Coleccionistas, galeristas y artistas forman un círculo cerrado y oscuro. sobre él Ponemos el foco

Los galeristasSon los amos del mercado y, a veces, tan míticos como los artistas a los que representan. Pero la competencia se está haciendo cada vez más dura, porque las grandes galerías ya operan a nivel mundial. La nómina de galeristas estrella dedicados a artistas contemporáneos la componen Larry Gagosian (Nueva York, París, Los Ángeles), Jay Jopling (Londres, Hong Kong, São Paulo), Thaddaeus Ropac (París, Salzburgo), Marian Goodman (Nueva York, París), Monika Sprüth (Berlín) y Philomene Magers (Londres).

Larry Gagosian Estadounidense, de 67 años. De la mano de los genios del pop art y el expresionismo abstracto hizo de su galería un imperio internacional. Empezó en 1967 en Los Ángeles y ya tiene diez sedes en todo el mundo. Sus grandes negocios (y apuestas) hoy pasan por Rusia.

Jay JoplingHijo de un exministro de Margaret Thatcher, este británico de 49 años empezó vendiendo extintores, pero ya tiene en Londres tres sedes de su galería, White Cube, tras apostar ya en 1993 por artistas provocadores como su amigo Damien Hirst o Tracey Emin.

mMrian Goodman Esta neoyorquina abrió su galería homónima en 1977 y supo ver, hace décadas, el potencial de Gerhard Richter -el artista vivo más cotizado, con cuadros de hasta 34 millones de dólares-. Su galería también lleva a los españoles Cristina Iglesias y al ya fallecido Juan Muñoz.

Los coleccionistasDos tipos componen este grupo. los inversores, personas o grupos que, tras el hundimiento de los mercados y el sector inmobiliario, esperan seguir sacando rédito a su dinero inviertiendo en arte; y los coleccionistas, que no desprecian el valor material de las piezas, pero a los que también les gusta adornarse con el halo que aporta su posesión. Se consideran a sí mismos mecenas, forman parte de patronatos e instituciones y levantan sus propios museos. Para ellos, lo importante es el arte y ellos mismos.

Eli Broad De origen humilde, este empresario inmobiliario de 79 años es uno de los más ricos del mundo. Empezó a coleccionar arte en 1973. Al quedarse sin paredes en su casa, en 1984 creó la Broad Art Foundation. Hoy tiene un museo en Los Ángeles y más de dos mil piezas.

François Pinault Veterano de la guerra de Argelia, este francés de 76 años lidera uno de los imperios del lujo. PPR (Gucci, Balenciaga, Yves Saint Laurent, Puma, Christie’s, FNAC ). Casado con Maryvonne Campbell, marchante de arte, tiene una de las cinco colecciones más

Victor Pinchuk Ucraniano de 51 años, se enriqueció en el sector metalúrgico de la antigua URSS. Amigo de Elton John y Bill Clinton, es un gran comprador de arte contemporáneo. Hirst y Koons van incluso a visitarlo a Kiev. Está casado con la hija del

Las estrellasEl mercado del arte es un star system y, a la vez, un intrincado laberinto que la revista alemana Der Spiegel se ha atrevido a desbrozar. En un gráfico de lo más aclaratorio, la publicación ha desvelado quiénes son los artistas contemporáneos más cotizados del momento, cuáles de sus obras han alcanzado las cifras más altas en las últimas subastas y también quiénes son sus galeristas, los responsables en gran parte de sus triunfos. Esos éxitos se miden en millones de dólares, como los más de 5 que una obra de Georg Baselitz logró en la última puja en Sotheby’s, celebrada en noviembre, y en la que leyendas como Ritchter o Koons colocaron piezas por encima de 30 millones. Entre esa subasta y otra celebrada en Christie’s esa misma semana, los coleccionistas se gastaron casi mil millones de dólares en arte contemporáneo. Un boom que se explica por la confluencia en el mercado de obras de calidad y del dinero procedente de las nuevas fortunas de países emergentes, que prefieren invertir en arte antes que en acciones.

LAS OBRAS MÁS COTIZADAS EN SUBASTAS DE ARTISTAS VIVOS DESDE 2010 (Ver pdf)

VOLUMEN DE NEGOCIO EN LAS SUBASTAS DE ARTE (Ver pdf)