surgió como el mejor aliado para dejar el tabaco, ¿Pero lo es realmente?

Lo llaman cigarrillo electrónico (o e-cigar, en inglés) y es un dispositivo, según sus fabricantes, que ayuda a dejar de fumar

aunque no está demostrado científicamente o que permite fumar en los sitios en que está prohibido hacerlo, ya que no contiene sustancias tóxicas como el alquitrán Pero lo cierto es que le acusan de contener otras, incluso cancerígenas, como las nitrosaminas, según la Agencia de Drogas y Alimentos estadounidense (la FDA), que analizó varios de los e-cigarrillos más vendidos. en uno de ellos halló sustancias tóxicas; en otros, más nicotina de la declarada, y en la mayoría, nitrosaminas. De venta libre ya en Europa, Japón y Estados Unidos, la boquilla de los e-cigarrillos contiene un cartucho recargable lleno de propilenglicol y/o glicerina vegetal, nicotina opcional, entre 0 mg y 36 miligramos por mililitro y esencias saborizantes como menta, vainilla o manzana. Cuando el fumador inhala, el flujo de aire es detectado por un sensor, cuyo microprocesador activa un nebulizador que inyecta gotas del líquido en el aire y lo vaporiza. El resultado. una nube de vapor que, al ir mezclada con el propilenglicol, se parece al humo de un cigarro. En vez de de fumar, los e-fumadores hablan de vapear. Al autodefinirse como productos no sanitarios, las agencias reguladoras no se oponen a su existencia siempre que no se atribuyan propiedades sanitarias, como los parches y chicles sustitutivos, que sí han presentado estudios que sustentan las afirmaciones que llevan en sus etiquetas y prospectos. De hecho, algunos e-cigarrillos se habían anunciado como recomendados por la Organización Mundial de la Salud para dejar de fumar y la propia OMS publicó una nota desmintiéndolo. Sus detractores también señalan que son caros. cuesta más de 50 euros y las recargas, entre 6 y 8.   e.f.

¿CÓMO FUNCIONA?Cuando el usuario inhala el vaporizador, la batería establece contacto entre los polos positivo y negativo situados dentro del armazón metálico del cigarrillo, lo que lleva a la producción del vapor. Este, prácticamente inodoro, se disipa en

El aire rápidamente tras ser exhalado.

1. Batería. La mayor parte de los kits viene con dos de litio recargables de 3,7 voltios. La batería es la que carga el atomizador para producir el vapor.2. Sensor de presión/control de voltaje.3. Conector eléctrico.4. Cables positivo y negativo.5. Emboque de cerámica.6. Espiral de calentamiento.7. Cúpula de malla metálica. Los vapores se producen al inhalar.8. Cartucho. Contiene el líquido, que viene con distintos sabores.9. Luz led. Se ilumina al ser inhalado y simula un cigarrillo encendido.También informa de si la batería funciona o está a bajo nivel.