Rohinyás: el nuevo éxodo

Casi medio millón de miembros de la etnia rohinyá huyen de Myanmar (antigua Birmania) hacia Bangladés, acosados por el Ejército. Por Carlos Manuel Sánchez / Fotos: Bernat Armangue

Es un éxodo que la ONU califica como «limpieza étnica de manual». De esta catástrofe humanitaria intentan beneficiarse los musulmanes radicales, por un lado, y los elementos más retrógrados del clero budista y el nacionalismo birmano, por el otro. En medio, el sufrimiento interminable de miles de inocentes.

Los budistas birmanos acusan a los Rohinyás (musulmanes) de tener conexiones con Isis: en realidad, su enfrentamiento viene ya desde la Segunda Guerra Mundial.