Las fotos que no gustaron a Franco

Almería, años cincuenta. Dos jóvenes fotógrafos, Carlos Pérez Siquier y José María Artero, decididos a «documentar el tiempo que nos ha tocado vivir», convocan desde la Agrupación Fotográfica Almeriense a los mejores talentos tras la cámara para editar una revista. Ni la censura ni la falta de dinero lograron detenerlos. Sus fotos mostraron fuera de España una realidad que la dictadura no quería que se viese. Ahora se exponen en el Museo Reina Sofía hasta el 7 de noviembre.

 

Lourdes Gómez