Pesa como un recién nacido y ha dejado boquiabiertos a los jardineros de Trentham Gardens, un parque público en Staffordshire, Reino Unido. Y es que, si bien estos hongos comestibles (los Calvatia gigantea) pueden alcanzar un gran tamaño, es muy extraño que lo consigan en un sitio como este, con paseo de compras, bares y zonas de juego. La jardinera Terri Hodson (en la foto) nunca había visto una de este tamaño y no se explica lo ocurrido. Aquí los ciervos ?dice? se las comen apenas brotan . ? e. f.