Correo Cartas, fax, ‘e-mails’ XLS 1457

El bloc del cartero

Máquinas

La progresiva erradicación de la filosofía de los planes de estudios como asignatura de conocimiento general, su conversión en materia rara (cada vez más afín a otras como la egiptología o el estudio de la escritura cuneiforme), su apartamiento, en suma, de la mente del grueso de la ciudadanía, nos permite aventurar que el ejercicio de la reflexión, de por sí no muy arraigado por estos lares, menguará un poco más. En su reemplazo, más formación tecnológica y económica, de esa que, sin negarle su valor ni su interés, coadyuva más a la capacitación de los individuos como engranajes de una maquinaria que al efecto de cuestionar qué demonios hace la máquina y para qué. Teme un lector que el siglo XXI sea un siglo maquinal, porque a eso nos reduzcan a los seres humanos. Ojalá se equivoque.

Un símil, a grandes rasgos 30 de junio de 2015. Cristiano y Messi dicen adiós. A la finalización de su contrato, y ante la ausencia de ofertas que hagan justicia a su potencial, los dos astros han decidido abandonar el fútbol español, a pesar de que tanto el portugués como el argentino han dado muestras sobradas de su calidad. Ambos han decidido decantarse por la oferta de dos clubes americanos. La MLS (Major League Soccer) va camino de convertirse en la mejor Liga del mundo, gracias a la apuesta decidida por fichar a los mejores; en cuanto a la Liga española, su nivel decae año tras año, viéndose abocada a la irrelevancia en el contexto del fútbol mundial . ¿Se imaginan un escenario así en el mundo del fútbol? Catastrófico, ¿no? Pues bien, algo parecido, a grandes rasgos, está ocurriendo en nuestra economía. Ricardo Gómez Sanz. Valladolid¡Viva la generación del 84! Nací en 1984. Tengo 31 años y pertenezco a la que llaman generación perdida . Jóvenes con una notable formación académica, pero carentes de futuro. Sirva mi caso como ejemplo. me licencié en 2009, ejercí como tal durante apenas un año y ahora me busco la vida. Pero ¿somos realmente una generación perdida? Yo, como muchos otros jóvenes, he trabajado desde mucho antes de acabar los estudios; como camarero, acomodador en un teatro, panadero, librero y un largo etcétera. También me he autoempleado limpiando de las playas el chapapote del Prestige. Dije ‘no’ a la guerra. He adoptado un perro. Escucho a Sabina. Leo libros. Escribo poesía y algún día publicaré mi novela. ¿Ustedes me ven perdido? Piensen en plural, ¿nos ven perdidos? Por favor, por los de mi quinta, los que vienen y los que vendrán, sean compasivos, pero no nos llamen generación perdida , que estamos muy vivos. Víctor Dávila Naranjo. Durango (Vizcaya)Solo queda AlemaniaQue en la creación de la cultura europea han contribuido naciones tanto o más que Alemania es evidente, sobre todo Francia e Italia, e incluso España o la pérfida Albión. Es humano que a nadie deje indiferente ver cómo huyen miles de sirios desde Oriente hacia fronteras europeas. Sin embargo, todos hemos oído en los telediarios, por supuesto en inglés, expresiones como estas. Now I’m happy. I will finish my studies in medicine in Germany and I will bring my family o Thank you, Munich. Now my kids will study in Germany . En España y Europa, nos debatimos por cuántos refugiados acogeremos. ¿Alguien piensa que alguna familia siria llegue a Soria, Teruel o Zaragoza? ¿Acaso piensan que será fácil sacarlos de Baviera si no es por la fuerza? Europa no es hoy una entidad de cultura y de principios comunes, es una entidad mercantil y, tras la crisis, me temo que, del sueño de Maastricht, solo queda Alemania. Francisco Javier Fatás Cebollada. ZaragozaLos verdaderos responsablesLos ciudadanos europeos estamos asistiendo con una mezcla de impotencia, angustia y preocupación a las oleadas de personas que tanto desde Oriente Medio como desde el norte del continente africano intentan acceder por tierra a los países de la Unión Europea o tratan de llegar por mar arriesgando sus vidas hasta Italia o Grecia. Ante esta colosal tragedia, los políticos europeos han demostrado su falta de previsión y su tardía reacción. Hay unos responsables de esta terrible tragedia que ha obligado a muchos seres humanos a abandonar todo lo que tenían para huir de unos países azotados por una guerra civil o bien en manos de los fanáticos del Estado Islámico. La irresponsable e interesada intervención de Estados Unidos en Irak y Afganistán, que arrastró en su equivocada decisión a algunos países de Europa, está en el origen de la actual situación. Los culpables tienen nombre y apellidos. George Bush y Barack Obama. También los errores cometidos en no detener la guerra de Siria y en la desestabilización de los regímenes de Egipto, Túnez y Libia son la causa de lo que hoy nos toca vivir. Y mientras Estados Unidos ‘mira para otro lado’, la vieja Europa se enfrenta a una crisis humanitaria de proporciones impredecibles. José MartÍn Escudero. Zaragoza El siglo de las máquinasSeptiembre, comienza un nuevo curso, en mi caso un año especial por ser el último del colegio. Y es en este año cuando, por primera vez, se estudia Historia de la Filosofía, y se lee a Platón, Aristóteles, Tomás de Aquino, Nietzsche  Se encuentran en ellos las respuestas a las preguntas que todo hombre se ha formulado más de una vez. por qué realizar el bien, qué es la belleza, de dónde procedemos Y, sin embargo, a partir del próximo año, la Filosofía desaparece de segundo año de bachillerato y se entierra en el oscuro baúl donde fueron desterradas sus hermanas Música, Pintura, Literatura, Historia, Retórica La familia Humanidades, que despierta en el hombre los sueños, la virtud, la búsqueda de belleza, vencida por la alienación de las ciencias técnicas. Siempre dijeron que este sería el siglo de las máquinas. Tristemente, así será. no porque el hombre las construya, sino porque se habrá convertido en una de ellas. Pedro Argüello Mur. Correo electrónicoEl informáticoEscritores, guionistas, ¡creadores todos! Si no sabéis cómo seguir una trama criminal, si no veis claro cómo hacer que A descubra que B es el malo de la historia tranquilidad, porque ha llegado (para quedarse) el personaje definitivo, el que en tres minutos resuelve todas las dudas al protagonista. Sí, es él, es el informático. No sé si empezó con Lisbeth Salander, pero en cada vez más novelas, series o películas, aparece ese hacker informático, un poco inadaptado social (sic) al que le dicen un dato sin mucha importancia y, sin saber cómo ni por qué, te saca hasta el comedor donde celebró la primera comunión el asesino de turno. A saber dónde quedaría Sherlock Holmes en la actualidad, ¿quizá haciendo algún curso de informática para desempleados? Rubén García Domingo. Burgos

