Correo Cartas, faz, “e-mails” XLS 1454

El bloc del cartero

Diluyendo

Comenta uno de nuestros lectores una de las más desafortunadas intervenciones públicas de este verano pródigo en tropiezos, desastres y barbarie (como también deplora, afligida, otra lectora). Llevaba la firma de una candidata independentista a las próximas elecciones en Cataluña y aludía a la dilución de la sangre catalana operada con el malicioso envío de inmigrantes españoles que habría orquestado la dictadura para debilitar la nación que la señora candidata, legítima pero también discutiblemente, promueve. Resulta abracadabrante que a estas alturas alguien se atreva a soltar, y a creerse, una pamplina de tal calibre. Las sangres no se diluyen, se mezclan, y de ese modo quienes las portan adquieren más y mejores genes. Lo contrario conduce a espesar no la sangre, sino la razón y el futuro.

Un dato demoledorEspaña es el segundo país en el ranking de pobreza infantil de la Unión Europea, detrás de Rumanía. Este es un dato demoledor en una sociedad que siempre habla del bienestar. Conocer que uno de cada tres niños está en situación de pobreza nos hunde por completo. Además, uno de cada diez vive por debajo del umbral de la pobreza de forma crónica, agravándose este hecho durante la crisis y con signos de permanencia. Debemos garantizar que todos los niños cuenten con las mismas oportunidades, lo que solo se conseguirá con una mejora de las políticas familiares. Estamos en el lado opuesto de Noruega. Las ayudas directas a las familias son la única solución que podría hacer variar estas cifras alarmantes. con una ayuda de mil euros anuales por menor se reduciría a la mitad; también hay un repunte importante del índice de pobreza en la población joven. En contraste con esta situación, somos el primer consumidor de Europa de cocaína y cannabis. no encontramos explicación por mucho que lo pensemos. Genaro Novo. SevillaProgreso y fanatismo Coincido con Juan Manuel de Prada en la idea que expone en su artículo El mito del progreso. El término ‘progreso’ suele entenderse como el salto que ha dado la humanidad en el conocimiento y dominio de la naturaleza a través de la ciencia, pero se excluye un avance paralelo en la espiritualidad del hombre. Pongo, por ejemplo, la evidencia de la vida diaria o el contenido de dos libros leídos recientemente, en los que subyace por igual la cuestión del fanatismo. Uno de ellos, sobre la dictadura impuesta por Calvino en la Ginebra del XVI, y el otro, sobre el Estado Islámico de nuestros días. En ambos casos se puede quemar viva a una persona o torturarla si se atreve a interpretar de otra manera la concepción dogmática oficial. Además de la religión, la política es otro campo en el que florece el fanatismo. Muchos hombres de partido son más fieles al partido que a la verdad. Hace 500 años, Sebastian Castellio uno de los intelectuales más lúcidos y valerosos del siglo XVI decía. Matar a un hombre no es defender una doctrina. Es matar a un hombre . Si el llamado ‘progreso’ no camina de la mano del humanismo, será un progreso mutilado. Antonio López López. MurciaVerano de terrorBasta ya. Leo la noticia sobre la decapitación del arqueólogo de 82 años, Jaled Assad, a manos del Estado Islámico y pienso. Basta ya . Quiero que se acabe ya este verano de 2015. El verano del terror. El que me deja verdaderamente asombrada y estupefacta, por primera vez en mis 24 años de vida, de lo horrible que puede llegar a ser un día tras otro en el mundo, a pesar de no afectarme ninguna desgracia de primera mano. El verano en el que dos chicas han sido asesinadas en Cuenca. El verano en que han muerto en sucesivas semanas varios menores a manos de sus progenitores. El verano en que varias personas han muerto a manos de sus parejas. El verano en que se pierde la cordura hasta el punto de poner por encima de los derechos de una persona los de un toro y desearle fehacientemente su muerte. Día tras día. Como un goteo se acumula mi decepción. Ojalá este verano de 2015 no hubiese sucedido. Alba Rodríguez Menéndez. GijónCarulla y la diluciónSon lamentables las palabras de Montserrat Carulla, integrante de la lista Junts Pel Sí, en que alerta contra la dilución que representamos las personas del resto de España en Cataluña. [Carulla afirmó que en los años 60 aquel hombre (por Franco) nos envió a mucha gente, cargó trenes con gente, para ver si de alguna manera nos diluía ]. Por lo visto, debemos ser como el vino de baja calidad, que diluye el de alta calidad y graduación. Por desgracia, estas palabras de Carulla no sorprenden. Desde siempre, el nacionalismo catalán nos califica, por ejemplo, de inmigrantes a las personas que hemos nacido en el resto de España y vivimos en Cataluña. Así te estigmatizan de forma despectiva. ¿Alguien en La Rioja o en Madrid, llama inmigrante a un catalán que ha ido a vivir ahí? El nacionalismo catalán debería reflexionar. presume de integrador , pero, cuando enseña la patita, se ve su esencia excluyente, prepotente y clasista. Juan Sánchez Manrubia. BarcelonaFin del sueño europeo Qué pena nos da encender el televisor y ver a miles de seres humanos sufriendo por sobrevivir en el hemisferio sur del mundo, ese espejo donde preferimos no mirarnos. Pero qué sensación de rechazo cuando se acercan a las puertas de nuestras casas, mientras mueren en flotadores de juguete en el ‘Mare Nostrum’, porque, claro está, es para ellos un capricho eso de jugarse la vida para ganársela. Qué sensación de alivio cuando la bota orwelliana pisotea las cabezas de los griegos después de intentar que la democracia no sea solo una palabra o una excusa. Qué gustazo levantarse cada día a las 6 para ganar menos de 400 euros al mes con 25 años y sin futuro (lo digo por experiencia), y estar así distraído y no hacer balance ni de tu propia miseria. La desolación me invade cuando veo a mis abuelos, que me adoptaron hace 21 años, arruinados y sin poder jubilarse para pagar un préstamo a largo plazo que nos hunde cada día un poco más. Hace 15 años tuvimos un sueño; hoy, ese sueño ha terminado. Fin del sueño europeo. Yasser Nieto Costa. Correo electrónico

