Correo El bloc del cartero Virtualidades

La informatización de nuestras vidas nos permite almacenar un gran volumen de datos y contenidos personales, sin necesidad de ocupar apenas espacio físico. Miles de fotografías y de mensajes no abultan, digitalizados, lo que una cajetilla de tabaco. Pero ese alivio del tradicional papelote, que muchos saludamos como una bendición, tiene un reverso que uno de nuestros lectores lo bastante joven como para haber acumulado buena parte de sus recuerdos en soporte digital nos señala con una dosis de amargura. Cuando nuestros recuerdos eran objetos, nos los tropezábamos al azar, y en ese choque casual se construía una parte de nuestra memoria y de nuestra identidad que hoy hemos perdido. Paradójicamente, al aumentar los megabytes de nuestro yo virtual, nuestro yo real se encoge y difumina. n

Cartas.

Siempre encima de la mesitaEl vigesimoquinto aniversario de XLSemanal es la ocasión perfecta que me ha animado a escribir estas líneas. Tengo 37 años y he crecido domingo a domingo con esta revista. Los recuerdos se agolpan en mi cabeza cuando trato de buscar uno concreto que sea capaz de expresar mínimamente lo importante que XLSemanal ha sido en mi vida. Cuántos domingos me ha ayudado a digerir la resaca durante mi adolescencia, cómo me ha acompañado semana a semana durante tantos años, en los buenos y malos momentos, siempre encima de la mesita de la sala, en todas mis mesitas, de todas mis salas, de las distintas casas en las que he vivido. Durante mis tiempos mozos, cuando era invencible y todo eran ilusiones, solía pensar incluso que algún día sería capaz de ocupar una portada de XLSemanal. Todos los domingos solía juzgar si el inquilino de la portada de esa semana era digno o no de ella. Hoy en día, ya maleado por la vida, no tengo ilusiones tan ilusas, pero creo que sigo juzgando íntimamente cada portada. Aunque todo se acaba en esta vida, espero que XLSemanal siga publicándose muchos años más. En la era digital, entre tabletas y smartphones, con toda la información al alcance del dedo, yo todavía me sorprendo algunos domingos comprando el periódico a las nueve de la noche para no faltar a mi cita semanal con esta revista. txema campanón. amurrio (álava)üUn dique frente a la violenciaUna mujer mexicana, María Santos Gorrostieta, exalcaldesa de Tiquicheo una pequeña población del estado de Michoacán, ha sido asesinada. Nada nuevo. al tercer intento, con premeditación y alevosía. Su muerte lleva la firma del cártel de la droga, sentenciada por denunciar con autoridad sus prácticas mafiosas. No lograron acabar con la alcaldesa al primer ametrallamiento, en el que murió su marido; tampoco más tarde, con la segunda balacera, que la dejó malherida. La tercera vez ha sido secuestrada cuando llevaba a su hija al colegio y, poco después, su cuerpo, semidesnudo, mutilado y torturado, ha aparecido en la cuneta de una carretera rural. Es una salvajada que trae a la mente aquello que escribió Jean Paul Sartre sobre que el infierno son los otros. No le faltaba razón, pues cuando los hombres se empeñan, consiguen hacer en la Tierra una réplica eficaz del infierno. Comunicar esta bestialidad ya es poner un dique frente a la violencia y vomitar contra esos animales disfrazados de hombres. javier ortigosa. pamplona (navarra)üEl fin del mundo ya está aquíTodas las predicciones catastrofistas que hablaban de que en este año 2012 se acabaría el mundo parece que son ciertas y están cumpliéndose día a día. Voy a darles mi opinión sobre este asunto. Está claro que en cuanto a catástrofes naturales este año estamos más que servidos. terremotos, huracanes, tormentas Con muchas pérdidas en vidas humanas y económicas. Aunque si lo comparamos con otros años, no se rompe la media, ya que el globo terráqueo también sufre variaciones y situaciones de crisis. Sin embargo, el tsunami económico que padecemos todos los ciudadanos con la crisis es un drama de magnitudes descomunales, ya que la sociedad, tal como la conocemos, se está haciendo añicos y el poder financiero se está imponiendo de forma dramática entre los moradores de este planeta por encima de cualquier otro poder establecido. Sin generalizar, en nuestro país se están suicidando personas porque han perdido su empleo y no pueden pagar su hipoteca o mantener los gastos generales del día a día; se angustian y no ven otra salida que quitarse la vida. No me podrán negar que el mundo, tal como lo conocíamos, ha desaparecido. manuel esteban lozano. alicanteüContra el pánico, rapidez y controlSin ánimo de alarmar, sino de informar, en su revista nos hablan de la sepsis. Una enfermedad mortal si no se ataca a tiempo. Cada segundo cuenta. Y es que ante la presencia de patógenos, es decir, elementos extraños capaces de producir enfermedades, las neuronas responsables hacen sonar todas las alarmas para alertar de un ataque total. Cunde el pánico y el caos se generaliza. En la primera hora, dicen los expertos, se tiene un 80 por ciento de salvación, que se va reduciendo a medida que pasa el tiempo. Por eso, como en todos los casos graves, hay que actuar con rapidez, pero sin perder los nervios. Como lo que me pasó con un sobrino, que de una patada, jugando un partido de fútbol, se le cayeron dos dientes. Cuando me enteré, le pregunté si los tenía. Sí , me dijo. Pues prepárate, que voy a por ti . Llamé al dentista, era domingo, y con mi sobrino y sus dientes se los pudo implantar de nuevo. De esto han pasado más de 20 años y sigue con aquellas piezas que se daban por perdidas. Por eso digo que contra el pánico hay que actuar rápidamente y con control. Y sobre todo, no tirar jamás la toalla. Siempre encontrarás un camino. Tú tienes la solución. búscala. antonio sánchez escudero. oyarzun (guipúzcoa)üSi fuéramos más chauvinistasCon tristeza he podido observar cómo por las redes sociales prácticamente solo puede verse a españoles haciéndose eco de publicaciones foráneas que nos pintan de pordioseros. Obviando la cruda realidad del país, siento lástima de un pueblo que solo saca orgulloso su bandera nacional en los partidos de fútbol. Quizá si en este mal momento fuéramos un poco más chauvinistas y menos lastimeros nos iría mejor; quizá si estuviéramos más orgullosos de lo hispánico y menos pendientes de admirar lo anglosajón, nos continuarían respetando. Parafraseando al señor King, tengo un sueño , pero mi sueño se basa en un pueblo que confíe en él mismo, que se aleje de la crítica pesimista, que sea consciente de su fuerza, de su historia y de su valor. Cada noche espero que, al despertar, me encuentre con ese pueblo de moral alta, capaz de superarse y hacer frente a la difícil situación que atraviesa. Lo último que se pierde es la esperanza, pero parece que España la dejó olvidada en algún cajón incluso antes de caer en crisis. sergio blanco alberola. correo electrónico

