Desde que en 1974 se descubrieron sus famosos guerreros de terracota, Xi’an es un famoso destino turístico en China. Con ocho millones de habitantes, la ciudad está situada en una llanura fértil, célebre en la antigüedad por la confluencia de ocho ríos. Varios de ellos, como el Behe, están hoy alarmantemente contaminados. Aunque algunos, necesitados hasta el extremo, no dudan en pescar en él su comida para sobrevivir. Eso sí. atrayéndolos con pequeñas descargas eléctricas para poder localizarlos. Si no, imposible verlos. Este año, el Gobierno local iniciará tareas de saneamiento en estos ríos que, dice, acabarán en 2020. Habrá que verlo. ¦ e.f