Esta nueva técnica, unida a la mamografía digital en 2D, detecta más tumores y, en consecuencia, reduce la mortalidad por cáncer de mama.

Después de la mamografía convencional, la analógica, en el año 2000 se implantó el proceso digital. Ahora toma el relevo la tomosíntesis o mamografía en 3D, un escáner que permite visualizar lesiones tumorales aún no palpables, gracias a 50 cortes de 1 milímetro que recogen las estructuras mamarias y delimitan con más precisión los bordes de las lesiones. De este modo, disminuyen las falsas alarmas y se evitan biopsias innecesarias. A estas mamografías digitales se le puede sumar el sistema CAD (diagnóstico asistido por ordenador), que permite al radiólogo disponer de una herramienta adicional de ayuda al diagnóstico. Durante la lectura de mamografías, este sistema detecta grupos de microcalcificaciones malignas, con más del 97 por ciento de acierto, y otros tipos de lesiones, como masas, distorsiones y asimetrías, siempre con más del 91 por ciento de acierto.Para el Centro de Diagnóstico de la doctora Paula Martínez Miravete, en Zaragoza, una de las pioneras de esta práctica, junto con centros como la Fundación Tejerina en Madrid, la tomosíntesis es muy aconsejable en pacientes de alto riesgo y en la detección de irregularidades en pacientes jóvenes con mama densa, ya que el tubo de rayos X toma distintos planos de mama, desde distintos ángulos y con varias exposiciones, a medida que se mueve en un abanico de aproximadamente 15 grados . De este modo se consigue una fotografía con tal detalle que se puede ver la mama en planos milimétricos y por distintas capas y con la posibilidad de reconstrucción en 3D. Además, no hay que preocuparse por las radiaciones, ya que las que emiten los aparatos de tomosíntesis son similares a las de un estudio mamográfico convencional.Uno de los detalles más favorables de esta técnica es que se pueden estudiar mejor los bordes del tumor, la penetración del mismo en la mama, etc., y, por tanto, conocer mejor qué tratamiento aplicar. Para la doctora Martínez, la ventaja fundamental es la enorme capacidad de diagnóstico al realizar cortes individuales en el volumen de mama, que hasta el momento solo se contemplaba en dos planos y ahora pasa a ser tratada como si se viera a través de un escáner. El ahorro de pruebas posteriores clarificatorias, como una biopsia, lo que denominamos rellamadas, va a conseguir imponer esta técnica de forma generalizada. Sobre la frecuencia en su realización, los especialistas recomiendan que las mujeres se hagan una mamografía entre los 35 y los 40 años; las segundas pruebas, de forma bienal es decir, una cada dos años, en el periodo de 40 a 50 años, para pasar a realizarla de forma anual entre los 45 y los 65 años. Solo así la prevención cumplirá su función. n

Medicina interna Dr. Nicolás García

Necesito bajar >el colesterol ¿Cómo puedo bajar la glucosa y el colesterol y qué debo evitar para quemar grasa? Esther Roldán. Valencia.En sus análisis hay una elevación de glucosa que, si se confirma, indicaría una diabetes mellitus. Bajo supervisión, debe tratársela con una dieta pobre en grasas animales y con los hidratos ajustados a su peso. Evite la grasa animal, los azúcares concentrados y base su alimentación en las verduras, las frutas y los pescados y carnes asados o a la plancha. Y haga ejercicio.  

TraumatologíaDr. Juan Ramón Valentí

¿Podré operarmede la rodilla? Tengo dolor de rodilla desde hace años. Padezco gonalgia en la rodilla por condromalacia rotuliana. ¿Qué puedo hacer? Eduardo Sánchez. Tarragona. La condromalacia rotuliana no define la causa del dolor; habría que hallarla. Le aconsejo cambiar de postura a menudo, estirar las rodillas; evitar estar mucho de pie, ponerse en cuclillas o de rodillas; subir y bajar escaleras sin necesidad Haga estiramientos de isquiotibiales y tome algún preparado con sulfato de glucosamina.  

Ginecología Dr. José Antonio Páramo

Tengo prolapso de útero ¿Qué métodos hay para solucionar este problema? Silvia Gómez. Asturias.El prolapso genital es el descenso de la posición de cualquier víscera pélvica (como el útero) debido a un fracaso en sus mecanismos de sujeción. Se manifiesta como peso o un bulto que puede llegar a sobresalir por los genitales. El tratamiento suele ser quirúrgico y pretende restaurar la anatomía. Unas veces hay que extirpar el útero y otras, utilizar mallas de contención para reforzar la reparación.  

Para consultar a los médicos de la Clínica Universitaria de Navarra envíe su carta a Los especialistas de XLSemanal, indicando la especialidad que necesita. Puede hacerlo por correo postal (Juan Ignacio Luca de Tena, 6. 3.ª planta. 28027 Madrid), fax (91 456 47 03) o e-mail (xlsemanal@tallerdeeditores.com).