Soldados israelíes graban a palestinos con sofisticadas cámaras en los disturbios en Jerusalén y estos responden con sus móviles. Por Fernando Goitia

Los móviles, ya se sabe, han abierto un mundo de posibilidades en todo tipo de ámbitos. A la hora de protestar, sin ir más lejos. Antidisturbios de medio mundo hace tiempo que graban en vídeo a los manifestantes, pero ahora, gracias a los smartphones, también los que protestan registran escenas que, propagadas por redes sociales y televisiones, denuncien, por ejemplo, brutalidad policial. Esa es la intención de esta palestina que, móvil en mano, increpa a una soldado judía -que usa casco con cámara incorporada- en las protestas palestinas que siguieron al anuncio en que Donald Trump, el 6 de diciembre, reconoció a Jerusalén como capital de Israel.

En las protestas desde diciembre ha habido 20 muertos y 3000 heridos

En esta particular guerra de cámaras la sangre no llegó al río Jordán, aunque no fuera este precisamente el tono general de unas manifestaciones en las que han muerto 20 personas, la Media Luna Roja ha atendido a 3000 heridos y las fuerzas israelíes han arrestado a 500 palestinos. Mientras, el hombre que destapó la caja de los truenos observa todo desde su despacho oval en la Casa Blanca.