El Parque Yasuní (en Ecuador) es una de las zonas con mayor biodiversidad de la Tierra y, como el resto del Amazonas, con una de las mayores muestras de mariposas del mundo. Estas del Yasuní, ya adultas, han reemplazado sus mandíbulas de cuando eran orugas por una estructura larga y similar a un tubo, la probóscide, con la que succionan sus alimentos. Pero no solo el néctar de las flores, también succionan las lágrimas de las tortugas. ¿Por qué? Porque son ricas en minerales que las ayudan a reproducirse. La tortuga, a cambio, recibe una esmerada limpieza de ojos. ¦ e.f.