Correo Cartas, fax, ‘e-mails’ XLS 1411

El bloc del cartero

Saneamiento

Ya no cabe seguir aplazándolo. Hasta aquí nuestros políticos se han ido contentando con poner paños calientes, permitiéndose incluso arrastrar los pies o tardar en romper con quienes la sospecha o incluso la evidencia señalaba como desleales, venales y corruptos. La corrupción no se ataja dejando campo libre y apostando luego a ver a cuántos pilla la Policía de los que, viendo que el monte es orégano, van y meten la mano en la caja. Los males se sanean mejor en su raíz, impidiendo la ocasión, vigilando a la mano que mueve el dinero mientras lo está moviendo y, sobre todo, no dando a entender que los atajos son admisibles cuando los toma uno de los nuestros. Lean, si no, las cartas de esta semana. Más pronto que tarde van a tener que pensar en dejar de darle tanto trabajo a la Guardia Civil.

La vida de las palabrasChat, dron, friki, led, melé, punki, rocanrolero, sudoku, tuit y zapear son algunas de las 8680 palabras nuevas de la XXIII edición del DRAE, que, tras una larga gestación, vio la luz el 13 de octubre. El hombre es el verdadero artífice de esas piezas que llamamos ‘palabras’ y que forman el inmenso mecano de la lengua. El hablante las crea, las hace crecer al ritmo de la historia; las lleva de aquí para allá, las pone de moda y de él depende que vivan más o menos. En esta edición, además de las palabras nuevas, son noticia a su vez las 1350 que se han retirado y engrosan la nómina de términos vintage, de otra época. Fueron creadas para la ocasión y, una vez que han cumplido su misión, salen por la puerta de atrás, sin hacer ruido. Me hago eco de las palabras de José Manuel Blecua, director de la RAE. Ojalá que el nuevo diccionario contribuya a que todos hablemos, escribamos y pensemos mejor . María Ángeles Sánchez-Ostiz Gutiérrez. Pamplona

Hartos Operación Malaya, Bárcenas, los ERE en Andalucía, los Pujol, las tarjetas black La corrupción en España se ha generalizado. ¿El problema? Empezamos a verlo como algo normal. Muy grave. Solo tengo 18 años, pero en mi corta vida mis padres me han enseñado unos principios básicos. honradez y responsabilidad. No se me ocurriría gastarme 900 euros en una heladería o tomar fondos que corresponden a los desempleados. Seamos claros. no todos somos iguales. Mientras a los jóvenes se nos tacha de vagos, de que no nos esforzamos, hay muchos que lo hacemos cada día para hacer un mundo mejor. Estudiamos, nos implicamos con obras sociales Estamos hartos de que políticos así nos representen; de que den esta imagen de España y no la verdadera, en la que la mayoría de la gente se esfuerza al máximo para salir adelante. No estoy de acuerdo en el 99,9 por ciento de las ideas de Podemos, pero entiendo que coseche un elevado número de votantes. Los jóvenes de ahora somos personas formadas y críticas con lo que vemos. Votamos a los partidos que nos dicen lo que queremos oír. Así que un aviso a los políticos. tenéis que ganaros nuestro voto, y eso solo se hace con honestidad, democracia, responsabilidad y cercanía. Ángel Ramos Laguna. Zaragoza

A más corrupción, más leyesCada mañana, la prensa diaria nos asalta con noticias sobre la corrupción en nuestro país. Es algo tan habitual que estamos empezando a caer en un peligroso estado de conformismo. ¿Y qué podemos hacer? El reciente y gravísimo escándalo de las tarjetas opacas ha servido para poner de manifiesto la laxitud con la que se está tratando este tema por parte de algunos. Pero lo realmente grave es que, al parecer, todos lo sabían, pero miraban para otro lado; en muchos casos porque el que lo oculta acaba siendo cómplice. Y no es por falta de legislación, más bien al contrario, pues como dijo Tácito hace más de dos mil años. Cuanto más corrupto es el Estado, más leyes tiene . Y todo ello para formar una intrincada maraña de regulaciones que propicia que algunos puedan estar por encima de la ley. Y hablando de leyes. un reciente informe de la CEOE afirma que tenemos la friolera de cien mil leyes en vigor. Lita Rivas Folgar. Teo (la Coruña)

Vamos pues, Ramiro PinillaHace unos días murió el hombre y escritor Ramiro Pinilla. Hombre porque fue un individuo libre, llano e irreductible. Escritor porque es un narrador con un lenguaje invisible, preciso y sin florituras y, a la vez, de una sencillez estremecedora, irónica e imaginativa. Él nos rememora los sentires del pueblo vasco durante la Guerra Civil y la posguerra, la gente de su pueblo, Getxo, que se pueden trasladar a cualquier otro. Con gran imaginación sitúa el origen de la vida en su playa Arrigunaga, y reivindica el papel de la clase obrera durante la industrialización del País Vasco. Pero, claro, era de izquierdas, antifranquista y no era nacionalista. ¡Qué difícil vivir a contracorriente! Se marchó en silencio y ‘casi’ silenciado por los de arriba. Nunca le importó, porque sus manos siempre gozaron de libertad para escribir. Te agradezco tu legado, que perdurará siempre y nunca será amordazado, porque escrito queda de tu puño y letra. Te otorgaron algunos premios y yo premio tus recuerdos reales o imaginados. Vamos pues, Ramiro. M. C. A. Cantabria

La carta de la semana

Por qué la he premiado Por darle la vuelta, con inteligencia, al necio lugar común y utilizarlo para decir algo de veras.

¡Mujer tenías que ser! El caso de Teresa Romero no hace sino corroborar el papel trascendental que juegan las mujeres en nuestra sociedad. Tuvo que ser una mujer quien se ofreciera voluntaria para atender a un paciente contagiado por uno de los virus más mortíferos que se conocen. No pretendo ser injusto con los hombres que también lo han hecho o están dispuestos a seguir haciéndolo. Sin embargo, desde estas líneas quiero rendir un homenaje de agradecimiento y admiración a las mujeres que, ante situaciones extremas, dan un paso adelante sin importarles su propia seguridad, haciendo gala de una entrega y generosidad sin límites. La grandeza de Teresa contrasta con la incomprensible actitud de algunos (ir)responsables políticos que se esconden detrás de cámaras y micrófonos sembrando la insidia y la sospecha sobre una persona merecedora de todos los honores sociales por su abnegada labor de servicio público. Ahora que todo parece pintar bien, quiero decirte, compañera, como funcionario público que soy, que me siento orgulloso de ti. Seguro que el resto de los compañeros también lo estarán. Sí, Teresa, ¡mujer tenías que ser!Roberto Fernández González. León

XLSemanal quiere agradecer la colaboración de sus lectores premiando al autor de la carta de la semana con esta FNAC TABLET 3.0, de 8 pulgadas, valorada en 190 euros.

Nuevo TOP 5 ¿De qué han escrito este mes nuestros lectores?

Teresa y el ébola *****

La mugre de las tarjetas black ****

El pertinaz 9-N ***

¿Corruptos todos? **

El interrogante Podemos *

Cuando el río suena Un virus nos pone las pilas, unas tarjetas opacas nos enrabietan ¿Resultará al final que podemos algo más que Podemos?