Wikipedia, la gran enciclopedia ‘on-line’, una de las webs más populares del planeta. Nacida hace 14 años, su fundador, Jimmy Wales, podría ser millonario pero tomó otro camino. Por Ixone Díaz Landaluce

Siendo un niño, en Huntsville (Alabama), Wales era un lector entusiasta con una aguda curiosidad intelectual , así describe Wikipedia la infancia de su fundador. Jimmy Wales. Luego, aquel niño precoz que leía enciclopedias y entró pronto en la universidad para licenciarse en finanzas irrumpió en el negocio de Internet y, tras un par de intentonas fallidas, fundó Wikipedia en 2001 en colaboración con el filósofo Larry Sanger. Cuando Sanger se desvinculó del proyecto por serias desavenencias con Wales, este decidió donar Wikipedia a la fundación que desde entonces dirige los designios de la enciclopedia on-line. Perdió dinero más de tres mil millones de dólares, según sus estimaciones y nunca se convirtió en multimillonario de la era digital, pero se aseguró de que su idea de ofrecer una enciclopedia gratuita a todas las personas del planeta se hacía realidad.

XLSemanal. ¿Recuerda la primera vez que alumbró la idea de una enciclopedia universal y gratuita?

Jimmy Wales. Recuerdo estar sentado en mi escritorio dándole vueltas a la idea del software libre. Pensé que ese mismo tipo de colaboración podía aplicarse a muchas otras áreas. Me pareció que una enciclopedia podía ser un proyecto colaborativo perfecto.

XL. ¿Sospechaba entonces la dimensión que alcanzaría?

J.W. Siempre he sido muy optimista. Creía que, si hacíamos un buen trabajo, podríamos estar entre las 50 o 100 páginas más visitadas. Wikipedia es hoy la quinta página más visitada del mundo. Ha superado mis expectativas más optimistas.

XL. Cuando se escribe la historia, siempre existe el riesgo de reescribirla. ¿Cómo evitan ese vicio?

J.W. El nuestro es un proceso abierto y democrático en el que el debate sobre los hechos y las fuentes es infinito. Obviamente, no es un sistema perfecto y sigue abierto a cambios y mejoras. Lo importante es que más escritores de calidad se sumen al proyecto.

XL. ¿Por qué cree que la gente colabora de forma altruista en un proyecto así?

J.W. Es divertido. Conoces a personas interesantes e inteligentes. La gente disfruta haciéndolo. Por otro lado, el proyecto de una enciclopedia gratis para todo el mundo es una idea grande y apasionante. Es la esencia de lo que debería ser Internet.

XL. Wikipedia ha tenido un impacto inmenso en el mundo occidental, ¿pero cómo ha calado en los países del resto del globo?

J.W. En el mundo desarrollado, nuestro principal trabajo consiste en coger cantidades ingentes de información y hacer un resumen básico, conciso y accesible. Pero creo que nuestro gran impacto humanitario está aún por llegar.

XL. Cuente, cuente

J.W. En los países en desarrollo somos la primera fuente de información al alcance de mucha gente, porque no hay tanto material escrito en sus propias lenguas. Eso significa que, por primera vez, muchas personas tendrán un acceso al conocimiento que antes no tenían. Y eso es importantísimo.

XL. Las donaciones siguen siendo su única fuente de ingresos. ¿Es suficiente para mantener vivo el proyecto? ¿En qué situación consideraría incluir anuncios?

J.W. Me resulta imposible imaginar ese escenario en estos momentos. Solo lo haríamos si fuera la única forma de garantizar la supervivencia de Wikipedia. Pondría en entredicho nuestra misión educativa.

XL. Usted formó parte del boom de Internet hace ahora 15 años. ¿Qué es lo mejor y lo peor que ha traído esta nueva era tecnológica?

J.W. Los beneficios que la tecnología ha traído para todo el mundo son increíbles y yo he sido extraordinariamente afortunado de formar parte de ese fenómeno. No puedo pensar en ninguna consecuencia negativa, la verdad.

XL. Pero Internet también tiene un lado oscuro, ¿no cree?

J.W. Bueno, creo que los gobiernos deberían concentrarse casi de manera exclusiva en garantizar la seguridad de la Red y combatir el cibercrimen a través de potentes sistemas de encriptación.

XL. ¿Y no lo hacen?

J.W. Desafortunadamente, muchos gobiernos son parte del problema y son los infractores más peligrosos. Ellos son el lado oscuro de Internet. Y eso es algo que los ciudadanos deben tener presente y contra lo que hay que luchar.

XL. ¿Qué opinión le merecen figuras como la de Edward Snowden?

J.W. No lo conozco, pero en general diría que es un gran héroe. Que expusiera las intolerables violaciones que estaban ocurriendo tiene un valor enorme.

XL. Se ha posicionado con firmeza en contra del derecho al olvido en Internet. ¿Por qué?

J.W. La libertad de expresión es un derecho fundamental. Y la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 2014 [obligó a Google a suprimir información relativa a terceras personas que lo soliciten a partir del caso de un ciudadano español] es una violación flagrante de ese derecho y está causando muchos problemas y una enorme censura en Europa. Hablamos de datos legales que se publicaron en artículos de prensa. Encuentro indignante que a la gente le parezca bien censurar el contenido de Internet solamente porque piensan que una información es irrelevante o está desfasada.

XL. ¿Alguna vez se ha arrepentido de donar Wikipedia a la fundación y no convertirse en millonario?

J.W. Me preguntan esto al menos una vez al día [se ríe]. No. Estoy muy orgulloso de haberlo hecho y de lo que Wikipedia significa hoy en día. Sé que es algo que será recordado durante generaciones. La misión de Wikipedia sigue siendo la misión de mi vida. proporcionar una enciclopedia gratis para cada ser humano en el planeta.

XL. ¿Y tiene algún otro proyecto tan grande y ambicioso como ese entre manos?

J.W. Sí, estoy trabajando en algo que creo que será tan grande como Wikipedia. Acabamos de lanzar TPO.com, una red social solidaria apoyada en la compañía telefónica The People’s Operator. El objetivo es recaudar miles de millones para causas humanitarias. Si eres uno de nuestros clientes, el 10 por ciento de tu factura mensual va a la causa que tú elijas y el 25 por ciento de los beneficios anuales de la compañía se destinan a la caridad.