Google, Facebook y las grandes compañías tecnológicas andan a la busca y captura de “tecnogeeks”, tipos que dominen la programación y sean capaces de hacer de un simple icono en nuestro móvil un pelotazoinformático. Le presentamos a los tres españoles con más proyección Tienen menos de 25 años y un futuro nada incierto. Texto y fotografías de Daniel Méndez

Cuando los de Google se fijaron en él y lo reclamaron para irse a trabajar con ellos a su sede de Mountain View, en el corazón de Silicon Valley, en California, Pep Gómez cómo no se entusiasmó Solo había un pequeño inconveniente. tenía 17 años y todavía no había terminado el instituto. No hay problema , dijeron los del buscador. Esperamos . Y, un año después, Pep estaba trabajando codo con codo con los que cambian el mundo , como él mismo dice.Que el tiempo pretérito no lleve a engaño. Pep tiene hoy 19 años y acaba de volver a casa con su propia start up, su pequeña empresa informática, Fever Inc, que tiene un pie aquí y otro en Estados Unidos. Una compañía fundada por él y de la que es director general. Están trabajando a contrarreloj para lanzar su producto y nos piden discreción. se trata de algo relacionado con la tecnología móvil y la noche, que se lanzará en primavera. Y hasta aquí podemos leer. Al menos con lo que respecta al futuro (inmediato, por otro lado). Pero el pasado, pese a su corta edad, nos lleva años atrás.ü Con 13 años empecé a programar y a los 14 monté con unos amigos Mewid, una plataforma de microblogging similar a Twitter , explica este castellonense en las oficinas de su compañía, en plena avenida Diagonal de Barcelona. Yo creo que todo el mundo puede empezar algo; la edad importa, pero no lo es todo. Y tampoco es necesario que tengas un MBA en empresariales , afirma con su verbo rápido. ¿Que te equivocas? No importa. Una de las cosas que aprendí en Silicon Valley es que la gente allí es muy persistente. no tira la toalla al primer error . Una frase que, entre otras, escuchó de los primeros inversores a los que fue a visitar para financiar su actual proyecto. ¿Cuál es la situación en España? El nuestro es un país de emprendedores , explica. Y añade algunas de nuestras ventajas. Tenemos mucha cintura, mucha más capacidad de adaptación que los americanos, ingleses o franceses. Ocurre que la mentalidad ha sido más de invertir en ladrillo que en fondos de capital riesgo. Pero la situación está cambiando muy rápido . La revista especializada en tecnología Wired parece darle la razón. en un reciente número citaba Barcelona como uno de los puntos calientes de las start ups en Europa. No aparecía Pep, pero sí se mencionaba a un compañero suyo de generación. Pau García-Milá.ü cuando empecé, tenía 17 años, y la manera de pensar a esa edad es muy distinta de la que tiene alguien de 24 . Pau habla ya como un veterano, en su oficina de las Ramblas de Barcelona. Enfrente de Canaletas, tú , matiza. Todo un símbolo para una start up que echó a andar sin prisa de la mano de unos chavales todavía adolescentes. Al principio teníamos en mente pasarlo bien, no montar una empresa , recuerda. Hoy, su plataforma eyeOS cuenta ya con más de 100.000 usuarios y han lanzado su versión profesional. ¿El secreto? Las ganas de comernos el mundo. Somos una empresa de 40 personas que compite con compañías de cinco mil. Aquí, nadie piensa en los límites. Esto es clave . Aunque con esto no basta. En los comienzos tuvieron que dedicar un gran esfuerzo a mantener vivo el proyecto, cuyos gastos sufragaban haciendo páginas web para pequeñas empresas de su pueblo, Olesa de Montserrat. Más tarde llegaría un crédito de 40.000 euros, que se ampliaría a 100.000, y después a 200.000 Hablando de los orígenes aparece otra figura que, en su opinión, es fundamental para todo iniciador precoz. la de los padres. Al principio, me daba miedo contar lo que estábamos haciendo, porque, ¡caray!, no es lo más habitual. Pero con el tiempo lo conté y recibí mucho apoyo , cuenta Pau. Su respaldo se considera imprescindible, y no se trata de dinero, recalca Pau. Si tu entorno cree en tu proyecto, tú mismo te subes el listón .Además, están las trabas burocráticas, que implican tiempo y costes excesivos. Coinciden en su diagnóstico con el informe Doing Business, que publica cada año el Banco Mundial. en España se tarda 47 días en poner en funcionamiento una empresa, y hay 146 países en el mundo donde es más fácil realizar estos trámites que en nuestro país. Asimismo, Estados Unidos invierte en capital riesgo tecnológico 15 veces más que Europa. Con todo, hay un grupo de jóvenes que está dispuesto a cambiar las cosas. No son legión en un país como el nuestro, donde solo el 12 por ciento de los jóvenes contempla el autoempleo como primera opción laboral (en Europa, la cifra asciende al 40 por ciento; en Estados Unidos, al 65). Ellos han invertido las tornas. primero, la empresa, la ronda de financiación La universidad llegará después Si es que llega. No es cien por cien necesario, pero ayuda. Te estructura la cabeza y te enseña a trabajar , dice Pau.üQuien sí se encuentra ahora mismo estudiando es Javier Agüera, un joven madrileño de 19 años. cursa Ingeniería en la Universidad Pontificia de Comillas. Su plan inicial era otro. estudiar en el MIT de Boston. El elevado esfuerzo económico que implicaba lo disuadió pero, paradójicamente, el centro americano acaba de reconocerlo como uno de los diez mejores emprendedores españoles menores de 35 años y él rebaja notablemente la edad media de los seleccionados. Tiene ya tres start ups a sus espaldas y ahora se dedica a fabricar hardware, por lo que cuenta con dificultades añadidas. los costes se multiplican, y lucha contra multinacionales. Somos 15 en la empresa, un David contra muchos Goliats. Pero eso nos da la ventaja de que somos ágiles . Y que nadie se confunda. no son geeks enchufados todo el día al ordenador. Soy un tío normal al que le gusta irse de juerga con los amigos. En España hay mucho complejo y enseguida se nos ve como unos bichos raros conectados a un tubo de ensayo. ¡Silicon Valley está lleno de juerguistas! . n

