Nací en Isla Cristina (Huelva), en 1981. Quedé segundo en Operación Triunfo II . Estoy de gira con Bailar el viento , mi séptimo disco, y grabo la nueva temporada de ‘La Voz’, donde soy coach. Por Virginia Drake 

XLSemanal. Cada uno de sus discos lo ha grabado en un sitio distinto. Madrid, Turín, Buenos Aires, Nueva York, Milán, Londres… ¿Lo van echando de todos los estudios?

Manuel Carrasco. [Ríe] Soy yo el que va cambiando de lugar y de productor, buscando cosas nuevas que me motiven. Hasta ahora no he repetido con ningún productor. Todos me han aportado muchas cosas y siempre pienso que hay otros que me podrán aportar más.

XL. En 13 años pasa de alumno triunfito a coach de La Voz. ¿Es un profesor exigente?

M.C. No mucho. La mayoría de los concursantes que llegan a La Voz vienen cantando bastante bien; saben muchísimo más que cuando yo me presenté a Operación Triunfo.

XL. Estos concursos tienen bastantes detractores, cantantes incluidos…

M.C. Lo sé y no lo entiendo. Hay miles de programas mucho más criticables. Tanto en OT como en La Voz, la gente busca un sueño, probarse a sí mismo o una oportunidad en la música. ¿Qué tiene eso de criticable?

XL. Como coach de La Voz Kids, ganó a Rosario y a Bisbal. ¿Quién dijo que tenía miedo?

M.C. Bueno, bueno, fue pura anécdota; además, yo no gané, quien ganó fue el chiquillo. En aquel programa pasé momentos muy buenos y otros difíciles, porque siempre es muy duro decirle que no a un niño.

XL. Por cierto, con esos ojazos, ¿le confunden aún con Manu Tenorio?

M.C. Está claro que es por el nombre, también me llaman Manu Carreño. Y eso que nunca me han llamado Manu, ni en el colegio ni mi familia.

XL. ¿Es verdad que una productora norteamericana le propuso hacer de Jesucristo?

M.C. Es verdad, cuando llevaba el pelo más largo. Entonces, las señoras mayores por la calle me cogían de los mofletes y me decían. «Lo que te pareces al Señor».

XL. Veo que ya lo han reconocido las admiradoras y que hay cola esperando a que termine esta entrevista. ¿Cuánto tarda un día normal en hacer la compra?

M.C. Hace bastante tiempo que no me meto en esos líos [ríe]; ya de por sí no me gusta mucho ir de compras.

XL. ¿Qué hace en un día libre?

M.C. Si puedo, no salgo a la calle. Aprovecho para quedarme en casa lo más tranquilo posible.


Desayuno: nada de bollería

desaryuno carrasco

 

«Un plato de fruta de la que haya en casa melón, sandía, uvas, paraguayas , un café con leche y unas tostaditas con aceite y tomate. Procuro cuidarme».