Responden al impronunciable nombre de SpnKiX y convierten cualquier par de zapatos en un gadget de última generación. Estos novedosos patines pueden llevarnos a cualquier lugar a 10 kilómetros por hora sin utilizar una gota de combustible ni emitir gases nocivos. Están impulsados por pilas, tienen una autonomía de 3 kilómetros e incluyen un mando a distancia inalámbrico y una batería de litio recargable. La dirección la marca el usuario con la inclinación del cuerpo, pero no se recomienda su uso para quienes pesen más de 80 kilos. En marzo saldrán a la venta los primeros pares. ? E.F.