La carta de la semana

Demasiadas lágrimas. Mi hijo tiene seis años. Procede de adopción internacional. Lloró en silencio cuando con 21 meses vio su tierra alejándose desde la ventanilla del avión. Me abrazó y me adoptó como padre, haciéndome llorar. Nos prometimos volver. Zaid tiene siete años. Abrazado a su padre, Osama, ha hecho el viaje de Siria a Múnich, huyendo de la guerra. En Roszke (frontera entre Hungría y Croacia), una zancadilla les hizo caer al suelo. Como tantas veces antes, la reacción fue levantarse y seguir corriendo. El incidente ha llevado a Jean-Claude Juncker a decir. Si fueran ustedes, con sus hijos en brazos, quienes vieran cómo el mundo se deshace, no habría muro que no subieran ni mar o frontera que no cruzaran . Las lágrimas de Zaid las he visto más veces. En otros niños, en otros países. La carrera de Osama la he visto también en otros padres, en otros conflictos, en otros mundos deshechos. Gracias, Zaid, Osama. Por vosotros, por ellos, mi hijo me abraza más fuerte cuando en el mapa le señalo su tierra. Por vosotros, por ellos, volveremos.  Luis Alberto Rodríguez Arroyo. Santo Tomás de las Ollas (León)

Por qué la he premiado

Por hacernos llegar, en forma de oportuna iluminación, su manera particular de vivir algo que para otros apenas fue una imagen.

XLSemanal agradece la colaboración de sus lectores premiando al autor de la carta de la semana con este Fnac Smartphone 2 4″, valorado en 139,99 .