianza; vamos, a un testaferro.

Hong Kong

Un solo dios. el dinero

Giovanni Valenti, de 69 años, es el concierge jefe en el Mandarin Oriental de Hong Kong. Ambos, él y el hotel, son auténticas instituciones de la ciudad. Durante 20 años, Giovanni ha recibido a presidentes, hombres de negocios y estrellas que ocupan sus suites de 7000 dólares la noche. En Hong Kong dice solo hay un dios. el dinero . Tercera plaza financiera del mundo, Hong Kong funciona como paraíso fiscal gracias a los acuerdos negociados por Gran Bretaña y China en 1997. Ser región especial administrativa implica que para las empresas chinas no hay impuestos sobre el capital ni IVA. Y Pekín hace la vista gorda sobre las multinacionales.

Islas Caimán

El 15 por ciento del dinero del planeta

Jason Blick es australiano y los fines de semana abrillanta su Ducati, uno de los modelos más rápidos del mercado, antes de darle una vuelta a su novia. El paseo es breve. Gran Cayman solo mide 35 kilómetros de largo y tiene una única carretera. Empresas hay muchas, tiene el doble que habitantes. La gran mayoría no cuenta ni con oficina, tan solo con una dirección postal.Esta isla caribeña es el quinto centro financiero del mundo y Blick, el principal ejecutivo de Cayman Enterprice City. Cuando el huracán Ivan se aproximó a las Caimán en 2004, decenas de avionetas volaron hacia Miami cargadas con ordenadores y discos duros repletos de información sobre la riqueza almacenada en el archipiélago. Se estima que el 15 por ciento de todos los depósitos bancarios pasan por las Caimán. Es tal la extensión de estos paraísos que, según el especialista Shaxson, todos estamos ‘implicados’ desde el momento en que compramos en Amazon, que tiene su sede europea en Luxemburgo, o Google, que opera gran parte de su actividad en Bermudas. Cuando le preguntaron sobre esto a Eric Schmidt, presidente de Google, dijo que estaba muy orgulloso del sistema, que permitía este tipo de ingeniería financiera. Se llama ‘capitalismo’ .

Singapur

El búnker más discreto

Este ejecutivo tiene en sus manos un valor refugio. Se trata de un diamante valorado en 240.000 euros. Lo acaba de sacar de su caja fuerte. Alain Vanderbonne es el director de Singapore Diamond Exchange, una empresa que propone invertir en piedras preciosas, y cuenta con una de las salas de seguridad más blindadas del mundo. La cámara acorazada se encuentra en el subsuelo del puerto franco de Singapur. Reconocimiento biométrico, hormigón armado, decenas de cámaras Allí reposan obras de arte, lingotes o billetes depositados por los propietarios de grandes fortunas; en su mayoría, extranjeros.

Delaware

El paraiso americano

Crear una empresa aquí lleva apenas 20 minutos, no se hacen preguntas ni se piden documentos. Y las oficinas están abiertas hasta medianoche. Richard J. Gelsenberger trabaja en Wilmington State y ahora mismo está supervisando una de las 5000 operaciones financieras que tienen lugar al día en Delaware. Este pequeño estado norteamericano se ha convertido en un paraíso fiscal desde donde operan 285.000 negocios. Algunos del tamaño de Apple, Bank of America, Coca-Cola, General Electric o Wal-Mart y es uno de los destinos favoritos de las grandes compañías españolas, que han pasado de tener 41 filiales en este estado a 131.