La carta de la semana

Por qué la he premiado Por señalar ese valor de los objetos que comparten nuestro espacio y así nos convocan como nunca lo hará un megabyte.

¿Dónde está quedando? Hablaba hace unos días con unos amigos sobre el tesoro que guarda uno de ellos. las cartas que se escribían sus padres. Y empecé a pensar en las viejas casetes con la música de mis padres, en los álbumes de fotos de mi casa Y me pregunté dónde está quedando guardado todo lo que yo vivo. En la Red. Mis fotos, con suerte, quedan en Facebook; a duras penas envío cartas, casi todo son e-mails o chats, incluso para temas personales; escucho la música en Spotify o YouTube ¿Cómo voy a ser capaz, dentro de 5, 10 o 20 años, de experimentar la misma sensación que siento hoy al coger un viejo álbum de fotos, releer alguna antigua carta o sonreírme con algún viejo disco? No voy a poder porque, normalmente, esas situaciones me ocurren por casualidad al revolver entre mis cosas. Por eso, aquí va mi recomendación. imprime fotos, escribe cartas de tu puño y letra, imprime y guarda los e-mails importantes, haz discos con la música que te gusta Dentro de 5, 10 o 20 años lo agradecerás, tus hijos lo agradecerán y puede que incluso tus nietos.pedro sainz de vicuña cabeza. madrid