CORREO Cartas, fax, ‘e-mails’ XLS 1406

El bloc del cartero

Independencias

Los días pasan, ningún puente se tiende, las retóricas derivan inexorablemente hacia el binomio amigo/enemigo. Como sugiere uno de nuestros lectores, es vano el esfuerzo de señalar culpables. todos han puesto de su parte para acabar varados en esta vía muerta. La independencia catalana es tierra prometida para unos; anatema para otros; e incluso los hay que en el hartazgo la aceptarían con resignación, con tal de ahorrarse un debate cacofónico, amañado y exasperante. Ha faltado buscar, como hicieron otros, la manera de afrontar algo así sin atajos ni añagazas, de modo que queden sentadas las bases de algo sobre lo que se pueda edificar. La ley es necesaria, pero no suficiente. Lo mismo se puede decir del hecho de votar. ni puede evitarse ni hacerse de cualquier modo. Y ahí estamos.

Se les ha ido de las manos.La llama del independentismo catalán ha acabado por transformarse en fuego. Ni unos los políticos catalanes de CIU, ERC, ICV han querido ni otros los políticos y Gobierno de España han sabido controlarlo. La historia no deja de ser una novela contada de forma interesada por los que la interpretan, y los sentimientos son algo que pertenece a la esfera individual; pero, si estos se manipulan desde las tribunas públicas, la fractura está servida. Puede que el caso Pujol, quizá sacado ahora a la luz para desactivar el independentismo de muchos, se vuelva en contra de los intereses de todos porque va a provocar que el radicalismo se posicione como la más fuerte de las opciones políticas catalanas. Las palabras de Felipe González, que ponían las manos en el fuego por Pujol, no hay que tomarlas en sentido literal. lo que advierte es que todos tienen mucho que contar y que callar, y que Pujol sabe mucho más de lo que se cree, de todo y de todos. La situación se les ha ido de las manos a los responsables políticos de un lado y de otro. Pujol tendrá que dar explicaciones, pero muchos ciudadanos sobre todo en Cataluña acabarán por no darlas, porque el miedo hará que muchos tengan temor a hablar, y eso no es democracia ni libertad. El miedo es algo que se debería erradicar en un sistema democrático y no debería tenerlo nadie por el mero hecho de pensar diferente. Alfredo Rodríguez Blázquez. Ávila

Puerto Rico y Portugal.Vivimos momentos que nos han fabricado otros. Con razón o sin ella, la realidad apunta a restar, dividir y separar. Del mismo modo, los políticos hace ya tiempo tendrían que haber sumado sus fuerzas (si las tienen) para salir de la crisis; España debe sumar con gente que quiera ser parte de esa suma, y a mí se me ocurren dos. Puerto Rico, un país donde algunos partidos verían con buenos ojos la unión a España; y Portugal, ese hermano que nunca hemos sabido por qué compartiendo territorio es ‘otro’ país. Los españoles al menos un gran número percibimos a Portugal como algo nuestro, y no digamos los portugueses a España.Unir, sumar, colaborar, ayudar, compartir, solidarizarse son palabras que me gustan más. José María Moreno Cascón. Chipiona (Cádiz)

Resignación.La generación de los 50 se verá, creo, bastante reflejada en mí. La niñez se pasó con nuestros padres cuidando a nuestros abuelos. Crecimos, fuimos al colegio (menos tiempo que ahora) y nos pusimos pronto a trabajar y a ayudar en la economía familiar. Después, nos casamos (antes de lo que se hace ahora) y, sin tener tiempo para pensar, nos quedamos en casa para ser esposas y madres. Cuidamos de nuestros hijos, de nuestro marido, de nuestros padres y, ahora, de nuestros nietos. Luego, cuando tienes edad de jubilarte, la crisis. No cobras nada gracias a la ley del 67, que te quita muchas de las horas trabajadas, y no alcanzas. Resignación y a cuidar de tu marido, que si él se queda viudo no pasa nada, pero si lo haces tú, dúchate menos para ahorrar agua, procura acostarte pronto para ahorrar luz, que te llamen tus hijos para ahorrar teléfono y a estirar la pensión de viudedad. Crisis y resignación. trabajar en casa no es trabajo reconocido. Resignación.María del Carmen García Martínez. Valencia

¿Eres viejo o mayor?La prolongación de la vida es innegable y hay que procurar que esos años no sean un acúmulo de dolencias y enfermedades, sino una etapa llena de experiencias. Teniendo la misma edad, el mayor está abierto a todo, tiene una agenda con proyectos y cada día es único; mientras que el viejo no hace nada, la agenda la tiene en blanco y todos los días son iguales. Desde hace diez años soy voluntaria en un centro municipal y doy clase a mayores; digo bien. mayores, y no viejos. Tienen entre 65 y 89 años, y algunos van a clase desde hace una década. Los admiro por sus ganas, su voluntad y su valentía. Mi padre, con 86 años, debía dar una conferencia en Cruz Roja, donde era voluntario, y decía que no sabía de qué hablarle a aquella gente mayor, cuando la mayoría eran más jóvenes que él. Y una tía suya que conocí a sus 90 años decía cuando le preguntaban por qué se arreglaba tanto. De joven, para gustar; y de vieja, para no asustar . La juventud no es un trozo de vida, sino un estado de espíritu que podemos y debemos conservar hasta la muerte. Mari Carmen Lis Cárcamo. La Coruña

La carta de la semana

Tom Joad en Londres. Tengo 28 años, soy ingeniero y acabo de regresar a España después de trabajar ‘de lo mío’ en Londres durante dos años. He tenido suerte. En este tiempo he visto a miles de jóvenes españoles como yo llegar en tropel a los aeropuertos de Heathrow o Stansted. Son miles, como digo, por eso permitan que me centre en la historia de mi amigo Tom Joad, ingeniero gallego como yo, y a quien presté toda la ayuda que pude durante los ocho meses de su periplo londinense. Tom trabajó de friegaplatos y repartiendo flyers, con contrato y sin él, aunque la mayor parte del tiempo la pasó deambulando de un lado para otro buscando un trabajo que siempre se le escurría. Finalmente regresó a España, con sus padres, no sin antes enterrar en el fondo del Támesis todas sus ilusiones. Hoy la tierra prometida no es California, sino Londres; pero, 80 años después de la Gran Depresión, el fantasma de aquel Tom Joad que retratara Steinbeck pervive en el corazón de todos los jóvenes españoles que, gracias a la eufemística movilidad exterior , tenemos que pelear lejos de casa por una dignidad que se nos cercena. Mucho ánimo a todos ahí fuera. Iago Sánchez Fouces. Ferrol (La Coruña)

Por qué la he premiado

Por el relato, en primera persona, de una de nuestras más relevantes historias de ahora mismo, con ecos de otras de ayer.

XLSemanal quiere agradecer la colaboración de sus lectores premiando al autor de la carta de la semana con esta FNAC TABLET 3.0, de 8 pulgadas, valorada en 190 euros.

¡Ya tenemos ganadores de la cena con los guionistas de Ocho apellidos vascos!

Diego San José y Borja Cobeaga, protagonistas de la portada de XLSemanal del pasado 10 de agosto, ya tienen acompañantes para la cena que ha sorteado la revista en las últimas semanas. Estos son. Josefa Arana Ruiz, de Málaga; Elena Rodríguez Calatrava, de Madrid; Pedro Carpintero Organero, de Toledo; Inmaculada Mengual Bernal, de Espinardo (Murcia); y María Eugenia López Salmerón, de Abáigar (Navarra).