PEP gómez,

19 añosPasión por los números n EL CURRÍCULUM. empezó a programar a los 13 años. A los 15 montó Eligetugira, para que grupos musicales organicen sus bolos. Llegó a tener 150.000 visitantes diarios. Después dirigió la red de blogs Generación Net. Creó Redondea, una plataforma que llegó a recaudar 100.000 dólares. Ahora dirige su propia start up, Fever Inc. n EL LEMA. Me gustan los números. Las finanzas y los códigos [de programación] son mis dos grandes hobbies y mi trabajo .

Pau García-Milá, 24 añosDon de gentes n EL CURRÍCULUM. es el creador de eyeOS, una plataforma de software libre basado en la nube (es decir, que la herramienta y los datos asociados a ella están colgados on-line para poder acceder a ella desde cualquier sitio). Hoy, Pau es un emprendedor de renombre, habitual en las conferencias del sector. Intento no dar más de una por semana, aunque no siempre lo consigo , explica.

n EL LEMA. Yo creo que las cosas bonitas salen cuando no te obsesionas con ellas. Eso nos permitió poder equivocarnos en muchos momentos. no teníamos la obsesión de montar una empresa y ganar dinero .

javier agüera, 19 añosUn tipo duro n EL CURRÍCULUM.

su primera empresa, TopKami, surgió cuando quiso regalarle una camiseta personalizada a una amiga. Después llegó una pequeña compañía de videojuegos y a los 16 años montó, con su socio (adulto) Rodrigo Silva Ramos, GeeksPhone, la primera marca europea que lanzó un smartphone basado en el sistema operativo Android (el GeeksPhone One, al que siguió el Zero y está a punto de continuar con el tercer modelo, el GeeksPhone Two).n EL LEMA. En tecnología no siempre está tan claro quién es el pequeño; ser joven te puede hacer más intrépido, y ser pocos, que tu empresa sea más ágil .

PARA SABER MÁS  www.iniciador.com. Una plataforma de emprendedores que, entre otras cosas, organiza charlas periódicas en distintas ciudades.