Correo Cartas, fax, ‘e-mails’ xls 1372

El bloc del cartero

Carteros

¿Es el cartero una especie en riesgo de extinción? Así parece deducirse de noticias como la supresión de esta figura en Canadá, que conocimos no hace mucho y que glosa uno de nuestros lectores, cartero él, con comprensible enfado por la ligereza con que algunos se apresuraban a sacar analogías entre Canadá y España, dos países distintos y distantes en muchos aspectos, algunos de ellos muy significativos por lo que toca a los carteros y a su trabajo. En los últimos tiempos hemos prescindido de no pocos oficios, desplazados por el avance inexorable de la tecnología. Con cada uno de ellos se perdió algo valioso, comenzando por ese amor por la tarea bien hecha que ponían los que los desempeñaban con pundonor. Si los carteros acaban desapareciendo, estaremos, además, un poco más solos.

85 frente a 3570 millones.85 personas. entrarían en una cafetería. No es necesario buscar un espacio grande, son solo 85. Pero son 85 frente a 3570 millones. ¿Dónde metemos a 3570 millones? Es casi la población asiática. ¿Se imaginan lo que ocupan? ¿Cómo comparar a 85 personas frente a 3.570.000.000? ¿Y por qué? Porque su dinero ocupa lo mismo. Según un estudio de la ONG Oxfam Intermón, 85 personas suman tanto dinero como 3570 millones de pobres, claro. Lo hemos leído en la prensa, escuchado en la radio Incluso es posible que la noticia haya llegado hasta alguna de esas 85 personas. ¿Qué habrá pensado? ¿Se habrá parado a reflexionar un instante? Cada uno de nosotros puede aportar su granito de arena y entre todos crear un mundo un poco mejor. Y esas 85 personas, ¿qué podrían hacer? Podrían cambiar el mundo solo en un segundo, pero miran para otro lado. PAULA R. G. CORREO ELECTRÓNICOCultura en tiempos revueltos.En estos tiempos tan complejos, el amor por la cultura debemos fomentarlo y tenerlo presente. Sé de primera mano que gente que no leía ni un libro se ha decantado por la lectura y muchos incluso se han convertido en verdaderos devoradores de libros. Al margen de esta pasión descubierta por muchos en plena crisis, existen otras opciones económicas y que nos hacen desconectar de la vida cotidiana y de los problemas sociales. Infórmense de las diferentes exposiciones temporales o permanentes que muchas veces, de forma gratuita o por poco dinero, podemos visitar en nuestras ciudades. Por ponerme de ejemplo, en marzo del año pasado visité la exposición Mística y verdad, sobre el barroco español, que ofrecía al visitante la posibilidad de adentrarse en uno de los momentos cumbres del siglo XVII. Una gozada. Salgan y disfruten de nuestro legado, desconecten de los problemas y saldrán reforzados para hacer frente a esas cuitas que se nos presentan día a día. susana pérez peinado. granada La extinción del cartero. Me resultó lamentable la forma en que una cadena de televisión dio la noticia sobre la extinción de la figura del cartero en Canadá y la comparación gratuita que se hizo con la inevitable extinción del cartero español. En primer lugar, Canadá tiene la dimensión de un continente, su población es mucho menor que la de España y sus poblaciones tienen una gran nivel económico, por lo que es lógico que a sus gobernantes les salga más rentable informatizarlos a todos que llevarles una carta dentro de un sobre. Ahora bien, compararlo con la situación en España, donde la mayoría de nuestros ocho mil municipios están en bancarrota, me parece una irresponsabilidad. Peor me pareció que se diera una imagen del cartero español como la de un cordial conversador, pero inoperante dado su poco trabajo. Las cargas de trabajo de los carteros españoles están a la cabeza en el ranking mundial. solo tienen que observar a los carteros urbanos de Zaragoza. Respecto a lo carísimos que resultamos los españoles, imagino que una empresa como Correos, que ha llegado a tener beneficios, sería un buen bocado, como en su día lo fue la Caja Postal. Dar noticias de manera tan sesgada lo que facilitan es que dichos beneficios reviertan en el futuro en los bolsillos de cuatro multimillonarios en vez de en el erario público. j. c. martín barcelona. zaragozaPoder oír no es ningún lujo.Mi hijo de tres añitos, Fernando, es sordo profundo. Aun así puede escuchar (artificialmente) con cierta calidad, ya que hace dos años se le realizó un implante coclear. Gracias a él ya ha empezado a hablar y podrá tener un desarrollo ‘normal’. El implante coclear tiene también un lado oscuro. La Seguridad Social sufraga el coste de la intervención quirúrgica, pero, a partir de la primera conexión, el usuario corre con los gastos abusivos derivados de su uso y mantenimiento. En España existe un monopolio de tres fabricantes, y la Seguridad Social no te pregunta qué marca deseas; no hay elección. Hay niños que no oyen por no disponer de los suficientes recursos para sufragar el coste de una reparación o el cambio de una pieza. un procesador, 6000-9000 euros; una bobina, 120-500. Unas variaciones enormes que dependen tan solo del modelo que te ‘toca’. Urge ya una legislación para regular este mercantilismo sanitario que hace de la necesidad de escuchar un lucrativo negocio. Se trata de conseguir reconocimiento, respeto y sensibilidad hacia un problema tan crítico como es la deficiencia auditiva, especialmente la infantil. fernando linares. valladolid

Por qué la he premiado Por enunciar con sencillez y hondura esa utopía, para algunos ingenua, pero que procura la supervivencia diaria de muchos.

La carta de la semana

¿Que cuánto gano? Queridos padres. para la gente que os pregunta que cuánto gano quedándome aquí, después de viajar por toda Europa buscando trabajo, decidle que gano mucho más que en cualquier trabajo cutre y explotador en España. gano experiencias y mucha alegría, amigos nuevos y el cariño de los niños y también visiones de lugares únicos en el mundo. Y todo gracias a la generosidad de la gente de Bolivia. Cuando la gente es buena, no hace falta ser rico. Hace falta tener un poco de suerte, rodearse de buena gente, aprovechar cada oportunidad y gestionar bien el poco dinero que tengas. Por supuesto, cuando yo tenga la oportunidad de echar una mano a alguien, lo haré en lo que sea. Hasta ahora, lo único con lo que me he ido cruzando en la vida es con gente dispuesta a abrirme su casa y a tratarme como a alguien de la familia. Me refiero a Ruthi, a mi amiga Luciana, a Érika Ojalá cuando me instale en algún sitio durante un tiempo medio definitivo, pueda hacer lo mismo por otra persona y dejarle mi casa. Espero que ahora entendáis por qué vienen mis amigas de Italia, de Hong Kong, de Pekín, porque la casa de uno es la casa de sus amigos. clara latorre molina. correo electrónico

David Gistau, nueva firma para “XLSEMANAL”

DAvid Gistau, una de las plumas jóvenes más afiladas dle periodismo español, se suma desde este número al elenco de firmas de Xlsemanal. Cada dos semanas analizará la actualidad en su sección., Neutral Corner.