No hay escena más habitual en un conflicto armado que la del soldado o el insurgente asomándose a una esquina para disparar arriesgándose a recibir un disparo. Así que alguien tenía que pensar en solucionar ese riesgo. Y han sido unos israelíes. Ellos han creado el Corner Shot, que combina un cañón de barra pivotante con una mira de vídeo que permite disparar a un objetivo a la vuelta de una esquina sin exponerse. En su última versión (mostrada en Pekín), la Corner Shot se ensambla con una amplia gama de armas. pistolas de 9 mm, M16, lanzagranadas Sus creadores le ven un gran potencial en operaciones antiterroristas.   e.f.