La sequía más severa en 30 años deja sin alimentos a más de diez millones de personas.

Es urgente. Los graneros están vacíos. Si no se actúa ya, en abril habrá 10,2 millones de personas en Etiopía sin alimentos , alertaban hace unos meses desde distintas ONG. Ya es abril. La hambruna se expande, provocada por una sequía atroz, la peor en 30 años. Las lluvias han sido escasas, erráticas y tardías. La falta de agua pone en marcha una espiral perversa. bajan las cosechas (un 14 por ciento, según la FAO); disminuye la comida para el hombre y para el ganado; los alimentos se encarecen (el maíz lo ha hecho un 14 por ciento); agricultores y ganaderos -empobrecidos- no pueden comprar semillas; bajan las cosechas Ahora, Etiopía necesita importar un millón de toneladas de cereales -la media de los últimos cinco años fue de 420.000 toneladas- para alimentar a una población hambrienta. el 78 por ciento vive de la agricultura y ganadería. Hay zonas en situación de emergencia total. Solo en Afar, en el sur del país, han muerto 450.000 cabezas de ganado. Desde Save the Children, Care International y desde la FAO advierten que en Etiopía se va a vivir una de las crisis humanitarias más graves de las últimas décadas. Además de los países del Cuerno de África, la sequía está asolando también a las naciones del sur del continente como Zimbabue, Malaui, Zambia, Sudáfrica, Mozambique, Botsuana y Madagascar, donde la última temporada de lluvias ha sido la más seca de los últimos 35 años.