Millán Salcedo. Nació en 1954, en Brazatortas, Ciudad Real. Se hizo célebre con Martes y Trece. ‘En mis trece’ es su nuevo espectáculo.

El que fuera integrante de Martes y Trece -con Josema Yuste y Fernando Conde (al inicio eran tres)- sigue tan irreverente como el primer día. En las distancias cortas se pone serio, aunque siempre con la vena cómica lista. Sin pensárselo dos veces, se lanza a responder; pero tiene claro lo que no le convence, y por ahí no pasa. Quiere evitar que se malinterpreten, quizá deliberadamente, sus respuestas. Porque la gente tiende a sacar las frases -o, en este caso, los gestos- de contexto. Es afable, cercano, ha vivido mucho, y se nota. De vuelta en la escena con el espectáculo En mis trece, ha prorrogado tras un mes de éxito en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid, donde sigue actuando cada viernes. No quiere ni oír hablar de retomar Martes y Trece, pero se muestra orgulloso de cuanto hicieron juntos. Pocos pueden presumir -dice- de haber sido una de las empanadillas de Móstoles . Y razón no le falta.

Su nuevo espectáculo, dice, se llama En mis trece porque -según sus palabras- sigo en mi línea . Pero la línea ¿cómo la lleva?

Otra suya. Durante 30 años me dediqué las 24 horas del día a Martes y Trece, y aquello me hizo pupita . ¿Tanto le dolía?

Su vena cómica es bien conocida. Pero ¿se ve haciendo una tragedia de Shakespeare?

¿Volverá alguna vez Martes y Trece?

Afirma que se ha convertido en un clásico. ¿En qué se nota?

No todo el mundo puede presumir de ser una de las empanadillas de Móstoles , ha comentado. ¿Sigue disfrutando de ese gag?

Mamá dijo usted. quiero ser artista . Y ella lo animó. ¿Se lo agradece?