Estados Unidos y Corea del Sur hacen prácticas antiterroristas con los equipamientos más sofisticados. Por F.U.

Desde 1976, Estados Unidos y Corea del Sur realizan todos los años, en agosto y septiembre, unos ejercicios militares conjuntos. Estas prácticas, que se conocen como Guardián de la Libertad Ulchi (en honor de un general surcoreano), son cada vez más sofisticadas.

Además de preparar respuestas a posibles ataques de Corea del Norte, también se idean soluciones para poner a salvo a la población en caso de agresiones terroristas, lo que es extrapolable a otros países. Los soldados de la imagen están en el Metro de Seúl, pertrechados para responder a un ataque bacteriológico. Los equipamientos militares son cada vez más complejos y sofisticados.

EE.UU trabaja en un traje que se solidifica si se le ordena

El Ejército de Estados Unidos trabaja en un traje muy parecido al de Iron Man. Lo han bautizado como Talos (como el gigante de bronce que protegía de invasores a la Creta minoica) y está tejido con un blindaje que puede solidificarse si se le ordena. Puede repeler balas, ayudar a levantar cargas pesadas y proveer oxígeno extra. El precio estimado de este traje de héroe de cómic es de 80 millones de euros y está previsto que los comandos especiales estadounidenses puedan estrenarlo el próximo año