La carta de la semana

Lina Morgan. La noticia de su muerte entra en mi ‘diario’ con su misma desfachatez cómica. Aquí estoy, señorito, pa lo que usté mande y a mí me venga en gana . Era su forma de reírse de sí misma en complicidad con la gente de su clase. humilde e intelectualmente superdotada para sobrevivir. Mi padre, trabajador a destajo, me decía que todas las noches rezaba en gratitud al que inventó la cama. Yo rezaré por Lina, que fue la payasa del pueblo, la vedette de lencería de saldos Arias, la tonta del bote sin un pelo de tonta. La estrella que generaba energía de sí misma repartiendo kilovatios de humor. No era guapa, pero sí graciosa, y a las guapas del reparto las llevaba por la calle de la amargura. Sacó lustre a la revista, grasienta con los años. Ahora estará en el cielo con otro genio, Paco Martínez Soria, que alivió las tardes vencidas de mis padres. Garci nos podría decir el galán clásico que mejor besa. Mi madre dice que don Paco es el que mejor tropieza. Aun así, no le pilló el truco y el otro día en la residencia tropezó mal. Insiste en descubrirlo. Será por eso que solo ve las películas de Paco y de Lina, que en gracia estuvo y ahora en gloria esté. Ángel Alonso Prieto. Correo electrónico

Por qué la he premiado Por bordar un arte tan difícil, el del obituario, con temple y medida, como el más consumado de los profesionales.

XLSemanal agradece la colaboración de sus lectores premiando al autor de la carta de la semana con este Fnac Smartphone 2 4″, valorado en 139,99 .

Top 5

¿De qué han escrito este mes nuestros lectores?

Cuando el río suena Este verano nos acredita como seres muy poco humanos. La solidaridad, bajo mínimos. Que vuelva pronto el invierno

Principios, para qué ****

Crímenes estivales ***

La cultura, único contrapoder **

Xenofobia e independencia *