Stephen Hawking defiende teorías sobre el origen del universo que chocan con la religión. Con su libro ‘El gran diseño’ y con sus declaraciones -«no existe ningún Dios», proclama- ha avivado la polémica. Por Fátima Uribarri

El físico británico acaba de acudir al Vaticano para participar en un encuentro de la Academia Pontificia de las Ciencias, una institución de la que es miembro desde 1986. Hawking ha visitado el Vaticano en 1981, 2008 y el mes pasado. Ha participado en un encuentro sobre ciencia y sostenibilidad y ha conocido a Francisco, con el que ha habido buena sintonía a pesar de las diferencias ideológicas. También trató a Juan Pablo II y a Benedicto XVI. La salud de Hawking, de 74 años, cada vez es más delicada: estuvo unos días ingresado tras su encuentro con el Papa.